SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Cuánto amor y paciencia se necesitan para llegar hasta aquí

Sé que el camino del matrimonio es difícil, hay años buenos y hay años malos, ¡PERO VALE LA PENA!

Un matrimonio es una promesa ante DIOS, QUE EL HOMBRE, SEA QUIEN SEA, NO PUDE ROMPER. DIOS LO QUISO ASÍ. Podrás irte de casa y decir esta ya no es mi esposa, este ya no es mi esposo, pero la verdad es que ANTE DIOS SIEMPRE LO SERÁS, HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE. El matrimonio es indisoluble.

Pero el Demonio nuestro antiguo enemigo, (y también los hombres enemigos de Dios) quiere que rompas esa promesa (cuantas trampas ya de seguro te ha puesto, verdad), pues el destruyo por orgullo su relación conDIOS, y hoy sufre en el infierno por esa infidelidad, y él quiere que también tu hagas lo mismo, por que odia que ames a tu esposa, odia que ames a tu esposo, pero sobre todo odia que AMBOS AMEN A DIOS CUMPLIENDO DÍA A DÍA ESA PROMESA QUE FORMULARON ANTE ÉL, PUES PARA SER FIEL A TU MATRIMONIO PRIMERO DEBES SER FIEL A DIOS, Y A ESA PROMESA, QUE TALVES YA LO HAS OLVIDADO, PERO EL SEÑOR TIENE BUENA MEMORIA, EL SIEMPRE TE LA RECORDARÁ EN LA CONCIENCIA.

Un amor fuerte y duradero se hace día a día, cuantas cosas por soportar, cuantas cosas por perdonar, cuantas batallas por pelear, y cuanto dolor, mucho dolor, verdad. PERO CUANDO SE LO HACE POR AMOR A DIOS. Eso pone bálsamo en el corazón y miel en los labios. Y la pesada Cruz de la cual tanto te quejas, ya deja de ser tan pesada. Y dime en el secreto de tu alma, bendita Cruz, verdad.

Bueno, matrimonios CATÓLICOS, tan sólo son simples palabras. Pero díganme ¿Miento o digo la verdad? En tu corazón está la respuesta. Y en esta imagen que te presento para que lo medites. Pues una imagen dicen muchas veces, más que mil palabras. El SEÑOR HABLA CON TODA SUAVIDAD AL CORAZÓN DE CADA ESPOSO Y CADA Y ESPOSA, Y A TI QUE TE DICE…LO ESCUCHAS…

JOSÉ Y MARÍA BENDIGAN A LOS MATRIMONIOS PARA QUE CUMPLAN ESA PROMESA QUE ALGUNA VES HICERON EN EL ALTAR, ANTE LA PRESENCIA DE DIOS, DE SU SAGRADO MINISTRO (EL SACERDOTE), Y ANTE LA MISMA SOCIEDAD. PARA QUE JAMÁS LA ROMPAN.

por NICKY PÍO.