• Cuando las catedrales daban gloria a Dios

    Queridos hermanos, las hermosas catedrales que nos ha legado la tradición de la Iglesia son testigo mudo de la gloria con que el hombre quería dar a Dios. Se construían sabiendo lo que hacían sus constructores: una obra con toda la magnificencia humana para la gloria...
  • Mi Misa en el silencio de la madrugada

    Queridos hermanos, hoy he oficiado mi Santa Misa  muy temprano, no se oía aún el ajetreo de los madrugadores que van a trabajar, ni el ruido del motor de los coches. El silencio lo llenaba absolutamente todo. Hasta ahora nunca había oficiado con tan gran silencio,...
  • ¿Quién de vosotros me argüirá de pecado?

    ¿Quién de vosotros me argüirá de pecado? Jn. 8, 46. Nuestro Señor Jesucristo. Queridos hermanos, dice el profeta Isaías (11, 1-3): “Y brotará un retoño del tronco de Jesé, y retoñará de sus raíces un vástago. Sobre el que reposará el Espíritu del Señor, espíritu de sabiduría...
  • Jesucristo no dio esa autoridad a Pedro y sus sucesores

    Si me amáis guardaréis mis mandamientos (Jn. 14, 15) El que recibe mis preceptos y los guarda, ése es el que me ama; el que me ama será amado de mi Padre, y yo le amaré y me manifestaré a él (Jn. 14, 21). Si alguno...
  • Ama el latín

    Queridos hermanos, a más de uno les parecerá un despropósito tal propuesta de amar el latín; algo arcaico, me dirán,  que no va con la realidad de los tiempos, propio de quienes viven anclados en el pasado, o más bien de nostálgicos que no se resisten...
  • Hay un “algo” que no llego a entender en el Santo Sacrificio

    Queridos hermanos, estoy pensando que hay un “algo” que se me escapa del Santo Sacrificio de la Misa. Por más que intento oficiarla en santidad, con devoción, atención, minuciosidad en la obediencia a las rúbricas, preparación y acción de gracias; por más que medito en su...
  • El seminario debe ser escuela de oración

    Queridos hermanos, el Seminario debe ser una verdadera escuela de oración, donde los seminaristas se formen, en primer lugar, en las técnicas de la oración, y en segundo lugar, lleguen a ansiar en su corazón la intimidad con el Señor en la oración recogida, silenciosa y...
  • La Santísima Virgen María, Reina de la Hispanidad

    España, unidad de fe y espíritu en América. Queridos hermanos,  la condenada del Concilio de Trento de  la idea protestante de la Justificación, que ponía la salvación del hombre sólo en los méritos de Cristo sin que el hombre pudiera poner nada de su parte, salvó...
  • La sabiduría de seis letras

    Queridos hermanos, el mundo se ríe de la simplicidad y sencillez del justo, porque su sabiduría consiste en ocultar las maquinaciones y miserias de su corazón, usa  doblez en las  palabras, hace creer lo falso por verdadero y lo verdadero por falso. Esa es la prudencia...
  • Señor, enséñanos a orar (X y FINAL)

    María guardaba las Palabras meditándolas en su corazón. Queridos hermanos, no hay mejor definición de lo que es meditar que estas palabras del evangelista Lucas sobre la Santísima Virgen. La meditación nos une a Dios por su Palabra, que es el Verbo, que es Jesucristo mismo,...
  • Nuestra Señora del Rosario

    No se puede dudar que entre todas las oraciones vocales con que honra la Iglesia a la Santísima Virgen, una de las más santas y de las más agradables a Dios es el Santo Rosario, por componerse de las dos oraciones más agradables que hay; a...
  • Señor, enséñanos a orar (IX)

    ANEXO 2º FUNCIÓN DE LAS POTENCIAS: IMAGINACIÓN-ENTENDIMIENTO-VOLUNTAD.   Vamos a profundizar más sobre la función de estas potencias. Imaginación. La imaginación forma parte de nuestra oración mental, especialmente en la oración contemplativa y en la oración de los sentidos; se trata de recrear con la imaginación...
  • Señor, enséñanos a orar (VIII)

    ANEXO 1º. CÓMO RESISTIR LAS TENTACIONES QUE SOBREVIENEN EN LA ORACIÓN. Las distracciones que dificultan meditar pueden proceder de varias causas. En primer lugar, del demonio, por impedirnos del fruto de la meditación. Lo segundo, de la propia imaginación, que es libre y obstinada, variable y...
  • ¡Viva España!

    Queridos hermanos, quien no sienta en su corazón el fuego de la fe católica, es incapaz de comprender las grandezas de nuestra Patria. Se necesita más sentimiento que ciencia para entenderlo, pues las inmortales empresas de nuestros antepasados son de tal grandeza y sublimidad, que no...
  • Señor, enséñanos a orar (VII)

      Queridos hermanos, hemos llegado a la última parte de la oración, donde procede hacer un breve Coloquio, un Examen de cómo fue la oración, y hacer una Reflexión que nos acompañe durante el día para mantener vivo lo meditado, y siga dando frutos en nuestra...
  • Señor, enséñanos a orar (6)

    Queridos hermanos, el método de Aplicación de los sentidos es el tercero, y último,  de los métodos de oración mental de los que hablamos en este  breve curso,  y consiste en aplicar de forma imaginativa  los sentidos  de la vista, oído, olfato, gusto y tacto a...
  • Señor, enséñanos a orar (5)

    SEÑOR, ENSEÑANOS A ORAR (V)   ORACIÓN CONTEMPLATIVA Oración contemplativa. Queridos hermanos, la Oración contemplativa imaginativa, no es contemplación infusa o adquirida, que esto es gracia de Dios elevando el alma e iluminando la inteligencia e inflamando el corazón de fervorosos deseos; la oración de la...
  • Señor, enséñanos a orar (IV)

    Meditación. Método de las Tres potencias. Queridos hermanos, consideramos los siguientes métodos de oración mental: Meditación (denominado Método de las Tres potencias), Contemplación  imaginativa y Aplicación de los sentidos. Empezaremos explicando el método de las Tres potencias (Meditación). En el Breve Esquema de Meditación, el Cuerpo...
  • Señor, enséñanos a orar (III)

    Queridos hermanos, con el Preámbulo ya nos preparamos para la oración, disponemos el alma para ella, la disponemos para el mayor fruto de la meditación. Los pasos del Preámbulo son necesarios para hacer la oración con la paz interior necesaria y la adecuada disposición del ánimo....
  • Señor, enséñanos a orar (II)

    Queridos hermanos, la Preparación para la oración no es una de las partes de menor importancia, todo lo contrario, pues la eficacia de la oración va a depender en gran medida de la Preparación que hagamos. La Preparación tiene por objeto disponer al  alma para la...
  • Señor, enséñanos a orar

    Señor, enséñanos a orar. Lc. 11, 1 Quiero ser santo. Queridos hermanos, muchas son las almas que buscan a Dios sinceramente, y prueba de ello es su asistencia a ejercicios espirituales, charlas de sacerdotes, cursos de oración, visitas a santuarios, lectura de libros, etc., pero es, también,...