ADELANTE LA FE

Nos da miedo disgustar al mundo

El respeto humano con frecuencia atenaza nuestra vida cristiana y seguimiento de Cristo. Es una forma de proceder (acción u omisión) en la que, en vez de buscar la verdad de Cristo y hacer su voluntad la persona se deja llevar por la preocupación de como otros reaccionarán. Es una actitud reprensible.

Padre Custodio Ballester

Párroco de La Inmaculada Concepción y vecino de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona, España)