Esto está empezando a ponerse deprimente, incluso inquietante…

Bergoglio nunca se arrodilla frente la Eucaristía durante la Santa Misa. No se arrodilla ni en la adoración eucarística; la imagen de él estando de pie frente al Santísimo Sacramento al final de la procesión de Corpus Domini, en la cual no participó, es inolvidable.

Ahora bien, la apertura de la Puerta Santa durante el comienzo del Jubileo, fue vergonzosa. ¡Miren ustedes lo que pasó! En el minuto 6.20 de este vídeo: abre la Puerta Santa y permanece parado, mientras los feligreses caen de rodillas. ¡Es una escena escalofriante! (Ver vídeo)

A aquellos que lo atribuyen a problemas pulmonares, me gustaría recordarles que Bergoglio se arrodilló muchas veces en otras circunstancias; y hay sobradas fotos para demostrar esto, ¡pero no lo hace frente al Santísimo Sacramento!

Además, recuerdo que Juan Pablo II, en el año 2000, estando ya muy enfermo y con sufrimientos físicos, abrió la Puerta Santa, se arrodilló y permaneció de rodillas durante un tiempo en oración. Vean la foto:

continuidad
Papa Juan Pablo II versus Papa Francisco

¿Habrá alguien que pueda explicarnos el misterio del hombre que nunca se arrodilla delante de Dios?

Antonio Socci (mediante Facebook)

[mks_separator style=”solid” height=”5″ ]

Nota de Rorate:

En contraste, el 28 de noviembre, el Papa Francisco se arrodilló en un relicario anglicano ante el cual se rinde tributo a los mártires ugandeses de esta confesión. Ver el vídeo:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=oKjlCtBGvTo]

[Traducción de Agustina Belén. Artículo original]

RORATE CÆLI
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos