Imagen: Bandera del Laicismo
Llama poderosamente la atención el conjunto de contradicciones incluidas en la ideología laicista que, especialmente en España y alentada desde poderes políticos y mediáticos, se interesa de modo especial en cercenar a la Iglesia Católica para convertirla en una Ong de apariencia piadosa. Menciono en este artículo dos de las contradicciones más evidentes:
1ª: El laicismo alienta al “celibato opcional” para que los sacerdotes se casen. Pero a la vez esta ideología eclipsa el matrimonio favoreciendo por una parte la llamada “unión de hecho” (que anula el compromiso definitivo) y por otra parte la “vida single” (soltero/a que sea feliz viviendo solo). O sea, se desea para los sacerdotes lo que se desprecia para los seglares. Pues no deja de ser hasta cómico que muchos seglares que defienden hasta el paroxismo el matrimonio para los curas, a su vez ellos no se quieren casar porque huyen del compromiso total.
2ª: El laicismo acusa a la Iglesia de falta de libertad a nivel interno. Pero a la vez esta ideología ha establecido sutilmente una doctrina cultural basada en el psicologismo (predeterminación personal desde la genética) y el estructuralismo (predeterminación colectiva desde la estructura política) que anula la opción de la misma libertad individual ya que hace desaparecer toda idea de responsabilidad moral en la conciencia humana, ya que estaría todo condicionado por la “psique heredada” y la “circunstancia contextual”. De modo que el ser humano solo tendría racionalidad para asumir lo ya pre-establecido. O sea, se acusa a la Iglesia de un mal que a la vez es impuesto a la sociedad.
En general el laicismo sigue firmemente el ideal estratégico de Gramsci: atacar a la Iglesia Católica desde el nivel intelectual procurando su secularización interna a través de la mentira financiada y/o de la mentira mezclada con apuntes de verdad.
Por ello es muy conveniente denunciar las contradicciones de esta ideología, sabiendo que la misma plantea el “diálogo” con la Iglesia pero desde la oscura manipulación del lenguaje.

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".