fbpx

Padre J.M Rodríguez de la Rosa

Avatar
368 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Queridos hermanos, es necesario, ineludiblemente, la purificación activa de los sentidos, que es obra del alma. Con ayuda de la gracia, de la vida de oración, de los  sacramentos el alma ha de operar tal purificación de sus sentidos,...
Queridos hermanos, bien puede proponerse a Santa Francisca, viuda, como modelo de virtud a todas las mujeres católicas de cualquier estado y condición. Nació en Roma en el año 1384. Apenas nació al mundo cuando se conoció bien que...
El Señor se turbó. Queridos hermanos, Nuestro Señor Jesucristo no abandona a ninguna de sus ovejas, únicamente ellas se pierden a sí mismas, negándose a ser “encontradas” por el Buen Pastor. El alma tiene libertad para perderse eternamente. Es el...
Porque ha hecho en mí maravillas el Poderoso, cuyo nombre es santo. Lc. 1, 49. Queridos hermanos, este es el tercer título que la Santísima Virgen alega para glorificar a Dios. Tuvo presente las maravillas que Dios había obrado en...
Queridos hermanos, toda la ciencia del cristiano se comprende en estas palabras del Señor: Esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, único Dios verdadero y a tu enviado Jesucristo (Jn. 17, 3). Por ello el celo...
Queridos hermanos, meditando en la Sagrada Pasión, siendo todos los momentos de pavoroso dolor e inmenso por el Amor de Dios, encuentro uno especial, poco meditado, me refiero el momento en que Nuestro Señor, con la espalda abierta por...
Apártate, satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás y a Él sólo darás culto. Mt. 4, 10. Poder de la Palabra de Dios. Queridos hermanos, satanás es vencido por el poder de las Sagradas Escrituras. Nuestro Señor Jesucristo esconde...
Así se cumplieron los días de la purificación, conforme a la Ley de Moisés, le llevaron a Jerusalén para presentarle al Señor, según está escrito en la Ley del Señor que todo varón primogénito sea consagrado al Señor, y...
Queridos hermanos, es conocido que el Santo Cura de Ars, San Juan María Vianney, después de poner ligeras penitencias a sus penitentes, hacía severas penitencias por ellos, se sacrificaba por sus almas. Es decir, el sacerdote, el pastor, sacrificándose...
Queridos hermanos, en el artículo  precedente nos hemos preguntado si era posible el enamoramiento del alma del Señor, y hemos respondido que era posible, y que todo dependía de la propia alma, de su verdadera y decisiva actitud de...

Últimos artículos