CATHOLIC FAMILY NEWS

Último soldado cristero muere a los 103 años de edad

Juan Daniel Macías Villegas comenzó a luchar contra la persecución anticatólica en México a los 13 años.

CIUDAD DE MEXICO – El último soldado superviviente conocido de la Guerra cristera, Juan Daniel Macías Villegas, murió el mes pasado en su ciudad natal de San Julián, México. Tenía 103 años.

El fotoperiodista mexicano Alejandro Moreno Merino dijo a CNA que los ritos funerarios de Macías tuvieron lugar en San José de la iglesia, con la asistencia de sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos nietos.

Los asistentes caminaron en procesión casi dos millas al cementerio al lado de la “Guardia Nacional Cristera”, una organización católica que busca preservar la memoria de los mártires que murieron durante la persecución religiosa en México a principios del siglo 20.

La Guerra Cristera de México fue provocada por la legislación anticlerical que dictó el presidente mexicano Elías Calles en 1926.

Las leyes prohibieron las órdenes religiosas, privaron a la Iglesia de los derechos de propiedad y se les negó a los sacerdotes libertades civiles, incluido el derecho a juicio por jurado y el derecho al voto.

A medida que aumentaron las restricciones a la libertad religiosa, los católicos podían ser multados o encarcelados por enseñar la doctrina católica, vestir ropas clericales, reunirse después de que sus conventos fueron disueltos y promover una vida religiosa o celebrar servicios religiosos en lugares no religiosos.

La persecución se hizo tan intensa que miles de católicos comenzaron a resistirse contundentemente, luchando bajo la consigna y la bandera de “Cristo Rey”.

Macías fue uno de los que lucharon por la persecución. Nacido el 21 de julio de 1912, en un pueblo llamado Rancho de los Palos Verdes, fue bautizado por un sacerdote llamado Padre Narciso Elizondo, el mismo que años más tarde lo bendijo cuando él se levantó en armas.

Cuando tenía 13 años de edad, comenzó a luchar con los “Cristeros”, bajo las órdenes del famoso General Victoriano Ramírez, y era parte de su escuadrón llamado “los Dragones de El Catorce[1]. Participó en varias campañas en el área de Jalisco y Guanajuato tierras altas y en la segunda campaña cristera (1935-1937) bajo el mando de Lauro Rocha.

Después de la guerra, Macías vivió en la comunidad rural de San Julián hasta el día en que murió. Esta zona produce leche y cría ganado y también fue el primer pueblo en tomar las armas el 1 de enero de 1927, en contra de las leyes represivas del gobierno de la época.

[Traducido por Rocío Salas. Artículo original.]

[mks_separator style=”solid” height=”5″ ]

[1] General Victoriano Ramírez López, alias «el Catorce», fue un general cristero. Nació a finales del Siglo XIX, en San Miguel el Alto; falleció el 17 de marzo de 1929, en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, víctima de una traición. Victoriano Ramírez fue una persona muy aventurera que gozaba de gran popularidad. Se cuenta que tras escapar de la cárcel de San Miguel el Alto, donde esperaba la instrucción de un proceso por homicidio en riña, salió un destacamento de catorce hombres armados a buscarlo por el cerro. Obligado a combatir con sus perseguidores, el prófugo se hizo fuerte entre los riscos de una quebrada y tras un largo tiroteo acabó con todos sus adversarios. Cuando estuvo seguro de su victoria, salió al campo y recogió las catorce armas de sus víctimas y a través de un mensajero se las envió al jefe de las armas de San Miguel, junto con un recado donde le recomendaba que “no le enviase a buscar con tan poca gente”.

 

CATHOLIC FAMILY NEWS

Artículos de la web católica Catholic Family News cfnews.org. Traducidos y publicados con autorización del editor.