SAN MIGUEL ARCÁNGEL

La inquisición (esclarecimiento y cotejo)

Primera parte

AL LECTOR: Las páginas qué siguen no constituyen una “historia” de la Inquisición. Aunque se expongan en ellas los elementos principales de la trama histórica del famoso tribunal —su cómo y su porqué—, la finalidad perseguida es simplemente apologética. Entendimos en los artículos de Didascalia —hoy reproducidos en libro— brindar a los lectores de la revista, esto es, principalmente a los profesores de religión y a los alumnos universitarios o de la escuela secundaria, una ayuda y esclarecimiento en las dificultades, con que podían tropezar en manuales, vulgarizaciones históricas, lecturas literarias, etc., respecto a tan ardua e interesante como, en general, científicamente desconocida materia.

Con lo dicho se indica que estas cuartillas no se enderezan a especialistas, ni tienen pretensiones magistrales.

Las dijimos una, “apología” pero esto ha de entenderse despojado de cuanto de parcial, tendencioso o banderizo puede llevar anejo tal palabra en el lenguaje corriente. Basados en los autores mejor informados, pretendimos hacer un estudio serio y sereno. Más que ensayar una defensa o exaltación absoluta de la Inquisición, quisimos esbozar su “explicación” o defensa relativa, es decir, la que surge espontáneamente del estudio de las circunstancias de tiempo y ambiente en que se produjo este fenómeno histórico, y de la comparación con las otras instituciones de igual o parecido carácter. A estas finalidades precisas obedecen la elección de los temas y la insistencia sobre el lado luminoso de la Inquisición. Mucho tiene asimismo valor de argumento “ad hominem” contra protestantes, racionalistas, librepensadores, liberales y otros denigradores sistemáticos del Santo Tribunal. De allí también la alusión frecuente a lo contemporáneo.

Cuanto antecede está contenido, a nuestro entender, en el subtítulo de la obra “Esclarecimiento y cotejo”. Creímos, sin embargo, nuestro deber explicarlo más extensamente para evitar todo equívoco e impedir se le exijan a estas páginas lo que ellas no pretenden dar.

Recopilación de artículos periódicos, el volumen tiene, sin duda, los defectos propios de tal género de publicaciones: algunas repeticiones, no orden rígido de cuestiones, desproporción relativa de sus capítulos y un tanto por ciento de contorno y aderezo literario u oratorio. Pedimos por ellos la benévola consideración del lector.

Aunque, por lo regular, en nuestro ambiente suele entenderse antonomásticamente por Inquisición a la española, hemos tratado en estas páginas también de la Inquisición medieval, ya porque ésta sirvió de inspiración y precedente a aquélla, ya sobre todo, porque, habiendo sido comunes en general los principios, procedimientos y penas, son comunes las acusaciones y había de ser común la defensa. No nos hemos ocupado, en cambio, “ex professo” de la Inquisición Romana o Santo Oficio, aunque lo más de lo escrito puede valer también para ella, porque no se la suele atacar en conjunto sino más bien en algunos de sus procesos (Giordano Bruno, Galileo, etc.), que, Dios mediante, han de ser objeto de otros escritos.

Para completar la obra, hemos añadido —amén de algunos retoques y ampliaciones— una introducción ideológica someros datos sobre el origen y desarrollo de la Inquisición, y una breve bibliografía.

Esperamos en Dios que esta colección de artículos resulte una popularización —¡no una vulgarización!—, que sea de provecho a cuantos, sin ocios para estudios especializados, quieran tener una información seria e imparcial sobre el tema tan debatido del Santo Tribunal de la Inquisición.

Tomás Barutta S. D. B.

Editorial “APIS” Rosario (Rep. Argentina) Año 1958

San Miguel Arcángel

Artículos del Blog San Miguel Arcángel publicados con permiso del autor