RORATE CÆLI

Entrevista al Cardenal Burke:  dubia sobre Amoris Laetitia, 10 años de Summorum, Fátima, y más

TV Libertés (Terres de Misión / Jean-Pierre Maugendre)

Vía Infocatho (Marie Ordioni)

20 de junio de 2017

***

Durante su reciente estancia en Francia, el Cardenal Burke dio una entrevista exclusiva a TV Libertés. Hemos transcrito los puntos principales:

***

El Cardenal estuvo en Francia para la peregrinación de Chartres.  Celebró la Misa al cierre de la peregrinación el lunes en la Catedral de Chartres.

Dijo que estaba muy impresionado por su visita al campamento y su encuentro con todos los que se ponían al servicio de los peregrinos.  Recordó que las peregrinaciones, que existían incluso en el Antiguo Testamento, fueron emprendidas en la Iglesia primitiva y practicadas por Cristo mismo. También subrayó la importancia de hacer peregrinaciones hoy en día, de dejar atrás las circunstancias de nuestra existencia cotidiana para ir en oración y penitencia a un lugar santo para redescubrir lo sobrenatural en nuestras vidas. La peregrinación de Chartres, centrada en la Sagrada Liturgia, la expresión más plena y más grande de nuestra vida en Cristo, se está volviendo cada vez más atractiva y el número de participantes se incrementará en los años venideros.

Un mes antes, el Cardenal estuvo en Fátima para la canonización de Jacinta y Francisco. “Las apariciones de Fátima son muy relevantes porque la Madre de Dios, cuando apareció en Fátima en 1917, abordó los problemas del mundo moderno: la secularización, el ateísmo, el materialismo, en particular bajo la forma política del comunismo. Lamentablemente, esta situación no ha cambiado y hoy nos enfrentamos a una forma particularmente virulenta de secularización en el mundo y también dentro de la Iglesia. El llamado del Corazón Inmaculado de María a hacer penitencia y seguir el plan de Dios es aún más relevante hoy que en el momento de las apariciones. Es un llamamiento, un mensaje para la Iglesia”.

Respecto a los escritos de Sor Lucia, quien explicó que la batalla final se centrará en la familia: “Sí, Sor Lucia escribió al Cardenal Caffara, entonces Mgr. Caffara, el primer presidente del Instituto de Estudios sobre Matrimonio y Familia de Juan Pablo II. Había pedido oraciones a la Hermana Lucía por los muchos problemas a los que se enfrentaba en los primeros días del Instituto. Sor Lucia le escribió, afirmando que el ataque del maligno en la Iglesia será contra la familia. En nuestro tiempo, Satanás ha atacado al mundo -e incluso a la Iglesia- con errores relacionados con la familia y la rebelión contra la unión del hombre y la mujer en el matrimonio que constituye la familia. Debemos reconocer este desafío y luchar para salvar a la familia en la forma original en la que Dios la creó al comienzo del mundo”.

El Cardenal Burke (y el Obispo Schneider) han mencionado ambos los beneficios que una Consagración oficial de Rusia al Corazón Doloroso e Inmaculado de María traería a la Iglesia. Sobre este tema, explica: “No estoy cuestionando el hecho de que en 1984, San Juan Pablo II consagró al mundo entero, incluyendo a Rusia, al Inmaculado Corazón de María. Pero creo que en el momento actual, en el que Rusia sigue siendo un poder político importante en el mundo, mientras que ha pasado por una cierta conversión del comunismo a una forma más cristiana de gobierno, es más importante ahora hacer una consagración específica de Rusia a su Inmaculado Corazón, como la Madre de Dios lo pidió en Fátima “.

También habló del 10º Aniversario del Motu proprio Summorum Pontificum, que autorizó la celebración de la forma extraordinaria del rito romano: “El Motu proprio respondió a una situación tras el Concilio Vaticano II donde la reforma litúrgica deseada por los Padres conciliares fue falsamente interpretada. Según esta falsa interpretación, la nueva forma de la Sagrada Liturgia debe ser completamente diferente de la forma de la Sagrada Liturgia adoptada a lo largo de los siglos. Esto es una contradicción, porque la Sagrada Liturgia es orgánica, transmitida a lo largo de los siglos por la tradición apostólica. Así, el Motu proprio nos ha dado la posibilidad de restablecer la unidad en la forma de la Sagrada Liturgia para enfatizar la realidad inmutable de Jesús presente entre nosotros. Pienso que la celebración de la forma extraordinaria va a aumentar, porque en todas mis visitas veo a muchos jóvenes que están apegados a la forma extraordinaria de la Misa. Lo que les atrae es la santidad de este rito. La liturgia es, después de todo, una acción de Dios mismo: Jesús, sentado en gloria a la derecha del Padre, baja al altar para estar presente una vez más en Su sacrificio. La forma extraordinaria es más obviamente santa. Los jóvenes, las familias jóvenes, se sienten muy atraídos por la forma extraordinaria. ¡No estoy diciendo que la forma ordinaria no es santa! Ciertamente lo es, pero la reforma ha desnudado en cierto sentido la forma del rito y ha hecho que esta santidad sea menos visible”.

El último tema que se exploró en la entrevista fue la Dubia, las preguntas sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia y en particular el artículo 8, dirigida el pasado otoño al Santo Padre junto con los cardenales Brandmüller, Caffara y Meisner: “Estas preguntas son muy importantes, ya que posterior a la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, ha habido gran confusión en la Iglesia, confusión entre los fieles, entre los sacerdotes, entre los obispos. Esta confusión es extremadamente grave porque afecta la salvación de las almas. Para las personas casadas, el sacramento del matrimonio está ligado a la salvación eterna. Para la Iglesia, el matrimonio es la piedra angular de la vida de la Iglesia y de la sociedad.  Esta confusión afecta también a los sacramentos de la Eucaristía y de la Penitencia: las disposiciones necesarias para recibir estos sacramentos no están claras. Por lo tanto, hemos presentado respetuosamente estas preguntas al Santo Padre, para ofrecerle la posibilidad de aclarar los puntos más importantes de la exhortación post-sinodal. Todavía esperamos una respuesta del Santo Padre, y seguiremos implorando una respuesta para el bien de toda la Iglesia. Esta confusión es difícil, especialmente para los sacerdotes. En mis viajes a varias partes del mundo, los sacerdotes en particular me dicen que es difícil para ellos porque los fieles están pidiendo cosas imposibles. Por ejemplo, una persona que vive en una situación matrimonial irregular pide recibir la Sagrada Comunión sin corregir su situación… Es muy difícil para los sacerdotes. Tengo mucha simpatía y compasión por los sacerdotes que se encuentran en esta situación”.

Para concluir, el Cardenal terminó con un fuerte mensaje de aliento: “La situación en el mundo y en la Iglesia puede conducir a un sentimiento de desánimo. Yo diría “no temáis”, porque el Señor está siempre con nosotros. Cuando nos enfrentamos a desafíos como los de hoy, grandes desafíos, debemos contar aún más con Él, con la oración, la penitencia, pero también con nuestro compromiso de traer la verdad y el amor de Cristo al mundo. Él nunca dejará de responder a nuestras oraciones, a nuestros esfuerzos por evangelizar en estos tiempos”.

(Artículo original. Traducción: Rocío Salas)

RORATE CÆLI

Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos