¿Has oído hablar de WikiHow? Bueno, aquí está RemnantHow!

Todos hemos escuchado el bombo:

“¡Los Nuevos Movimientos como Agente de la Nueva Evangelización!”

San Juan Pablo II, Mensaje a los participantes en el 1er Congreso Mundial de Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades (1998):

“Los movimientos eclesiales… representan uno de los frutos más significativos de esa primavera de la Iglesia preanunciada por el Concilio Vaticano II… Su presencia es alentadora, pues muestra que esta primavera avanza, manifestando la frescura de la experiencia cristiana, basada en el encuentro personal con Cristo.”

El Pontificio Consejo para los Laicos:

“Desafortunadamente, los movimientos y las nuevas comunidades siguen siendo un recurso que no se valora completamente en la Iglesia, un don del Espíritu Santo y un tesoro de gracias que aún se oculta a los ojos de muchos obispos, probablemente temerosos de la novedad que puedan aportar a la vida de sus diócesis y parroquias.

Se exige una verdadera ‘conversión pastoral’ por parte de los obispos y sacerdotes, llamados a reconocer que los movimientos son, antes que nada, un regalo precioso más que un problema”.

Los llamados “Nuevos movimientos” o “Movimientos laicos” o “Nuevos Movimientos Eclesiales” han sido una característica de la vida Católica, desde que el total colapso de la vida Católica normal para los laicos se convirtió en una realidad permanente para la Iglesia. Los líderes mundiales consultan a los más grandes e influyentes y disfrutan de la aprobación de todo el mundo, tienen escaños en la ONU, la Unión Europea y participan regularmente en eventos internacionales de las élites mundiales.

¡Y VAYA  AMIGO que son populares!

El sitio web del Vaticano enumera no menos de 122 “Asociaciones Internacionales de Fieles” oficialmente reconocidas, que es como se les llama en el derecho canónico, ¡muchas de ellas fundadas por laicos comunes como tú!

Puede que te estés preguntando ahora mismo, “¿Cómo puedo entrar en este alboroto?”

Estamos aquí para ayudar. Simplemente sigue estos sencillos pasos:

1) Sé un sociópata.

Si bien esto no es completamente necesario, seguro que pareciese ayudar.

Crea con cuidado un personaje de una superioridad sabia, cálida y benevolente: que sería una locura y algo malo desobedecerlo. Insinúa, -pero nunca especifiques-, que sabes cosas que otras personas no saben y que la Iglesia nunca supo antes en todos los siglos de santos y místicos, y que si se aferran a tus palabras lo suficiente, serán iniciados en el Culto de Ti y ven a conocer cosas, ser misteriosos y sabio también, como Gandalf.

Asegúrate de declarar públicamente que “también tienes fallas, como todos los demás”. Nunca seas específico o, si te pregunta directamente, enumera las fallas que son exactamente lo contrario de tus fallas reales. (Asegúrate de escribirlos para futura referencia en caso de que alguien vuelva a preguntar).

Practica una sonrisa “cálida, misteriosa y sabia” en el espejo hasta que puedas hacerla a propósito.

2) Elije una frase o palabra simple sobre la cual fundar tu movimiento.

Asegúrate que sea algo fácil de recordar pero difícil de definir. Debe ser un concepto que todos puedan apoyar sin requerir detalles específicos, como “unidad” o “misericordia”. La clave aquí es tener algo absolutamente imposible de refutar sin parecer un completo engreído.

La prueba de la utilidad de tu frase clave será: “¿Qué te pasa? ¿No te gusta [X]?” Prepárate en un abrir y cerrar de ojos para ir a la ofensiva cuando te desafíen. Afirma que cualquiera que pida definiciones claras es “rígido” y “retrógrado” y “en contra de [X],” y que intenta obligar a la Iglesia adherirse a “normas obsoletas” y “formas de vivir el Evangelio”.

Insinúa que son antisemitas.

3) Elije 2 a 5 pasajes de las Escrituras que te “hablen” personalmente. Pretende reinterpretarlos “para las necesidades de hoy” o para las “necesidades de la Iglesia de hoy”.

Crea una breve narrativa que vincule tu frase clave con estos pasajes. Asegúrate que esta narrativa se pueda dar fácilmente, -como en un folleto o sitio web-, en una lista con viñetas. Apégate a estos como pegamento. Repítelos en cada entrevista, artículo, libro, discurso y charla.

Comenzando con tu lista de viñetas y tu eslogan, rellena el resto de tu material, -tus “comentarios” sobre las Escrituras, cartas públicas, entrevistas, charlas, conferencias y libros-, con tonterías que suenen vagamente Católicas.

(Nota: con la tecnología actual, no debería ser difícil conseguir que uno de tus seguidores jóvenes más expertos en tecnología cree un algoritmo útil que te permita mezclar y combinar).

Nunca olvides que tu público objetivo no son personas con títulos reales en teología Católica. Si eres atacado o desafiado de alguna manera por ellos, afirma que tu conocimiento proviene de “Arriba”. Exhorta a tus seguidores a abandonar el “simple” aprendizaje de libros y a adoptar un “conocimiento interior profundo y holístico del Evangelio”.

Afirma que todo lo que dices es “Tomista”.

4) Di cosas incomprensibles, sin sentido y / o lógicamente contradictorias como tus “aforismos” o “máximas” personales que los seguidores están obligados a aprender.

Asegúrate que estos sean literalmente imposibles de cumplir, o contradigan los propósitos esenciales del Cristianismo, o el verdadero significado de las Escrituras o el sentido común.

Alternativamente, hazlos tan cegadoramente evidentes y simplistas que tus seguidores asuman que debe haber algún “significado oculto más profundo” que tiene que ser adquirido a través de un mayor “crecimiento en el Movimiento”. , O haz que estén lo más vacíos posibles de significado, e interpretación de alguna forma.

Ejemplos:

“Pierde todo, incluso el apego a la santidad, para que apuntes solo a una cosa: amar”.

“Permitamos que Dios actúe. No bloqueemos su omnipotencia con la estrechez de nuestros puntos de vista”.

“Reescribamos el Evangelio con nuestras vidas”.

5) Ataca las viejas ideas de la autoridad Católica (es decir, los sacerdotes y especialmente la “tradición”).

Di que “la gente de hoy” ha madurado en su comprensión (“Todos están alfabetizados ahora”) y que se necesitan “nuevas formas de entender” y vivir el Evangelio “para nuestros tiempos”.

Asegúrate de decir que las cosas en el mundo generalmente se mueven en la dirección deseada, pero que se necesita más “trabajo” para ayudar a las personas a “superar los apegos intransigentes a modelos pasados” basados en el “miedo”.

Algo como esto:

Algunos síntomas de este soplo del Espíritu están ciertamente presentes hoy en Europa. Para encontrarlos, apoyarlos y desarrollarlos, a veces es necesario dejar de lado los esquemas atrofiados para ir a donde comienza la vida, donde vemos frutos de la vida producidos “según el Espíritu”.

La clave es insinuar que las personas modernas tienen necesidades y preocupaciones espirituales que nadie en el pasado ha tenido antes, pero que al mismo tiempo las “estructuras jerárquicas” ya no son necesarias (excepto las tuyas). Esto se debe a que el mundo moderno es muy diferente del viejo mundo y, por lo tanto, las personas también son diferentes y, lo que es más importante, que solo tu Movimiento tiene la clave para saber cómo.

Esto deja una puerta abierta para que decir lo que se quiera y estar completamente en desacuerdo con cada interpretación de las Escrituras que la Iglesia haya tenido antes, porque eso fue todo en el Tiempo Antes.

Por supuesto, todo lo que era correcto para los católicos en esos tiempos. Pero tenemos que seguir adelante y ofrecer al Pueblo de Dios una forma de vivir auténticamente en el aquí y ahora… “

Cita a los papas recientes con frecuencia.

6) Di que esta “nueva forma de vivir el Evangelio” es, de hecho, un retorno a las prácticas de la Iglesia Primitiva.

Nunca reconozcas ni muestres el menor signo de conciencia que esto es una contradicción con todo lo demás que ha dicho, o que las “contradicciones” incluso son algo.

Independientemente de las prácticas extrañas que sueñes para que hagan tus seguidores, enséñales a todos a repetir que el Movimiento es “solo la práctica normal del Catolicismo”.

7) Haz tu investigación.

Descubre lo que una gran proporción de tus seguidores potenciales quieren en la vida y temen no obtener de los canales eclesiásticos habituales. ¿Han renunciado las parroquias a las devociones parroquiales semanales normales, con el Padre y la Hermana Traje Pantalón gastando toda su energía yendo a “talleres de liderazgo pastoral” y conferencias? Crea paraliturgias que puedan reemplazar estas devociones Católicas normales.

Usa los viejos libros litúrgicos para extraer los parámetros generales de cómo se ve la Liturgia. Asegúrate de que incluyan frases latinas simples, repetitivas y que suenen Católicas, como “Jubilate Deo omnes gentes“, que se pueden incorporar a sus listas de interpretaciones significativas (como se dijo arriba). Asegúrate de que las melodías sean simples y pegadizas, y que sean rápidamente memorizadas como un mantra Contrata a un experto en Canto Gregoriano para darle a todo esto el aire de suficiente autenticidad.

Produce un folleto con cada una de estas funciones paralitúrgicas que explique, -con una lista de puntos-, cómo se relacionan con tu frase clave.

Usa mucho incienso.

8) Afirma que has tenido una revelación especial de Dios.

Ten cuidado con esto. Si bien es una necesidad absoluta, este paso debe ser manejado con delicadeza, particularmente con respecto al tiempo.

El siguiente método está bien probado por muchos fundadores de Movimientos:

  • Dentro de los primeros años, -pero no antes de los 6 meses-, comienza a levantarte antes del amanecer y sal de la casa para ir a la Capilla / Iglesia para la Misa de la mañana, mucho antes que los demás.
  • Cuando entren, asegúrate de tener una expresión de felicidad beatífica muy ligeramente sorprendida y alegre, -pero no maníaca-. (Practica esto en el espejo).
  • No le digas nada a nadie después de la Misa, pero permite que la charla habitual continúe a tu alrededor como si estuvieras distraído y escuchando una voz interior.
  • Permite que sus seguidores comiencen a preguntarse si “sucedió algo”. No respondas, solo sonríe con autodesprecio si se te pregunta.
  • Revela tu momento de éxtasis a cada seguidor, uno a la vez, en un tono confidencial.
  • Diles que no se lo digan a nadie más.

Habiendo hecho el trabajo básico de dar a entender que las viejas interpretaciones Católicas no son útiles para la “gente de hoy”, tu reputación de tener revelaciones personales de Dios o de la Santísima Virgen será más fácil de creer. Una vez que se establezca entre tu círculo íntimo, se puede permitir que se extienda al extranjero.

Nota: Nunca salgas y digas que estás personalmente al tanto de un significado verdadero y auténtico hasta ahora revelado por el Espíritu Santo de estos pasajes. Deja que tus seguidores lo digan.

Practica actuar sorprendido y avergonzado en el espejo.

9) Revela este significado solo a tus asociados más cercanos.

Pero insinúales a los seguidores que saben algo, -muchas cosas más-, que no saben, pero que realmente necesitan saber, y si se quedan con ustedes el tiempo suficiente, también serán como Gandalf.

Lanza cada nueva revelación en forma de goteo mientras el seguidor “crece en el Movimiento”.

Es bastante seguro hacerlo algo obvio; cuanto más obvio, mejor, ya que ayudará a convencer a la persona  que realmente está “creciendo espiritualmente” y que pronto tendrá sus propias revelaciones privadas.

10) Crear una jerarquía.

De manera muy simple, permite que tu círculo interno se haga cargo de varias tareas y el gobierno de los niveles inferiores con el argumento que han “crecido espiritualmente,” y ahora son más sabios y misteriosos y como Gandalf que el siguiente círculo. Crea una escalera graduada de clasificaciones que un seguidor puede ganar a medida que se vuelve más sabio, misterioso y como Gandalf.

Una herramienta útil para esto es la creación de “cursos” o “talleres” que se realizarán en reuniones anuales masivas que los seguidores están obligados a asistir.

Asegúrese de que cada uno de estos niveles tenga ciertos privilegios.

11) Dale “bombardeo de amor” a Sacerdotes y Obispos, invitándolos a tu círculo íntimo.

Especialmente invítalos a hablar en tus eventos. (Asegúrate que su alojamiento en estos eventos sea más agradable que el de tu círculo íntimo, e invítalos a tener cenas “privadas” contigo. Durante estas cenas puedes dar a entender que el Obispo experimentará una verdadera “conversión pastoral” al asistir a más de estos eventos.)

Obtener aprobación y protección eclesiástica será crucial. Tu aire de sabia y misteriosa superioridad similar a Gandalf, cuidadosamente reforzada por la deferencia de tu círculo interno, te permitirá que el margen de maniobra para ser ostensiblemente respetuoso con tus potenciales patrocinadores eclesiales. Recuerda que no hay un Obispo al que no le guste que le remitan autoridad.

Enseña a tus seguidores a recordarle al Obispo que está siendo enviado por una persona (tu) que es objeto de un culto masivo de adulación, pero que al mismo tiempo lo remite públicamente a él porque es un Obispo. El sujeto del culto de adulación (tu) tiene “gran respeto” por la Iglesia.

Obséquiales bonitos regalos.

Aquí hay una lista útil de descripciones que puedes usar para explicar el significado y el propósito divinamente inspirados de tu Movimiento.

“Hacemos hincapié en la santificación de la vida cotidiana, de acuerdo con la exhortación del Concilio Vaticano II que todos deben luchar por la santidad en todos los estados de la vida”.

“Tomamos el concepto católico del ‘sacerdocio del pueblo’ y lo vivimos en nuestra vida diaria de acuerdo con nuestro estado de vida”.

“Vivimos el Evangelio de acuerdo con las impresiones del Espíritu en la vida parroquial regular”.

“Somos testigos de la presencia amorosa y liberadora de Dios, particularmente al servicio de los jóvenes y los pobres”.

“Tenemos en cuenta las diferentes situaciones familiares, sociales y culturales en las que viven hombres y mujeres contemporáneos…”

“Combinamos las verdades de la fe con las necesidades de los tiempos, y para un nuevo tipo de educación para los jóvenes confiados a su cuidado, surgiendo de las profundidades íntimas del hombre, haciendo que las personas sean libres y capaces de tomar decisiones responsables”.

Algunas jerigonzas prácticas:

“El celo misionero de las nuevas realidades, de hecho, no surge del entusiasmo emocional y superficial, sino que surge de experiencias intensas”.

“Un impulso misionero extraordinario caracterizado por el coraje, la alegría de anunciar a Cristo y una creatividad increíble”.

“… está envuelto en el secreto más profundo de la fecundidad del empuje evangelizador no solo de los movimientos eclesiales, sino de la Iglesia de todos los tiempos”.

“Este testigo da lugar al deseo de participar en la gran parábola de la comunión que es la Iglesia”.

“Dios está abriendo ante la Iglesia los horizontes de una humanidad más preparada para la siembra del Evangelio”.

Aprende las siguientes expresiones. Mezclar y combinar, y usarlos regularmente. Después de un tiempo, se convertirán en segunda naturaleza.

(Nota: asegúrese de nunca ofrecer definiciones claras).

“Dones del Espíritu”.

“Camino a seguir en nuestros tiempos difíciles”.

“Llevar a cabo una obra efectiva de evangelización”.

“Efusión del Espíritu”.

“El primer soplo de auténtica evangelización”.

“La frescura de la experiencia cristiana basada en el encuentro personal con Cristo”.

“Espiritualmente centrado en María y en el Fundador”.

Y eso es todo. Simplemente sigue aplicando los pasos y prepárate para dar la bienvenida a sus miles o incluso millones de seguidores y acepte sus premios internacionales por “progreso en la religión”, reuniones con papas, estatus de ONG en la ONU y una serie de otros beneficios.

Hilary White

Fuente: https://remnantnewspaper.com/web/index.php/fetzen-fliegen/item/4588-how-to-found-a-new-movement-in-the-catholic-church

Traducido por Alberto

Hilary White
Nuestra corresponsal en Italia es reconocida en todo el mundo angloparlante como una campeona en los temas familia y cultura. En un principio fue presentada por nuestros aliados y amigos de la incomparable LifeSiteNews.com, la señora Hillary White vive en Norcia, Italia.