Bendiciones parejas homosexuales: y el Opus… a lo suyo

Una vez más, los miembros del Opus se dedican a avalar los dislates papales justificando las bendiciones a parejas homosexuales y a aquellas en situaciones irregulares. Como cabría esperar, hacen el consabido ejercicio de contorsionismo, retorciendo el texto para que encaje con sus interpretaciones, haciéndole decir lo que no quiere decir y ser lo que no es. Con bastante torpeza, como para tranquilizar la conciencia, introducen matices menores para clarificar, manteniendo al mismo tiempo la idea de que todo es impecable, sustentados en la premisa de que Francisco es una especie de «Dios» en la tierra. Esta actitud refleja una clara inversión del razonamiento y la lógica escolástica. Se parte de la premisa, casi deificando a Bergoglio, y desde ahí, se emprende una búsqueda tenaz de argumentos que respalden su papolatría y su ominoso silencio.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

Del mismo autor

Respuesta de Pío XII a la nueva Misa (Novus Ordo)

"se sale del recto camino quien desea devolver al altar su...

Últimos Artículos

«Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco»

I. El Evangelio del pasado Domingo nos presentaba a...

Mater mea, fiducia mea

En Roma, en la capilla del Pontificio Seminario Mayor,...

Acerca de la virtud de la obediencia

Recientemente en una página que se dice católica, leí...