SAN MIGUEL ARCÁNGEL

El adulterio es un pecado mortal y no tiene nada que ver con el amor