Inauguramos hoy un nuevo “Adelante la Fe”, algo más que un blog personal que da paso a una web de opinión e información católica decidida a apostar por la Verdad, con respeto y prudencia, pero sin ocultar, edulcorar ni inventarnos realidades artificiales para satisfacer y cubrir nuestros miedos ante la situación que vivimos.

No pretendemos ser una nueva web de noticias católicas, lo cual está ya bien cubierto por webs como nuestra querida infovaticana, sólo pretendemos dar un punto de vista más que a algunos gustará y a otros repelerá, pero que sobre todo es honesto intelectualmente siguiendo lo que Nuestro Señor nos pautó en Mateo 5, 37: “Que vuestra forma de hablar sea sí sí no no, porque todo lo demás viene del maligno”.

Agradecer brevemente a todos los colaboradores que se han sumado a este proyecto con entusiasmo: como no a Mons. Livieres, del cual podemos decir es un orgullo tenerlo aquí y estar junto a él. Al profesor Roberto de Mattei, bien conocido en el mundo católico por su erudición y acertados análisis. A nuestro querido padre Gálvez, un ejemplo vivo para muchos sacerdotes y cuyas homilías reconfortan como pocas a tantas almas solitarias y aisladas en la tempestad. Al padre Juan Manuel Rodríguez de la Rosa, autor del vídeo Mysterium Fidei sobre la Misa tradicional y especialista en liturgia y espiritualidad. A nuestro querido padre Romanoski cuyas homilías son ya parte de nuestras vidas espirituales y forma parte de la vida de muchos de nosotros. Al padre Francisco Javier Domínguez, un valiente sacerdote sevillano, párroco de Marismillas, amante de la espiritualidad carmelita y especialista en escatología. A Sonia Vázquez, nuestra brillante organista que con sus artículos aporta siempre un punto de vista que llega a nuestras almas. Y, por último, pero no el último, a nuestro querido padre Santiago González, sin el cual nada de esto hubiera sido posible, por su amor a la Verdad y valentía.

Contaremos también con muchos otros colaboradores que irán aportando su opinión y a los cuales agradezco sinceramente su colaboración: el padre Santiago Martín, Martin Buteler, María Teresa Moretti, padre Jorge Luis Hidalgo y Hildebrando Tittarelli.

A todos gracias, y, sobre todo, gracias a tí, querido lector, con el cual nos une un vínculo espiritual por el combate por la Fe.

Esperamos dar en este proyecto todo lo mejor de nosotros.

Laus Deo

Miguel Angel Yáñez