ADELANTE LA FE

La portavoz de Hazte Oír a Adelante la Fe: “Que los españoles de bien no sean ciudadanos de segunda”

La dictadura del relativismo, auspiciada por los poderes ocultos del nuevo orden mundial impone como un rodillo sus venenosas ideologías. Su objetivo socavar los cimientos de la civilización  cristiana, haciendo añicos los mismos fundamentos de la ley natural y pulverizando toda moral y toda ética. La ideología de género es unas de sus armas más poderosas para degenerar la sociedad pervirtiendo a los niños y mancillando su inocencia.

Ante este panorama desolador la plataforma HAZTE OÍR realizó una campaña muy valiente combatiendo esta ideología degenerada. La misma ha encontrado mucha oposición en los sectores más liberales e izquierdistas de la sociedad española e internacional. En España los partidos con representación política, han reaccionado con una enorme contundencia contra esta campaña informativa. Ello evidencia el enorme distanciamiento entre la clase política y la sociedad española, que ha respaldado la libertad de los católicos, tal y como han reflejado las encuestas en medios de las más diversa ideología.

Y por desgracia esta valiente protesta ciudadana ha sido recibida con gran tibieza, cuando no oposición, por parte de la mayoría de obispos españoles, que son los primeros que deberían oponerse con firmeza a estas monstruosidades.

Teresa García-Noblejas es licenciada en Geografía e Historia y máster en Bioética, ha sido editora de Ciencias Sociales y contertulia en el programa La Linterna de la Iglesia de la cadena COPE. Como portavoz oficial de HAZTE OÍR habla sobre toda la polémica para ADELANTE LA FE.

¿Por qué decidieron hacer la campaña contra la aberrante ideología de género que fomenta la transexualidad en los niños?

Estrictamente, nuestra campaña es por la libertad de educación. En primer lugar la libertad de los padres para educar a sus hijos, en segundo lugar la de los centros para formar a las nuevas generaciones. Y ciertamente, nos oponemos a la imposición totalitaria de la ideología de género porque es una deconstrucción de la naturaleza humana que, además, se está convirtiendo en una verdadera dictadura de la que no se puede discrepar.

¿Esperaban esta rabiosa hostilidad hacia la misma por parte de los sectores izquierdistas y liberales?

Pues la verdad es que no esperábamos tanta hostilidad. Pero está claro que hemos ‘pinchado en hueso’ y HazteOir.org se ha enfrentado a un poder ideológico que parecía intocable y que claramente es totalitario y no admite disidencias. Fruto de esa hostilidad son los insultos y las amenazas de muerte que estamos recibiendo en redes sociales, por correo electrónico y por teléfono.

¿Ha recibido las muestras apoyo del sector conservador y eclesiástico que esperaba?

Cuando iniciamos esta campaña no buscábamos el apoyo explícito de ningún sector o persona en particular. El objetivo era y es informar a la sociedad en general, muy especialmente a los padres de familia. Primero, que conozcan lo que está pasando. Segundo, que se movilicen en defensa de sus derechos fundamentales y los de sus hijos. Los apoyos han venido de personas de todas las edades y creencias, católicos y no católicos. Podemos decir que hemos recibido el apoyo de la gente desde el sentido común.

¿Cómo valora el eco internacional que ha tenido, llegando hasta la misma hija de Hillary Clinton?

Lo valoramos muy positivamente, claro. Percibimos que muchísimas personas, en todo el mundo, están sufriendo la ofensiva de la ideología de género, promovida por grupos de activistas, gobiernos e instituciones supranacionales. Y han visto en la campaña de HazteOir.org una respuesta audaz y valiente que todo el mundo entiende y que muchos comparten. El eco que ha tenido #ElBusDeLaLibertad, inicialmente llamado #ElBusQueNoMiente, en los medios de todo el mundo ha provocado reacciones en los partidarios de la ideología de género y entusiasmo en miles de personas que se han sentido identificadas con nosotros.

¿Es síntoma de un sociedad enferma que se pongan en duda las cosas más evidentes negando la misma ley natural?

Afortunadamente, todavía existe una buena parte de la sociedad sana. Lo que existe es una enorme propaganda de los ideólogos de género y minorías muy activas, con representación política, que han logrado desinformar a la sociedad y cuestionar incluso datos científicos absolutamente evidentes. Esta labor, convenientemente apoyada por numerosos medios de comunicación y apoyada por partidos e instituciones públicas, ha dado su fruto y se ha introducido en las leyes y de ahí a la educación y a las relaciones familiares.

¿Cómo valora el hecho de que les acusen de odio los mismos que aplauden la horrible blasfemia de Canarias?

La campaña informativa de HazteOir.org ha puesto en evidencia que, en la España actual, hay ciudadanos de primera y de segunda. Entre los ciudadanos de primera, a los que se les aplaude y absuelve, estarían los autores de la farsa blasfema en Canarias, la concejala del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, etcétera. Entre los ciudadanos de segunda nos encontramos los que nos rebelamos frente a las imposiciones ideológicas y somos denunciados, insultados y amenazados por disentir de lo políticamente correcto.

¿Van a tomar medidas legales contra estos sangrantes atropellos a la religión católica?

A través de MasLibres.org, la plataforma de HazteOir.org para la defensa y la promoción de la libertad religiosa, hemos promovido protestas y denunciado la persecución a los cristianos en España y en otros países. En el caso del carnaval de Canarias hay otras asociaciones que han anunciado medidas legales. En todo caso, HazteOir.org a través de su diario digital, Actuall, contribuye a investigar y denunciar casos como el de Canarias.

¿Tienen miedo a represalias más duras como cárcel o ilegalización de la plataforma?

El miedo es un sentimiento humano y a nadie le agrada recibir insultos y amenazas de muerte como está sucediendo con nuestro presidente, Ignacio Arsuaga, y otros miembros de HazteOir.org. Los partidos con representación política, además, han reaccionado con una enorme contundencia contra nuestra campaña informativa. Sin embargo, también percibimos el apoyo de muchísimas personas de España y de otros países. Sería una enorme torpeza, por parte de nuestros actuales gobernantes, adoptar represalias contra una asociación civil legalizada en un país que se dice democrático. Además, la repercusión internacional de la campaña dejaría en muy mal lugar a las autoridades españolas prohibir actuar a los ciudadanos organizados. Aunque, desde luego, vista la reacción que han tenido por poner en circulación un autobús, todo es posible…

¿Hasta que punto están dispuestos a resistir y a jugarse todo por la causa?

Creemos que aquello por lo que luchamos, es decir las libertades, la familia y el derecho a la vida, son los suficientemente importantes para no dejarse amedrentar y dar la batalla sumando a mucha gente a nuestra causa. No calculamos tanto el coste-beneficio como la grandeza de la misión que tenemos por delante y la cantidad de personas que confían en nosotros.

¿Qué mensaje daría a la sociedad española ante esta creciente persecución a la Fe?

El mensaje principal sería que no se resignen a ser ciudadanos de segunda y que se hagan presentes, de forma activa, en la vida pública sin renunciar a sus convicciones. En una sociedad que se dice ‘pluralista y democrática’ nadie puede ser relegado o considerado de segunda categoría por ser creyente.

Javier Navascués

Javier Navascués

Ha trabajado como redactor en el Periodico de Aragón y Canal 44 de Zaragoza y como locutor y guionista en diferentes medios católicos como NSE, EWTN, Radio María etc…y últimamente en Agnus Dei.