ADELANTE LA FE

Cuando la ideología de género ha trasvasado todo límite

Un caso de “transexualidad con transedad” que impacta en el Derecho de Familia

 Nos informan las agencias de noticias de internet, que Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de ‘transformarse’ en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado.

  • Una familia lo adopta y lo cuida como a un hijo más… de 56 años (los que tiene ahora biológicamente), aunque él dice tener 6.
  • Se trata de una nueva vuelta de tuerca en la ideología de género: de la transexualidad a la ‘transedad’.
  • Esta ‘edificante’ noticia confirma que la ideología de género pretende destruir la familia, como ha hecho este hombre con la suya.

Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de transformarse en mujer, se llamaba Pablo y estaba casadoA los 46 años de edad, Wolscht abandonó a su esposa y sus siete hijos para vivir lo que considera su vida “verdadera”, informa El Español.

Recapitulemos y vayamos despacio: un señor de 46 años, casado y con siete hijos “descubrió” que en realidad quiere ser mujer, lo que lamentablemente no es tan ya poco visto. Pero con un plus, se siente una niña de seis años y se viste como tal. Es tan grosera la foto y produce tanto estupor y lástima que nosotros preferimos en este artículo no copiarla para centrarnos en los argumentos y no en las imágenes, aunque éstas valgan más que mil palabras.

No entraremos en el “circo” mediático buscado por los promotores de loa satánica ideología de género porque es justamente lo que ella pretende.

Esto es justificar que un hombre de 46 años con siete hijos y una esposa que ahora se siente niña, pues decididamente pueda serlo en forma totalmente irresponsable y artificial.

Queremos creer que este sujeto tiene serios trastornos síquicos porque de sólo pensar que no los tiene se nos pone la piel gallina. Y que debería de recibir tratamiento siquiátrico en una clínica.

Porque pensar que la realidad es lo que uno siente o desea es mostrar que no se está en su sano juicio.

En las redes sociales escribíamos hace poco, que habrá que irse a acostumbrando, lamentablemente,  a estos brulotes alentados por la industria del relativismo moral y de la ideologia de género.

Que será de esa esposa y de sus siete hijos pequeños cuando deban admitir que su esposo y padre es “hermana” de los chicos de la familia que lo adoptó e “hija” de la madre de sus “hermanos”. Que pensarán su ex esposa y sus siete hijos. Que daño le ha producido a los mismos? Claro que a este señor seguramente que no le importa un ràbano!!!

Es por el absurdo que hay que concluir que estos shows mediáticos son armados con la clara finalidad de apuntar a lo que se llama la reingeniería social antinatural y que analizamos antes que ahora (2)

Y es un movimiento corruptor de menores y violatorio de los derechos de la patria potestad y de la tutela de los representantes legales, en el caso de las situaciones transgénero de menores de edad, pero también de violación de la laicidad de la educación, prevista en la Constitución de los Estados, cuando se enseña a los educandos que esto es natural y hasta bueno. Hay que decirlo bien fuerte y exigir a que los gobiernos actúen en consecuencia, porque somos ciudadanos responsables y pagamos nuestros impuestos. Por tanto tenemos derecho a exigir y luego en la próxima elección negar nuestro voto a los legisladores y gobernantes que apañaron esta clara transgresión a la ley moral natural, además del más elemental sentido común.

Por Carlos Alvarez Cozzi