CATHOLIC FAMILY NEWS

El fraude de Francisco sobre la Iglesia rica y la “Exhortación”

Publicado el 9 de abril de 2016,

Cuáles son los dos aspectos fraudulentos que se nos han escapado de la última Exhortación Apostólica, Amoris Laetitia? ¿Qué hay sobre la supuesta “Iglesia pobre de los pobres” de Francisco? ¿Por qué se permite contradecir a la doctrina católica? – NFC Editor John Vennari- http://www.cfnews.org/

Hola, soy John Vennari para Noticias de la Familia Católica, NFC Medio de Comunicación. Éste es un video espontáneo que estoy haciendo sobre la nueva exhortación de Francisco sobre la alegría del amor. Hay mucho que decir. Hay un punto que quiero hacer notar, sobre el que nadie ha llamado aún la atención. Y es el hecho de que la totalidad de esta exhortación apostólica viene después de dos años de sínodo. Esto es necesariamente un producto de una Iglesia rica, con hombres de la iglesia gastando el dinero como si el mañana no fuera a existir.

Digo esto porque cuando lees al Cardenal Casper y lees al Papa Francisco y a otros, siempre están hablando sobre “una Iglesia pobre para los pobres”. Tenemos que tener una Iglesia pobre para los pobres. Pero este proceso sinodal en su totalidad es cualquier cosa menos una “Iglesia pobre para los pobres”. Sólo imaginen cuánto les costaría a ustedes, si quisieran sostener dos sínodos internacionales con cientos de obispos. Tienen que traerlos por avión, así que esos son más de doscientos pasajes aéreos. Tienen que alimentarlos durante tres semanas. Tienen que alojarlos durante tres semanas.

Esto es sólo el primer sínodo. Luego está el segundo sínodo. Así es que están duplicando el precio de ése. Estamos hablando…. de millones de dólares aquí, y ni siquiera estoy hablando sobre el enorme aparato burocrático que tiene que producir el tonelaje de papel de estos sínodos. Tienen los documentos de trabajo anteriores al sínodo. Tienen todos los envíos por correo, supuestamente para recoger el sentir de lo que la gente está sintiendo y de lo que están pensando, incorporándolo todo. Así es que Humphrey de “Sí, señor Primer Ministro” 1 llamaría a todo este desperdicio “meses de fructífero trabajo”.

Y esto es exactamente lo que es, pero es un desperdicio de dinero. Para producir esto…este documento que es… ¿saben cuántos árboles tuvieron que morir……para producir el papel que todas las personas van a estar imprimiendo? Realmente quiero enviarle al Vaticano una cuenta aquí (n.t.: muestra aquí en el video lo que ha imprimido) por el tóner de la impresora.

Pero, el punto que quiero es….Antes, un papa simplemente escribía una encíclica bajo su propia autoridad. Es decir, era realmente mucho más eficiente en cuanto a costos….simplemente que el Papa supiera lo que estaba haciendo, que conociera su teología, que fuera un verdadero pastor y simplemente que enseñara. Las encíclicas son en realidad mucho más baratas que todo esto.

El punto es que no estamos hablando de una Iglesia pobre para los pobres. Estamos hablando de un fraude gigantesco. Dicen que quieren encargarse de los pobres, pero este proceso sinodal completo es diabólicamente caro. Millones y millones de dólares; pero tienen que entender que el punto real aquí, es el aspecto más importante de todo esto, no es tanto la verdad. Y no es tanto la enseñanza y el proteger a los fieles. El aspecto más importante es la preservación y el avance del proceso sinodal, el proceso sinodal que causa el escándalo público.
Si se acuerdan, en el 2014, de las cosas que se dijeron en este sínodo, la pro-homosexual “relatio intermedia” que fue enviada a la prensa. Ese daño nunca ha sido reparado. ¿Por qué se permite? Porque el diálogo sinodal exige que se discuta sobre todos estos puntos, como dice el Cardenal Baldiseri,”No hay…no hay tabúes, nada está fuera de la discusión, fuera de la mesa.”

Así es que el proceso sinodal que le causa el escándalo a los fieles es en última instancia más importante que el enseñar la verdad, y vemos que el último sínodo, en 2015,….yo estaba allí en ese sínodo,…mi amigo Chris Ferrara y yo, estábamos los dos allí para eso. Y, ¿qué fue lo que vimos? Vimos al Arzobispo Coleridge diciendo públicamente en una conferencia de prensa del Vaticano, y nunca recibió corrección alguno por haberlo dicho, que él piensa que la Iglesia debería deshacerse de términos como “un acto intrínsicamente desordenado”, términos como “adulterio”, términos como….no me puedo acordar del tercero ahora. Eran, acto intrínsicamente desordenado, adultero, ah sí, e indisolubilidad. Porque esto hace que todo sea demasiado blanco y negro, ok. Un escándalo después del otro; tienen al Padre Rosica diciendo que debería haber un lenguaje mucho más inclusivo con respecto a los homosexuales.

Verán, ninguno de los escándalos importa porque todo está justificado en la necesidad de un diálogo sinodal. Y, ¿qué es lo que esto nos da al final? ¿Qué tenemos al final? Bueno, cuando tienen a un Papa como Francisco, quien siempre ha estado al lado de los progresistas, y ha estado empujando este avance de la agenda del Vaticano II, tienen que terminan con esta cosa, que ha causado y que continuará causando escándalo sin fin hasta que venga algún Papa que diga la verdad sobre este documento, que es un fraude, que está lleno de puntos que ningún católico debería aceptar. Especialmente el punto obvio, de abrir la puerta, eso, o que católicos que están divorciados y vueltos a casar, pueden de alguna manera, poder recibir la Eucaristía, debido a su situación en particular, mientras continúan viviendo en el pecado.

Alguien dijo que yo pensaba que el Papa estaba caminando sobre territorio peligroso, terreno peligroso. Es peor que eso. En realidad Francisco ha sembrado minas en la Iglesia a nivel mundial que van a ser pisadas y detonadas por almas que serán destruidas en el proceso. Así es que, hay mucho más que decir, pero mis dos puntos,…el número uno es cuando escuchen, que Francisco quiere una Iglesia pobre para los pobres, este proceso sinodal prueba que es mentira: se gastaron o se fueron millones, de millones, de millones para producir esto…esta cosa. Y segundo, recuerden, la verdad no es la cosa más importante. El proceso sinodal es lo más importante… supuestamente es el bien más importante, y todo tipo de escándalos y todas las declaraciones contrarias a la Fe y que escandalizan a los fieles son permitidos en nombre del diálogo sinodal.

Así es que, son dos puntos de fraude que están mezclados en la hechura de este documento horrendo, y tendremos más que decir en cualquier momento. Soy John Vennari para Noticias de la Familia Católica.

[Traducción de Tina Scislow. Vídeo Edición Kimberley Arguello] [mks_separator style=”solid” height=”5″] 1 Nota del traductor: sir Humphrey es un personaje de la serie británica de   los 80 “Yes, Prime Minister”.

CATHOLIC FAMILY NEWS

Artículos de la web católica Catholic Family News cfnews.org. Traducidos y publicados con autorización del editor.