Ecumenismo y Apostasía

Foto portada: Encuentro interreligioso por la paz en Dacca, Bangladesh, el 01/12/2017 [1]/[2]

«Con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.» II Tes. 2, 1-3.

Ésta es una pregunta ciertamente dolorosa para los creyentes católicos desprevenidos -que son, por desgracia, la inmensa mayoría-, pero que considero ineludible formular de manera clara y públicamente:

¿Son católicas la doctrina y la praxis conciliares sobre el ecumenismo y el diálogo interreligioso?

Hago hincapié en estas dos cuestiones -íntimamente relacionadas-, porque es en su desarrollo conceptual y en su práctica pastoral en las que puede apreciarse con mayor nitidez el modernismo profesado por la jerarquía eclesiástica desde el CVII[3].

Seguidamente daré algunos ejemplos que ilustran lo que, a mi parecer, constituye una apostasía formal de la religión católica por parte de las autoridades vaticanas, las que profesan errores inequívocamente condenados por la Iglesia, en particular el inmanentismo, el naturalismo y el indiferentismo religioso, que en realidad constituyen tres aspectos del mismo error modernista, tres vertientes manadas de la misma fuente, a saber, el gnosticismo panteísta infiltrado en la Iglesia, disimulado bajo un vocabulario cristiano desvirtuado y vaciado de su contenido.[4]

Este asunto es de una importancia capital puesto que, de ser exacto este diagnóstico, la condición expuesta por San Pablo para que se produzca el advenimiento del Anticristo estaría cumplida.

1. “Si en el pasado las diferencias religiosas nos enfrentaban, hoy vemos en ellas la riqueza de caminos distintos para llegar a Dios y para educar a las nuevas generaciones a la convivencia pacífica en el respeto recíproco.” Francisco, 5/10/2021.[5]

2. “Una peregrinación educativa interreligiosa puede ser una fuente de gran enriquecimiento, ofreciéndonos múltiples oportunidades para encontrarnos, aprender unos de otros y apreciar nuestras diversas experiencias. La cultura del encuentro tiende puentes y abre ventanas a los valores y convicciones sagradas que inspiran a los demás. Derriba los muros que dividen a las personas y las mantienen prisioneras de las ideas preconcebidas, los prejuicios o la indiferencia (…) espero que esta peregrinación educativa os lleve, guiados por los pensamientos de vuestro maestro espiritual Buda, a un encuentro más profundo con vosotros mismos y con los demás.” Francisco, 16/3/2023.[6]

3. “Queridos hermanos y hermanas musulmanes: (…) Un mundo donde reine la justicia, la paz, la fraternidad y la prosperidad complace al Todopoderoso y trae alegría. (…) Que disfruten de las abundantes bendiciones del Todopoderoso durante el Ramadán y celebren Aíd al Fitr con la alegría que resulta de la fidelidad y el amor por el Todopoderoso y todas las personas con las que viven o se encuentran.” Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, 3/3/2023.[7]

4. “El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos. Esta sabiduría divina es la fuente de la que proviene el derecho a la libertad de credo y a la libertad de ser diferente.” Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, 4/2/2019.[8]

5. “El derecho a la libertad religiosa está fundado en la dignidad de la persona humana, tal como se la conoce por la palabra revelada de Dios y por la misma razón natural. Este derecho (…) ha de ser reconocido en el ordenamiento jurídico de la sociedad de tal manera que llegue a convertirse en un derecho civil (…); no se funda en la disposición subjetiva de la persona, sino en su misma naturaleza. Por lo cual, el derecho a esta inmunidad permanece también en aquellos que no cumplen la obligación de buscar la verdad y de adherirse a ella, y su ejercicio, con tal de que se guarde el justo orden público, no puede ser impedido.” Declaración conciliar Dignitatis Humanae n. 2.[9]

6. «Pido para todos ustedes la bendición de Dios, Padre de todos nosotros, Padre de todas las confesiones.» Francisco, 27/1/2018.[10]

7. «Las religiones verdaderas son el desarrollo de la capacidad que tiene el hombre de trascenderse hacia lo absoluto.» Francisco, 24/9/2016.[11]

8. “Dios no puede estar sin nosotros: Él no será nunca un Dios sin el hombre; ¡es Él quien no puede estar sin nosotros, y esto es un misterio grande! Dios no puede ser Dios sin el hombre: ¡este es un gran misterio! (…) Pensemos también en el Padre, en nuestro Padre, que no puede estar sin nosotros, y que en este momento nos está mirando.” Francisco, 6/7/2017.[12]

9. “Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de diversa manera. En esta multitud, en este abanico de religiones, hay una sola certeza (…): todos somos hijos de Dios.” Francisco, enero de 2016.[13]

10. «Ante todo, es preciso tener presente que toda búsqueda del espíritu humano en dirección a la verdad y al bien, y, en último análisis, a Dios, es suscitada por el Espíritu Santo. Precisamente de esta apertura primordial del hombre con respecto a Dios nacen las diferentes religiones. No pocas veces, en su origen encontramos fundadores que han realizado, con la ayuda del Espíritu de Dios, una experiencia religiosa más profunda. Esa experiencia, transmitida a los demás, ha tomado forma en las doctrinas, en los ritos y en los preceptos de las diversas religiones. En todas las auténticas experiencias religiosas la manifestación más característica es la oración. Teniendo en cuenta la constitutiva apertura del espíritu humano a la acción con que Dios lo impulsa a trascenderse, podemos afirmar que toda oración auténtica está suscitada por el Espíritu Santo, el cual está misteriosamente presente en el corazón de cada hombre. En la Jornada mundial de oración por la paz, el 27 de octubre de 1986 en Asís, y en otras ocasiones semejantes de gran intensidad espiritual, hemos vivido una manifestación elocuente de esta verdad.» Juan Pablo II, 9/9/1988.[14]

11. “En virtud de la comunión de los santos, de esta unión, cada miembro de la Iglesia está unido a mí de forma profunda (…) y esta unión es tan fuerte que no puede romperse ni siquiera por la muerte. (…) en Cristo nadie puede nunca separarnos verdaderamente de aquellos que amamos porque la unión es una unión existencial, una unión fuerte que está en nuestra misma naturaleza; (…) ‘Padre, pensemos en aquellos que han renegado de la fe, que son apóstatas, que son los perseguidores de la Iglesia, que han renegado su bautismo: ¿también estos están en casa?’. Sí, también estos, también los blasfemos, todos. Somos hermanos: esta es la comunión de los santos. La comunión de los santos mantiene unida la comunidad de los creyentes en la tierra y en el Cielo.” Francisco, 2/2/2022.[15]

12. “[…] hay que aplicar lo que se ha dicho [sobre el ecumenismo] a la actividad que tiende al acercamiento con los representantes de las religiones no cristianas, y que se expresa a través del diálogo, los contactos, la oración comunitaria, la búsqueda de los tesoros de la espiritualidad humana que -como bien sabemos- no faltan tampoco a los miembros de estas religiones. ¿No sucede quizá a veces que la creencia firme de los seguidores de las religiones no cristianas, -creencia que es efecto también del Espíritu de verdad, que actúa más allá de los confines visibles del Cuerpo Místico- haga quedar confundidos a los cristianos […], tan propensos al relajamiento de los principios de la moral y a abrir el camino al permisivismo ético?” Juan Pablo II, 4/3/1979.[16]

13. “Queridos amigos hindúes, el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso os envía cordiales saludos y sinceros deseos con ocasión de la Deepavali que este año celebráis el 27 de octubre. Que esta fiesta de luces ilumine vuestros corazones y hogares y traiga alegría y felicidad, paz y prosperidad a vuestras familias y comunidades. Al mismo tiempo, que fortalezca el espíritu de hermandad entre vosotros. (…) La religión nos inspira fundamentalmente a “ver en el otro a un hermano que debe sostener y amar” -Francisco y Ahmaed el-Tayeb, Gran Imán de Al-Azhar en Abu Dhabi, el 4/2/ 2019-. (…) Sólo cuando los seguidores de las religiones se exigen a sí mismos una vida coherente con su ética religiosa, pueden ser vistos como personas que desempeñan realmente su papel de constructores de paz y de testigos de nuestra humanidad compartida.” Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, 21/10/2019.[17]

14. “Las religiones, al tomar contacto con el progreso de la cultura, se esfuerzan por responder a dichos problemas con nociones más precisas y con un lenguaje más elaborado. Así, en el Hinduismo, los hombres investigan el misterio divino y lo expresan mediante la inagotable fecundidad de los mitos y con los penetrantes esfuerzos de la filosofía, y buscan la liberación de las angustias de nuestra condición mediante las modalidades de la vida ascética, a través de una profunda meditación, o bien buscando refugio en Dios, con amor y confianza.” Declaración conciliar Nostra Aetate n. 2.[18]

15. “Que estas palabras, y otras expresiones de los libros sagrados de las grandes tradiciones religiosas presentes en el suelo fecundo de la India, sean fuente de inspiración para todos los pueblos, y para sus líderes, en la búsqueda de la justicia entre los pueblos y la paz entre todas las naciones. del mundo. Mahatma Gandhi enseñó que si todos los hombres y mujeres, independientemente de las diferencias entre ellos, se aferran a la verdad, con respeto por la dignidad única de cada ser humano, se puede lograr un Nuevo Orden Mundial, una Civilización del Amor. Y hoy todavía lo escuchamos suplicar al mundo: vencer el odio por el amor, la falsedad por la verdad, la violencia por el sufrimiento. ¡Que Dios nos guíe y nos bendiga mientras nos esforzamos por caminar juntos, tomados de la mano, y construir juntos un mundo de paz!” Juan Pablo II, 1/2/1986.[19]

16. “Nuestras tradiciones religiosas son diversas. Pero la diferencia no es para nosotros motivo de conflicto, de polémica o de frío desapego. Hoy no hemos orado los unos contra los otros, como, por desgracia, ha sucedido algunas veces en la historia. […] San Juan Pablo II dijo en este mismo lugar: ‘‘Acaso más que nunca en la historia ha sido puesto en evidencia ante todos el vínculo intrínseco que existe entre una actitud religiosa auténtica y el gran bien de la paz’’ […] Aquí, nosotros, unidos y en paz, creemos y esperamos en un mundo fraterno. Deseamos que los hombres y las mujeres de religiones diferentes, allá donde se encuentren, se reúnan y susciten concordia […] Que los creyentes sean artesanos de paz invocando a Dios y trabajando por los hombres. Y nosotros, como responsables religiosos, estamos llamados a ser sólidos puentes de diálogo, mediadores creativos de paz.” Francisco, 20/9/2016.[20]

17. «El humanismo laico y profano ha aparecido, finalmente, en toda su terrible estatura y, en un cierto sentido, ha desafiado al Concilio. La religión del Dios que se ha hecho Hombre, se ha encontrado con la religión -porque tal es- del hombre que se hace Dios ¿Qué ha sucedido? ¿Un choque, una lucha, una condenación? Podía haberse dado, pero no se produjo. La antigua historia del samaritano ha sido la pauta de la espiritualidad del Concilio. Una simpatía inmensa lo ha penetrado todo. […] Vosotros, humanistas modernos, que renunciáis a la trascendencia de las cosas supremas, conferidle siquiera este mérito y reconoced nuestro nuevo humanismo: también nosotros -y más que nadie- somos promotores del hombre.» Pablo VI, 7/12/1965.[21]

18. “En todo país democrático corresponde a las autoridades civiles garantizar la libertad efectiva de todos los creyentes y permitirles organizar libremente la vida de su propia comunidad religiosa.  Como es obvio, deseo que los creyentes, independientemente de la comunidad religiosa a la que pertenezcan, sigan beneficiándose de esos derechos, con la certeza de que la libertad religiosa es una expresión fundamental de la libertad humana y de que la presencia activa de las religiones en la sociedad es un factor de progreso y de enriquecimiento para todos […] Seguramente el reconocimiento del papel positivo que desempeñan las religiones dentro del cuerpo social puede y debe impulsar a nuestras sociedades a profundizar cada vez más su conocimiento del hombre y a respetar cada vez mejor su dignidad, poniéndolo en el centro de la acción política, económica, cultural y social.” Benedicto XVI, 28/11/2016.[22]

19. «Yo creo en Dios, no en un Dios católico; no existe un Dios católico, existe Dios. Y creo en Jesucristo, su Encarnación. Jesús es mi maestro, mi pastor, pero Dios, el Padre, Abba, es la luz y el Creador. Éste es mi Ser.»Francisco, 24/9/2013.[23]

20. «Honor al hombre, honor al pensamiento, honor a la ciencia, honor a la técnica, honor al trabajo, honor a la audacia humana; honor a la síntesis de la actividad científica y del sentido de la organización del hombre que, a diferencia de los otros animales, sabe dar a su mente y a sus manos instrumentos de conquista; honor al hombre, rey de la tierra, y hoy también, príncipe del cielo.» Pablo VI, 7/2/1971.[24]

21. “Sí, está la dimensión de la oración, que, a pesar de la diversidad real de las religiones, busca expresar la comunicación con un Poder que está por encima de todas nuestras fuerzas humanas. La paz depende fundamentalmente de este Poder que llamamos Dios y que, como creemos los cristianos, se ha revelado en Cristo. Este es el significado de este día de oración. Por primera vez en la historia nos hemos reunido de todas partes, iglesias cristianas y comunidades eclesiales y religiones del mundo,en este lugar sagrado dedicado a San Francisco para testimoniar ante el mundo, cada uno según su propia convicción, la cualidad trascendente de la paz. La forma y el contenido de nuestras oraciones son muy diferentes, como hemos visto, y no es posible reducirlas a una especie de denominador común. (…) Instamos a los responsables de las naciones y organismos internacionales a ser incansables en la introducción de estructuras de diálogo allí donde la paz esté en peligro o ya comprometida. Ofrecemos nuestro apoyo a sus esfuerzos, a menudo agotadores, por mantener o restaurar la paz. Renovamos nuestro aliento a la ONU para que pueda corresponder plenamente a la amplitud y altura de su misión universal de paz.” Juan Pablo II, 27/10/1986.[25]

22. “Las religiones son muchas y variadas, y reflejan el deseo de los hombres y las mujeres de todos los tiempos de entrar en relación con el Ser Absoluto. La oración supone de parte nuestra la conversión del corazón. Lo cual significa una profundización en nuestro sentido de la Realidad última. Ésta es la verdadera razón de nuestro encuentro en este lugar. Desde aquí iremos a los distintos sitios de oración. Cada religión tendrá el tiempo y la oportunidad de expresarse en su propio rito tradicional. Luego, desde los distintos lugares de oración, caminaremos en silencio hacia la plaza de la basílica inferior de San Francisco. Una vez reunidos en la plaza, de nuevo cada religión tendrá la posibilidad de presentar su propia oración; una después de otra.” Juan Pablo II, 27/10/1986.[26]

23. “El acontecimiento de Asís puede ser considerado, pues, como una ilustración visible, una lección de hechos, una catequesis inteligible para todos, de lo que presupone y significa el compromiso ecuménico y el recomendado diálogo interreligioso y promovido por la Concilio Vaticano II.” Juan Pablo II, 22/12/1986.[27]

24. “A este Dios confiesa el trapense o el camaldulense en su vida de silencio. A Él se dirige el beduino en el desierto, cuando llega  la hora de la oración. Y tal vez también el budista que, concentrado en su contemplación purifica su pensamiento preparando el camino hacia el nirvana. (…) La Iglesia del Dios viviente congrega a todos los hombres que, en cualquier forma, toman parte de esta maravillosa trascendencia del espíritu humano. Y todos ellos saben que nadie logrará colmar sus deseos más profundos. La manifestación de esta trascendencia de la persona humana la constituye la oración de fe, pero en ocasiones también el profundo silencio. Este silencio, que a veces parece separar al hombre de Dios, es no obstante un acto especial de la unión vital entre Dios y el espíritu humano. La Iglesia de nuestro tiempo se ha hecho particularmente consciente de esta verdad y, por ello, a su luz ha logrado redefinir, en el Concilio Vaticano II, su propia naturaleza.” Cardenal Wojtyla, Cuaresma de 1976.[28]

25. “El pasado 1 de enero, después de la oración del Angelus, Benedicto XVI anunció su deseo de solemnizar el XXV aniversario del histórico encuentro que tuvo lugar en Asís, el 27 de octubre de 1986, por voluntad del venerable Siervo de Dios Juan Pablo II. Con motivo de dicha conmemoración, el Santo Padre tiene la intención de convocar, el próximo 27 de octubre, una Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo, acudiendo como peregrino a la ciudad de san Francisco e invitando nuevamente a unirse a este camino a los hermanos cristianos de las distintas confesiones, a los exponentes de las tradiciones religiosas del mundo e, idealmente, a todos los hombres de buena voluntad.” Opus Dei de España, 23/10/2011.[29]

26. “Distinguidos huéspedes, queridos amigos: Os acojo esta mañana en el palacio apostólico y os agradezco una vez más vuestra disponibilidad a participar en la Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo, que celebramos ayer en Asís, veinticinco años después de aquel primer encuentro histórico (…) Mirando hacia atrás, podemos apreciar la clarividencia del Papa Juan Pablo II al convocar el primer encuentro de Asís, y la necesidad continua de hombres y mujeres de distintas religiones de testimoniar juntos que el viaje del espíritu siempre es un viaje de paz.” Benedicto XVI, 28/10/2011.[30]

27. «[Dios] Pudo así crear también en la resurrección una nueva dimensión de la existencia, pudo colocar, como dice Teilhard de Chardin, más allá de la biosfera y de la noosfera, una esfera nueva en la que el hombre y el mundo llegan a la unidad con Dios.»Benedicto XVI, 15/10/2010.[31]

28. «La función del sacerdocio es consagrar el mundo para que se transforme en hostia viva, para que el mundo se convierta en liturgia: que la liturgia no sea algo paralelo a la realidad del mundo, sino que el mundo mismo se transforme en hostia viva, que se convierta en liturgia. Es la gran visión que tuvo también Teilhard de Chardin: al final tendremos una auténtica liturgia cósmica, en la que el cosmos se convierta en hostia viva.» Benedicto XVI, 7/7/2009. [32]/[33]

29. «No se nos oculta que ciertos capítulos de esta Declaración [Universal de los Derechos Humanos] han suscitado algunas objeciones fundadas.Juzgamos, sin embargo, que esta Declaración debe considerarse un primer paso introductorio para el establecimiento de una constitución jurídica y política de todos los pueblos del mundo. […] Deseamos, pues, que la ONU pueda ir acomodando cada vez mejor sus estructuras y medios a la amplitud y nobleza de sus objetivos. ¡Ojalá llegue pronto el tiemp o en que esta Organización pueda garantizar con eficacia los derechos del hombre!, derechos que, por brotar inmediatamente de la dignidad de la persona humana, son universales, inviolables e inmutables.» Juan XXIII, encíclica Pacem in Terris, 11/4/1963, n. 144/5.[34]

30. «Los pueblos se vuelven a las Naciones Unidas como hacia la última esperanza de concordia y paz; […] Estaríamos tentados de decir que vuestra característica en cierta medida refleja en el orden temporal lo que la Iglesia Católica quiere ser en el orden espiritual: única y universal. No se puede concebir nada más elevado, en el plano natural, para la construcción ideológica de la humanidad. […]Lo que vosotros proclamáis aquí son los derechos y los deberes fundamentales del hombre, su dignidad y libertad y, ante todo, la libertad religiosa. Sentimos que sois los intérpretes de lo que la sabiduría humana tiene de más elevado, diríamos casi su carácter sagrado. Porque se trata, ante todo, de la vida del hombre y la vida humana es sagrada.» Pablo VI, discurso ante la ONU, 4/10/1965.[35]

31. «Permítanme desear que la ONU, por su carácter universal, no deje de ser el foro, la alta tribuna, desde la que se valoran, en la verdad y en la justicia, todos los problemas del hombre. […] La Declaración […] debe quedar […] como el valor básico con el que se coteje la conciencia de sus miembros y del que se saque una inspiración constante. […] La Declaración,[…] en un movimiento que es de desear progresivo y continuo, trata de crear una conciencia general de la dignidad del hombre […] El conjunto de los derechos humanos corresponde a la sustancia de la dignidad del ser humano, […]; se refieren a la satisfacción de las necesidades esenciales del hombre, al ejercicio de sus libertades, a sus relaciones con otras personas; pero se refieren también, siempre y dondequiera que sea, al hombre, a su plena dimensión humana.» Juan Pablo II, discurso ante la ONU, 2/10/1979.[36]

32. «[…] se vuelve indispensable la maduración de instituciones internacionales más fuertes y eficazmente organizadas, con autoridades designadas equitativamente por acuerdo entre los gobiernos nacionales, y dotadas de poder para sancionar. Como afirmaba Benedicto XVI […]: ‘para gobernar la economía mundial, para sanear las economías afectadas por la crisis, para prevenir su empeoramiento y mayores desequilibrios consiguientes, para lograr un oportuno desarme integral, la seguridad alimenticia y la paz, para garantizar la salvaguardia del ambiente y regular los flujos migratorios, urge la presencia de una verdadera Autoridad política mundial, como fue ya esbozada por mi Predecesor, [san] Juan XXIII’ (Caritas in Veritate n° 67).» Francisco, 24/5/2015.[37]

33. “El Papa Francisco afirma que la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior. Lo que se necesita es la educación, la apertura espiritual y una ‘conversión ecológica global’ para responder adecuadamente a este desafío. Como creyentes, nuestra relación con Dios tiene que ser cada vez más evidente a través de la forma en que nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Nuestra vocación de ser los guardianes de la obra de Dios no es facultativa, ni marginal en relación con nuestro compromiso religioso como cristianos y musulmanes: es una parte esencial del mismo. ¡Que los pensamientos religiosos y las bendiciones derivadas del ayuno, la oración y las buenas obras, nos sostengan, con la ayuda de Dios, en el camino de la paz y de la bondad en el cuidado de todos los miembros de la familia humana y de todo lo Creado!” Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, 2/6/2017.[38]

34. «He ido allí, a Turquía, he ido como peregrino, no como turista. Y he ido precisamente con el motivo principal de la fiesta de hoy: he ido justamente para compartirla con el Patriarca Bartolomé, un motivo religioso. Pero luego, cuando fui a la mezquita, no podía decir: ‘No, ahora soy un turista’. No, todo era religioso. Y vi aquella maravilla. El muftí me explicaba bien las cosas, con tanta dulzura, y también con el Corán, donde se habla de María y Juan el Bautista, me explicaba todo. En aquel momento sentí la necesidad de orar. Y le dije: ¿Rezamos un poco? ‘Sí, sí’, dijo él. Y oré por Turquía, por la paz, por el muftí, por todos, por mí, que lo necesito. Recé de verdad. Y recé sobre todo por la paz. Dije: ‘Señor, terminemos con la guerra’. Así, fue un momento de oración sincera.» Francisco, 30/11/2014.[39]

35. «La Conferencia Episcopal Argentina, la Acción Católica Argentina y la Comisión Nacional de Justicia y Paz invitan a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse a la iniciativa “un minuto por la paz”. La misma busca sumar nuestro compromiso y oración por la paz, todavía quebrada o amenazada en distintas regiones del mundo. Convocado en todo el mundo por el Foro Internacional de Acción Católica y la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas, la idea es que ese día, a las 13.00 hs, cada uno de nosotros nos detengamos un momento, durante un minuto, rezando cada uno según su propia tradición. Podremos hacerlo solos o en grupo, en nuestros hogares o lugares de trabajo o estudio, o compartiendo una celebración en el templo.»Conferencia Episcopal Argentina, junio de 2016.[40]

36. «El proselitismo es una solemne necedad, no tiene sentido. Es necesario conocerse, escucharse y hacer que el conocimiento del mundo que nos rodea crezca. A mí me pasa que después de un encuentro quiero tener otro porque nacen nuevas ideas y se descubre nuevas necesidades. Esto es importante, conocerse, escuchar, ampliar el marco de los pensamientos.» Francisco, 24/9/2013.[41]

37. «El mundo ha cambiado y la Iglesia no puede encerrarse en supuestas interpretaciones del dogma. Tenemos que acercarnos a los conflictos sociales, a los nuevos y a los viejos, y tratar de dar una mano de consuelo, no de estigmatización y no sólo de impugnación.» Francisco, 5/10/2014.[42]

38. «Un cristiano restauracionista, legalista, que lo quiere todo claro y seguro, no va a encontrar nada. La tradición y la memoria del pasado tienen que ayudarnos a reunir el valor necesario para abrir espacios nuevos a Dios. Aquel que hoy buscase siempre soluciones disciplinares, el que tendiese a la seguridad doctrinal de modo exagerado, el que buscase obstinadamente recuperar el pasado perdido, posee una visión estática e involutiva.»Francisco, agosto de 2013.[43]

39. «La religión tiene derecho a expresar su opinión al servicio de las personas, pero Dios nos ha creado libres: la injerencia espiritual en la vida de la gente no es posible.»Idem.[44]

40. «Dialogar significa estar convencidos de que el otro tiene algo bueno que decir, acoger su punto de vista, sus propuestas. Dialogar no significa renunciar a las propias ideas y tradiciones, sino a la pretensión de que sean únicas y absolutas.»Francisco, 1/6/2014.[45]

41. «Si un niño recibe su educación de los católicos, protestantes, ortodoxos o judíos, eso no me interesa. A mí lo que me interesa es que lo eduquen y le quiten el hambre.»Francisco, julio de 2013.[46]

42. “No hay que pensar que el anuncio evangélico deba transmitirse siempre con determinadas fórmulas aprendidas, o con palabras precisas que expresen un contenido absolutamente invariable.” Francisco, 24/11/2013.[47]

Nota introductoria para las próximas ocho citas: Juan Pablo II enseñaba la salvación universal[48], equivalente a la negación del infierno, lo que suprime la distinción entre el orden natural y el sobrenatural, característica esencial de la herejía modernista condenada por San Pío X:

43. “Cristo Señor ha indicado estos caminos sobre todo cuando -como enseña el Concilio- mediante la encarnación el Hijo de Dios se ha unido en cierto modo a todo hombre. […] Este hombre es el camino de la Iglesia, camino que conduce en cierto modo al origen de todos aquellos caminos por los que debe caminar la Iglesia, porque el hombre –todo hombre sin excepción alguna– ha sido redimido por Cristo, porque con el hombre –cada hombre sin excepción alguna– se ha unido Cristo de algún modo, incluso cuando ese hombre no es consciente de ello”. JPII, Redemptor Hominis n. 13/14.[49]

44. “[…] debemos […] manifestar al mundo nuestra unidad […] en la revelación de la dimensión divina y humana […] de la Redención, en la lucha con perseverancia incansable en favor de esta dignidad que todo hombre ha alcanzado,  […] que es la dignidad de la gracia de adopción divina.” Idem, n. 11.

45. “Nace el Redentor del hombre. Con Él nace la humanidad nueva. Y con Él nace la Iglesia […] A la Iglesia, por su misión primordial, nacida con Cristo nacido, y recibida de Él con mandato solemne, incumbe defender la dignidad del hombre: de cada hombre -como he escrito en mi primera Encíclica-. Porque cada uno ha sido comprendido en el misterio de la Redención y con cada uno se ha unido Cristo, para siempre, por medio de este misterio.” JPII, discurso a la curia romana, 22/12/1979, n. 3.[50]

46. “Cristo […] nos conoce con el conocimiento y con la ciencia más interior, con el mismo conocimiento con que Él, Hijo, conoce y abraza al Padre y, en el Padre, abraza la verdad infinita y el amor. Y, mediante la participación en esta verdad y en este amor, Él hace nuevamente de nosotros, en Sí mismo, los hijos de su Eterno Padre; obtiene, de una vez para siempre, la salvación del hombre: de cada uno de los hombres y de todos, de aquellos que nadie arrebatará de su mano… En efecto, ¿quién podría arrebatarlos?”  JPII, homilía, 27/4/1980, n. 5.[51]

47. “[…] como el Concilio Vaticano II recuerda, [el hombre] es la única criatura que Dios ha querido por sí misma y sobre la cual tiene su proyecto, es decir, la participación en la salvación eterna. No se trata del hombre abstracto, sino del hombre real, concreto e histórico: se trata de cada hombre, porque a cada uno llega el misterio de la redención, y con cada uno se ha unido Cristo para siempre a través de este misterio.” JPII, Centesimus Annus n. 5.[52]

48. “En el hecho de la Redención está la salvación de todos, porque cada uno ha sido comprendido en el misterio de la Redención y con cada uno Cristo se ha unido, para siempre, por medio de este misterio.” JPII, Redemptoris Missio n. 4.[53]

49. “Este rayo de la noche de Navidad […] es la chispa de luz más profunda de la humanidad a quien Dios ha visitado, esta humanidad acogida de nuevo y asumida por Dios mismo […] La naturaleza humana asumida místicamente por el Hijo de Dios en cada uno de nosotros, que hemos sido adoptados en la nueva unión con el Padre. La irradiación de este misterio se expande lejos, muy lejos; alcanza también aquellas partes o esferas de la existencia de los hombres en las que todo pensamiento acerca de Dios […] parece estar ausente.” JPII, audiencia general, 27/12/1978, n. 1.[54]

50. “La Eucaristía: el Sacramento de la Alianza del Cuerpo y de la Sangre de Cristo, de la Alianza que es eterna. Esta es la Alianza que abarca a todos. Esta Sangre llega a todos y salva a todos.” JPII, homilía, 6/6/1985, n. 7.[55]

51. «Me parece que la Iglesia ha crecido mucho en la conciencia del respeto -como les dije en el Encuentro Interreligioso, en Colombo-, en los valores. Cuando leemos lo que dice el Concilio Vaticano II sobre los valores en las otras religiones -el respeto-, ha crecido mucho la Iglesia en esto. Y sí, ha habido tiempos oscuros en la historia de la Iglesia, tenemos que decirlo, sin vergüenza.»Francisco, 15/1/2015.[56]

52. «El Vaticano II, inspirado por el papa Juan y por Pablo VI, decidió mirar al futuro con espíritu moderno y abrirse a la cultura moderna. Los padres conciliares sabían que abrirse a la cultura moderna significaba ecumenismo religioso y diálogo con los no creyentes.» Francisco, 24/9/2013.[57]

53. «El Vaticano II supuso una relectura del Evangelio a la luz de la cultura contemporánea. Produjo un movimiento de renovación que viene sencillamente del mismo Evangelio. Los frutos son enormes. Basta recordar la liturgia. El trabajo de reforma litúrgica hizo un servicio al pueblo, releyendo el Evangelio a partir de una situación histórica concreta. Sí, hay líneas de hermenéutica de continuidad y de discontinuidad, pero una cosa es clara: la dinámica de lectura del Evangelio actualizada para hoy, propia del Concilio, es absolutamente irreversible.» Francisco, agosto de 2013.[58]

54. ¡Cuánto ha tenido que esperar el universo, qué gran carrera tuvo que tomar, para llegar a este punto! Miles de millones de años, durante los cuales la materia a través de su opacidad, avanzaba hacia la luz de la conciencia, como la linfa que del subsuelo sube con esfuerzo hacia la cima del árbol para expandirse en hojas, flores y frutos. Esta conciencia se alcanzó finalmente cuando apareció en el universo lo que Teilhard de Chardin llama ‘‘el fenómeno humano’’. Pero ahora que el universo ha alcanzado su objetivo, exige que el hombre cumpla su deber, que asuma, por así decirlo, la dirección del coro y entone en nombre de toda la creación: ‘‘¡Gloria a Dios en lo alto del cielo!’’ Padre Raniero Cantalamessa, 1/9/2016.[59]

55. “Si se desea presentar un diagnóstico del texto [Gaudium et Spes] en su totalidad, podríamos decir que, en unión con los textos sobre la libertad religiosa [Dignitatis Humanae] y las religiones del mundo [Nostra Aetate] se trata de una revisión del Syllabus de Pío IX, una especie de Anti-Syllabus […] Limitémonos a decir aquí que el texto se presenta como Anti-Syllabus y, como tal, representa una tentativa de reconciliación oficial con la nueva era inaugurada en 1789”. Cardenal Ratzinger, 1985.[60]

56. “La Iglesia ha hecho pacíficamente su revolución de octubre” (Yves Congar, Le Concile au jour le jour, 2ª session, París, Cerf, 1964, p. 115). Y a propósito de la Iglesia escribía: “Lumen Gentium abandonó la tesis que la Iglesia Católica sería Iglesia de modo exclusivo” (Yves Congar, Essais Ecuméniques, Le Centurion, 1984, p. 216). En relación con el ecumenismo: “Es claro, sería vano esconderlo: el decreto conciliar Unitatis redintegratio dice sobre varios puntos otra cosa que el ‘fuera de la Iglesia no hay salvación’, en el sentido en que se entendió, durante siglos, este axioma” (Ibid. p. 85). Admitió también Congar que la declaración  Dignitatis Humanae sobre la libertad religiosa es contraria al Syllabus del Papa Pío IX: “Es innegable que la declaración del Vaticano II sobre la libertad religiosa expresa algo muy distinto de aquello que afirmó el Syllabus de 1864, diciendo justamente lo contrario de las proposiciones 16, 17 y 19 de ese documento” (Yves Congar, La crise d’Eglise et Mgr. Lefebvre, París, Cerf, 1977, p. 54). Por su parte, el Cardenal Suenens dijo que “podríamos hacer una lista impresionante de las tesis enseñadas en Roma antes del Concilio como las únicas válidas, y que fueron eliminadas por los Padres conciliares (I.C.I., 15 de mayo de 1969).”[61]

57. «Por último, para llegar a la cuestión definitiva, yo diría: Dios o existe o no existe. Hay sólo dos opciones. O se reconoce la prioridad de la razón, de la Razón creadora que está en el origen de todo y es el principio de todo -la prioridad de la razón es también prioridad de la libertad- o se sostiene la prioridad de lo irracional, por lo cual todo lo que funciona en nuestra tierra y en nuestra vida sería sólo ocasional, marginal, un producto irracional; la razón sería un producto de la irracionalidad. En definitiva, no se puede probar uno u otro proyecto, pero la gran opción del cristianismo es la opción por la racionalidad y por la prioridad de la razón. Esta opción me parece la mejor, pues nos demuestra que detrás de todo hay una gran Inteligencia, de la que nos podemos fiar.  (…) Si analizamos las grandes opciones, la opción cristiana es también hoy la más racional y la más humana. Por eso, podemos elaborar con confianza una filosofía, una visión del mundo basada en esta prioridad de la razón, en esta confianza en que la Razón creadora es Amor, y que este amor es Dios.» Benedicto XVI, 6/4/2006.[62]

58. «La paz se arraiga en el respeto de la libertad religiosa, que es un aspecto fundamental y primordial de la libertad de conciencia de las personas y de la libertad de los pueblos. Es importante que (…) cada persona pueda adherirse a la religión que quiera y practicarla libremente (…) Aceptar esa dimensión personal y colectiva tendrá (…) efectos benéficos sobre la vida social, pues amar al Todopoderoso y acogerlo invita a (…) construir la paz. Aliento a los responsables de las naciones (…) a comprometerse cada vez con mayor decisión en la construcción de un mundo libre, fraterno y solidario.» Benedicto XVI, 18/5/2006.[63]

59. «Lugares de culto, como esta estupenda mezquita de Al-Hussein Bin Talal (…) se alzan como joyas sobre la superficie de la tierra. Desde las antiguas a las modernas, desde las espléndidas a las humildes, todas hacen referencia a lo divino, al Único Trascendente, al Omnipotente (…) Musulmanes y cristianos (…) tienen que comprometerse hoy por ser conocidos y reconocidos como adoradores de Dios fieles a la oración, deseosos de comportarse y vivir según las disposiciones del Omnipotente, misericordiosos y compasivos, coherentes para dar testimonio de todo lo que es justo y bueno, recordando siempre el origen común y la dignidad de cada persona humana, que constituye la cumbre del designio creador de Dios para el mundo y la historia.» Benedicto XVI, 9/5/2009.[64]

60. «Hermanos y hermanas que habéis acudido aquí de diversas partes del mundo, dentro de poco nos dirigiremos a los lugares previstos a fin de implorar de Dios el don de la paz para toda la humanidad. Pidámosle que nos conceda reconocer el camino de la paz y de las correctas relaciones con Dios y entre nosotros. Pidámosle que abra los corazones a la verdad sobre él y sobre el hombre. El objetivo es único y la intención es la misma, pero oraremos según formas diversas, respetando las demás tradiciones religiosas. En el fondo, también esto entraña un mensaje: queremos mostrar al mundo que el impulso sincero de la oración no lleva a la contraposición y menos aún al desprecio del otro, sino más bien a un diálogo constructivo, en el que cada uno, sin condescender de ningún modo con el relativismo ni con el sincretismo, toma mayor conciencia del deber del testimonio y del anuncio.» Juan Pablo II, 24/1/2002.[65]

61. «El soplo de la vida divina, el Espíritu Santo, en su manera más simple y común, se manifiesta y se hace sentir en la oración. Es hermoso y saludable pensar que, en cualquier lugar del mundo donde se ora, allí está el Espíritu Santo, soplo vital de la oración. Es hermoso y saludable reconocer que si la oración está difundida en todo el orbe, en el pasado, en el presente y en el futuro, de igual modo está extendida la presencia y la acción del Espíritu Santo, que « alienta » la oración en el corazón del hombre en toda la inmensa gama de las más diversas situaciones y de las condiciones, ya favorables, ya adversas a la vida espiritual y religiosa.» Juan Pablo II, 18/5/1986.[66]

62. «Tal divinización de los seres humanos nos da un sentido del valor de la vida. No solo yo soy divino en esencia, sino que todos los demás son igualmente divinos en esencia, y eso es lo que nos une a los demás bajo la Paternidad de Dios. Si tenemos tal comprensión, las pertenencias múltiples dejarán de ser fuentes de conflicto. Lo que el Consejo Pontificio propone hoy es un modelo de relación interreligiosa. Es un compromiso que puede abrir la conversación entre varias tradiciones religiosas para desarrollar tal comprensión del humanismo espiritual.» Didi Talwalkar, 24/1/2002.[67]

63. «Queridos hermanos y hermanas, en el Mensaje para la Jornada de la Paz de hoy subrayé que las grandes religiones pueden constituir un importante factor de unidad y de paz para la familia humana, y recordé, al respecto, que en este año 2011 se celebrará el 25° aniversario de la Jornada mundial de oración por la paz que el venerable Juan Pablo II convocó en Asís en 1986. Por esto, el próximo mes de octubre, iré como peregrino a la ciudad de san Francisco, invitando a unirse a este camino a los hermanos cristianos de las distintas confesiones, a los representantes de las tradiciones religiosas del mundo, y de forma ideal, a todos los hombres de buena voluntad, con el fin de recordar ese gesto histórico querido por mi predecesor y de renovar solemnemente el compromiso de los creyentes de todas las religiones de vivir la propia fe religiosa como servicio a la causa de la paz. Quien está en camino hacia Dios no puede menos de transmitir paz; quien construye paz no puede menos de acercarse a Dios. Os invito a acompañar esta iniciativa desde ahora con vuestra oración.» Benedicto XVI, 1/1/2011.[68]

64. “¿Acaso el hombre moderno no llegará un día, a medida que sus estudios científicos progresen y descubran leyes y realidades ocultas bajo el rostro mudo de la materia, a prestar oídos a la maravillosa voz del espíritu que palpita en ella?  ¿No será ésa la religión del mañana? El mismísimo Einstein previó la espontaneidad de una religión del universo.” Cardenal Montini, 27/3/1960.[69]

Alejandro Sosa Laprida

Descargar el PDF:

https://drive.google.com/file/d/1UCX7bTmWcqJNlKArCX4ChkuLZmdhuHH6/view

Mi blog en castellano:

https://gloria.tv/Miles%20-%20Christi

Mi blog en inglés:

https://gloria.tv/Miles%20-%20Christi%20-%20English

Sobre el pontificado de Bergoglio:

https://gloria.tv/post/UEqqVjZCCVLQ6g89ps67irXSM


[1] Artículo publicado aquí: “Ecumenismo y apostasía” – https://gloria.tv/post/RsfJFXSNoWkV666xPZ94u8VTL

[2] «Las palabras que hemos escuchado, y también los cantos y las danzas que han animado nuestra asamblea, nos han hablado de modo elocuente del deseo de armonía, fraternidad y paz encarnado en las enseñanzas de las religiones del mundo (…) Es un signo particularmente reconfortante de nuestros tiempos que los creyentes y las personas de buena voluntad se sientan cada vez más llamados a cooperar en la formación de una cultura del encuentro, del diálogo y de la colaboración al servicio de la familia humana.»

https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2017/december/documents/papa-francesco_20171201_viaggioapostolico-bangladesh-pace.html

[3] Recomiendo la lectura del artículo “El Concilio Vaticano II inició la Pasión de la Iglesia”:  https://gloria.tv/post/h9BNFYZP1fZX3ch72xV8np9nd

[4] Para comprender lo que es el modernismo, la herejía infiltrada en la Iglesia a fines del siglo XIX, condenada por San Pío X a comienzos del siglo pasado en su encíclica Pascendi, metamorfoseada en «nouvelle théologie» a partir de los años 30′, condenada por Pío XII en 1950 en su encíclica Humani Generis y finalmente triunfante desde el CVII -gracias a sus valedores, los criptomodernistas Roncalli y Montini-, recomiendo la lectura de los siguientes artículos: 1. “Francisco, Teilhard de Chardin y el panteísmo” https://gloria.tv/post/kpjo9SAYhnqn1YM7HScvWZNZE y 2. “Francisco niega la existencia del infierno” https://gloria.tv/post/aRh3cYAJmb9K6epAqUFVeAQsE

[5] Francisco, discurso a los representantes de las religiones durante el encuentro Religiones y Educación: hacia un Pacto Mundial por la Educación el 05/10/2021, en el marco del Pacto Mundial por la Educación, convocado por Francisco el 12/09/2019 para educar a las nuevas generaciones en la fraternidad: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2021/10/05/encun.html

[6] Francisco, discurso a una delegación de la Asociación Unida de Budismo Humanista el 16/03/2023: https://www.vatican.va/content/francesco/en/speeches/2023/march/documents/20230316-buddismo-taiwan.html

[7] Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, mensaje a los musulmanes por el mes de Ramadán el 03/03/2023: https://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2023/03/24/0225/00482.html

[8] Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar el 04/02/2019 en Abu Dhabi, declaración conjunta intitulada:                         “La fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común”. Esta declaración pronto formará parte del adoctrinamiento practicado por los organismos mundialistas -con la complicidad del Vaticano- para allanar el camino a una futura religión mundial que “garantice” la paz y la seguridad del planeta. Cito el texto, para que no queden dudas: “[…] la Iglesia Católica y al-Azhar, a través de la cooperación conjunta, anuncian y                      prometen llevar este Documento a las Autoridades, a los líderes influyentes, a los hombres de religión de todo el mundo, a las organizaciones regionales e internacionales competentes, a las organizaciones de la sociedad civil, a las instituciones religiosas y a los exponentes del pensamiento; y participar en la difusión de los principios de esta Declaración a todos los niveles regionales e internacionales, instándolos a convertirlos en políticas,                      decisiones, textos legislativos, planes de estudio y materiales de comunicación. Al-Azhar y la Iglesia Católica piden que este documento sea objeto de investigación y reflexión en todas las escuelas, universidades                                e institutos de educación y formación, para que se ayude a crear nuevas generaciones que traigan el bien                        y la paz, y defiendan en todas partes los derechos de los oprimidos y de los últimos.” https://www.vatican.va/content/francesco/es/travels/2019/outside/documents/papa-francesco_20190204_documento-fratellanza-umana.html – Sobre el tema recomiendo el siguiente estudio: “El Vaticano promueve la apostasía y una religión global”: https://gloria.tv/post/bUsSsFR763PH42N9dkudYoCLQ

[9] Dignitatis Humanae n. 2: https://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651207_dignitatis-humanae_sp.html – Esto es totalmente falso (nótese que, curiosamente, el documento no brinda ninguna cita bíblica ni magisterial en respaldo de su posición), además de blasfemo y herético, ya que se opone diametralmente al primer mandamiento: “Yo, el Señor, soy tu Dios (…) No habrá para ti otros dioses delante de mí. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les darás culto” (Ex. 20, 2-5) y “Está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, sólo a Él darás culto” (Mt. 4, 10) Comparar ahora con este texto de DH: “(…) la naturaleza social, tanto del hombre como de la religión misma, exige las comunidades religiosas. A estas comunidades (…) se les debe (…) la inmunidad (…) para honrar a la Divinidad con culto público (…) Forma también parte de la libertad religiosa el que no se prohíba a las comunidades religiosas manifestar libremente el valor peculiar de su doctrina para la ordenación de la sociedad (…)” n. 4. Me gustaría saber lo que dirían al respecto Moisés o San Pablo…

[10] Francisco, audiencia con miembros de la Cruz Roja italiana el 27/01/2018:  https://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2018/january/documents/papa-francesco_20180127_croce-rossa-italiana.html – Video : mirar desde 20:57 hasta 21:08 :

[11] Francisco, entrevista con La Civiltá Cattolica del 24/09/2016: https://www.aciprensa.com/noticias/texto-entrevista-del-papa-francisco-con-la-civilta-cattolica-antes-del-viaje-a-suecia-84744/

[12] http://www.vatican.va/content/francesco/es/audiences/2017/documents/papa-francesco_20170607_udienza-generale.html – Francisco, audiencia general del 07/06/2017 – Mirar el video:  https://gloria.tv/post/DUSimJHrubnC29eYpaszyP9GC

[13] Francisco en el Vídeo del Papa  de enero de 2016 – “El vídeo del Papa es una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad”: https://www.youtube.com/watch?v=OlElPFJPmeY

[14] Juan Pablo II, audiencia general del 09/09/1988: http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1998/documents/hf_jp-ii_aud_09091998.html

[15] Francisco, audiencia general, 02/02/2022: https://www.vatican.va/content/francesco/es/audiences/2022/documents/20220202-udienza-generale.html

[16] Juan Pablo II, Redemptor Hominis n. 6: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_04031979_redemptor-hominis.html

[17] Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, mensaje a los hindúes con ocasión de la fiesta de Deepavali el 21/10/2019: http://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2019/10/21/mens.html

[18] Declaración conciliar Nostra Aetate, n. 2: http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651028_nostra-aetate_sp.html

[19] Juan Pablo II, discurso en la India ante la tumba de Gandhi el 01/02/1986: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/en/speeches/1986/february/documents/hf_jp-ii_spe_19860201_raj-ghat.html

[20] Francisco, Jornada Mundial de Oración por la Paz, Asís, 20/09/2016: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2016/09/20/asis.html

[21] Pablo VI, discurso de clausura de la cuarta sesión del CVII, n. 5: https://www.pastoralsaludlomas.com.ar/images/formacion/concilios/cvii_clausura_cuarta_etapa_conciliar.pdfhttps://www.vatican.va/content/paul-vi/en/speeches/1965/documents/hf_p-vi_spe_19651207_epilogo-concilio.html

[22] Benedicto XVI, discurso al cuerpo diplomático en Turquía el 28/11/2006: https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2006/november/documents/hf_ben-xvi_spe_20061128_diplomatic-corps.html

[23] Francisco, entrevista con Eugenio Scalfari del 24/09/2013,  publicada el 1 de octubre en La Repubblica – cf. p. 10: https://www.aciprensa.com/entrevistapapalarepubblica.pdf

[24] Pablo VI, Ángelus del 07/02/1971: https://w2.vatican.va/content/paul-vi/it/angelus/1971/documents/hf_p-vi_ang_19710207.html

[25] Juan Pablo II, discurso a los representantes de las iglesias cristianas y comunidades eclesiales, y a las religiones del mundo reunidas en Asís el 27/10/1986: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/it/speeches/1986/october/documents/hf_jp-ii_spe_19861027_prayer-peace-assisi-final.html

[26] Juan Pablo II, alocución durante la plegaria ecuménica en Asís, 27/10/1986: http://www.franciscanos.org/selfran45/jornadapaz86.html

[27] Juan Pablo II, discurso navideño a la curia romana, 22/12/1986, n. 7: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/it/speeches/1986/december/documents/hf_jp-ii_spe_19861222_curia-romana.html

[28] Cardenal Wojtyla, Signo de contradicción, BAC, Madrid, 1978, p. 22 a 24. Ejercicios espirituales de Cuaresma del año 1976 predicados a Pablo VI y a la Curia Romana. Wojtyla reconoce que la nueva eclesiología del CVII constituye una ruptura respecto al magisterio tradicional. Por tanto, la manida “hermenéutica de la continuidad” pregonada por Ratzinger no es sino una impostura destinada a ocultar este hecho de una gravedad inaudita. Veamos la nueva definición: “Esta Iglesia [de Cristo], establecida y organizada en este mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él, si bien, fuera de su estructura, se encuentran muchos elementos de santidad y verdad que, como bienes propios de la Iglesia de Cristo, impelen hacia la unidad católica.” Lumen Gentium n. 8: https://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_const_19641121_lumen-gentium_sp.htmlEsto fue ratificado por la declaración Dominus Iesus: “Con la expresión subsitit in el Concilio Vaticano II quiere armonizar dos afirmaciones doctrinales: por un lado, que la Iglesia de Cristo, no obstante las divisiones entre los cristianos, sigue existiendo plenamente sólo en la Iglesia católica, y, por otro lado, que fuera de su estructura visible pueden encontrarse muchos elementos de santificación y de verdad, ya sea en las Iglesias como en las Comunidades eclesiales separadas de la Iglesia católica […] Las Iglesias (esto es herético, porque existe una única Iglesia fundada por Cristo, a saber, la Iglesia Católica) que no están en perfecta comunión (como si existiera una “comunión imperfecta”, noción completamente contradictoria) con la Iglesia católica pero se mantienen unidas a ella por medio de vínculos estrechísimos como la sucesión apostólica (no es cierto, pues la sucesión apostólica implica el poder de jurisdicción sobre los fieles –potestas iurisdictionis-, no basta con la transmisión válida del poder de orden –potestas ordinis-; un sucesor de los apóstoles es, por definición, miembro de la Iglesia católica) y la Eucaristía válidamente consagrada, son verdaderas iglesias particulares (esto es mentira: son sectas heréticas y cismáticas, las iglesias particulares son las diferentes diócesis católicas). Por eso, también en estas Iglesias está presente y operante la Iglesia de Cristo […].” n. 16/17:

https://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20000806_dominus-iesus_sp.html – «Algunos no se consideran obligados por la doctrina -que, fundada en las fuentes de la revelación, expusimos Nos hace pocos años en una encíclica [Mystici Corporis]-, según la cual el Cuerpo místico de Cristo y la Iglesia católica romana son una sola y misma cosa.» Pío XII, encíclica Humani Generis n. 21, 12/08/1950.

https://www.vatican.va/content/pius-xii/es/encyclicals/documents/hf_p-xii_enc_12081950_humani-generis.html#_ftnref6

[29] https://opusdei.org/es-es/article/asis-2011-peregrinos-de-la-verdad-peregrinos-de-la-paz/https://www.focolare.org/espana/es/news/2015/10/27/el-espiritu-de-asis/

[30] Benedicto XVI, 28/10/2011, discurso a los representantes de las religiones que se reuniero en Asís el día anterior para el encuentro interreligioso: http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2011/october/documents/hf_ben-xvi_spe_20111028_religious-delegations.html

[31] Benedicto XVI, Luz del mundo, p. 79: http://img89.xooimage.com/files/f/e/4/luz-del-mundo-lib…icto-xvi-37b8cab.pdf

[32] Benedicto XVI, homilía en la catedral de Aosta el 07/07/2009 en la cual, hablando de la Eucaristía, citó explícitamente a Teilhard, haciéndose eco de su libro herético, naturalista y panteísta La misa sobre el mundo:

https://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2009/documents/hf_ben-xvi_hom_20090724_vespri-aosta.html

[33] Se podría citar igualmente la homilía de Corpus Christi de 2006: «La creación con todos sus dones aspira, más allá de sí misma, hacia algo todavía más grande. Más allá de la síntesis de las propias fuerzas, y más allá de la síntesis de la naturaleza y el espíritu que en cierto modo experimentamos en ese trozo de pan, la creación está orientada hacia la divinización, hacia las santas bodas, hacia la unificación con el Creador mismo.»

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/fr/homilies/2006/documents/hf_ben-xvi_hom_20060615_corpus-christi.html. Y también la de la Vigilia Pascual del mismo año: «Un teólogo alemán dijo una vez con ironía que el milagro de un cadáver reanimado -si es que eso hubiera ocurrido verdaderamente, algo en lo que no creía- sería a fin de cuentas irrelevante para nosotros porque, justamente, no nos concierne. En efecto, el que solamente una vez alguien haya sido reanimado, y nada más, ¿de qué modo debería afectarnos? Pero la resurrección de Cristo es precisamente algo más, una cosa distinta. Es -si podemos usar por una vez el lenguaje de la teoría de la evolución- la mayor mutación, el salto más decisivo en absoluto hacia una dimensión totalmente nueva, que se haya producido jamás en la larga historia de la vida y de sus desarrollos: un salto de un orden completamente nuevo, que nos afecta y que atañe a toda la historia.» http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2006/documents/hf_ben-xvi_hom_20060415_veglia-pasquale.html

[34] http://w2.vatican.va/content/john-xxiii/es/encyclicals/documents/hf_j-xxiii_enc_11041963_pacem.html

[35] https://w2.vatican.va/content/paul-vi/es/speeches/1965/documents/hf_p-vi_spe_19651004_united-nations.html

[36] https://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/1979/october/documents/hf_jp-ii_spe_19791002_general-assembly-onu.html

[37] Francisco, encíclica Laudato Si’, 24/05/2015, § 175: https://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

[38] Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, mensaje a los musulmanes para el mes de Ramadán, 02/06/2017: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2017/06/02/mens.html

[39] Francisco, conferencia del 30/11/2014: http://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2014/november/documents/papa-francesco_20141130_turchia-conferenza-stampa.html

[40] Conferencia Episcopal Argentina, junio de 2016: http://www.episcopado.org/portal/actualidad-cea/oficina-de-prensa/item/1204-un-minuto-por-la-paz.htmlhttps://episcopado.org/ver/3363

[41] Francisco, entrevista con Eugenio Scalfari, 24/09/2013,  publicada el 1 de octubre en La Repubblica – cf. p. 2: https://www.aciprensa.com/entrevistapapalarepubblica.pdf

[42] Francisco, entrevista con  Joaquín Morales Solá el 05/10/ 2014, publicada en La Nación: https://www.lanacion.com.ar/politica/poder-politica-y-reforma-a-solas-con-francisco-nid1733084

[43] Francisco, entrevista con el Padre Antonio Spadaro s.j. director de La Civiltà Cattolica el 19, 23 y 29 de agosto de 2013 – Cf. p. 18: https://www.aciprensa.com/entrevistapapafrancisco.pdf

[44] Idem, p. 14.

[45] Francisco, mensaje para la 48 Jornada mundial de las comunicaciones sociales : La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro, 01/06/2014 – cf. § 11: http://w2.vatican.va/content/francesco/es/messages/communications/documents/papa-francesco_20140124_messaggio-comunicazioni-sociali.html                                                                         

[46] Francisco, entrevista con Gerson Camarotti de la televisión brasileña en julio de 2013 durante las JMJ de Río de Janeiro: https://novusordowatch.org/2014/09/francis-not-care-religion/

[47] Francisco, exhortación apostólica Evangelii Gaudium, 24/11/2013, § 129: https://www.vatican.va/content/francesco/es/apost_exhortations/documents/papa-francesco_esortazione-ap_20131124_evangelii-gaudium.html

[48] Leer al respecto el brillante estudio de un sacerdote alemán: “Juan Pablo II profesaba la herejía de la salvación universal”: https://gloria.tv/post/6zthWmGbzH4c1khnBxDXRbRGf – Descarga gratuita.

[49] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_04031979_redemptor-hominis.html#-2O

[50] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/1979/december/documents/hf_jp-ii_spe_19791222_auguri-collegio.html

[51] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/homilies/1980/documents/hf_jp-ii_hom_19800427_visita-parrocchia.html

[52] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_01051991_centesimus-annus.html

[53] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_07121990_redemptoris-missio.html

[54] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1978/documents/hf_jp-ii_aud_19781227.html

[55] https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/homilies/1985/documents/hf_jp-ii_hom_19850606_corpus-domini.html

[56] Francisco, entrevista del 15/01/2015: http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/january/documents/papa-francesco_20150115_srilanka-filippine-incontro-giornalisti.html

[57] Francisco, entrevista con Eugenio Scalfari, 24/09/2013,  publicada el 1 de octubre en La Repubblica – cf. p. 8: https://www.aciprensa.com/entrevistapapalarepubblica.pdf

[58] Francisco, entrevista con el Padre Antonio Spadaro s.j. director de La Civiltà Cattolica el 19, 23 y 29 de agosto de 2013 – Cf. p. 18: https://www.aciprensa.com/entrevistapapafrancisco.pdf

[59] Padre Raniero Cantalamessa, predicador oficial de la Casa Pontificia (http://www.cantalamessa.org/?page_id=193&lang=es), en la basílica de San Pedro el 01/09/2016 durante el oficio de Vísperas de la Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación, instituida por Francisco en 2015.http://www.archivioradiovaticana.va/storico/2016/09/01/%C2%BFrezar_por_la_creaci%C3%B3n_o_rezar_con_la_creaci%C3%B3n,_homil%C3%ADa_del/es-1255128 – Mensaje de Francisco: «El examen de conciencia, el arrepentimiento y la confesión al Padre rico de misericordia, nos conducen a un firme propósito de cambio de vida. Y esto debe traducirse en actitudes y comportamientos concretos más respetuosos con la creación, como, por ejemplo, hacer un uso prudente del plástico y del papel, no desperdiciar el agua, la comida y la energía eléctrica, diferenciar los residuos, tratar con cuidado a los otros seres vivos, utilizar el transporte público y compartir el mismo vehículo entre varias personas, entre otras cosas. No debemos pensar que estos esfuerzos sean demasiado pequeños para mejorar el mundo. Estas acciones provocan en el seno de esta tierra un bien que siempre tiende a difundirse, a veces invisiblemente, y refuerzan un estilo de vida profético y contemplativo, capaz de gozar profundamente sin obsesionarse por el consumo». https://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/pont-messages/2016/documents/papa-francesco_20160901_messaggio-giornata-cura-creato.html

[60] Joseph Ratzinger, Los principios de la teología católica, París, Téqui, 1985, p. 426-427. https://radiocristiandad.org/2007/05/30/documentos-acerca-del-modernismo-gaudium-et-spes-es-un-anti-syllabus/https://www.traditioninaction.org/ProgressivistDoc/A_031_RatzingerCouterSyllabus.htm. Éste es el hombre que ha logrado embaucar a los católicos «conservadores» y a gran parte de los «tradicionalistas» con su cuento chino de la «hermenéutica de la continuidad»…

[61] https://www.religionenlibertad.com/blog/17718/lefebvrismo-precisiones-a-unas-resenas-historicas.html. El cardenal belga Joseph Suenens fue uno de los cuatro moderadores del concilio designados por Pablo VI y el Padre Yves Congar, dominico francés apartado de la enseñanza por sus ideas progresistas bajo Pío XII, fue «sorpresivamente» rehabilitado por Juan XXIII, quien le encomendó trabajar en varios documentos del concilio, junto a otros teólogos modernistas, como Joseph Ratzinger, Henri de Lubac, Karl Rahner, Edward Schillebeeckx y Hans Küng.

[62] Benedicto XVI, 06/04/2006. En esta afirmación se combinan agnosticismo y naturalismo, doctrinas incompatibles con la fe católica y claramente condenadas por el magisterio eclesial. Huelga decir que la fe en Jesucristo no es una «opción», sino que es necesaria para la salvación, y que el cristianismo no es simplemente «mejor» que las otras «grandes opciones» religiosas, pues se trata de la única religión verdadera. http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2006/april/documents/hf_ben-xvi_spe_20060406_xxi-wyd.html – Veamos lo que dice al respecto la Constitución Dogmática Dei Filius, promulgada por el Concilio Vaticano I el 24 de abril de 1870: «Canon II. Sobre la Revelación: 1. Si alguno dijere que Dios, uno y verdadero, nuestro creador y Señor, no puede ser conocido con certeza a partir de las cosas que han sido hechas, con la luz natural de la razón humana: sea anatema.» El primero de septiembre de 1910 San Pío X promulgó el Motu Proprio Sacrorum Antistitum, con la finalidad de «conjurar el peligro modernista», el cual incluía, al final del documento, el Juramento Antimodernista que debía prestar todo miembro del clero, y que fue suprimido por Pablo VI el 17 de julio de 1967, por ser visiblemente incompatible con la tarea de aggiornamento de la Iglesia emprendida por Roncalli y continuada por Montini. Joseph Ratzinger efectuó el juramento (al igual que todos los papas conciliares), por lo cual su violación lo hace incurrir ipso facto en el anatema que pesa sobre quienes profesan la herejía modernista. Transcribo seguidamente un pasaje de dicho juramento: «En primer lugar, profeso que Dios, principio y fin de todas las cosas puede ser conocido y por tanto también demostrado de una manera cierta por la luz de la razón, por medio de las cosas que han sido hechas, es decir por las obras visibles de la creación, como la causa por su efecto.»

[63] Benedicto XVI, 18/05/2006, discurso a embajadores ante la Santa Sede: https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2006/may/documents/hf_ben-xvi_spe_20060518_ambassadors.html

[64] Benedicto XVI, discurso a los jefes religiosos musulmanes en la mezquita nacional de Jordania el 09/05/2009: https://es.zenit.org/2009/05/09/discurso-de-benedicto-xvi-en-el-recinto-exterior-de-la-mezquita-nacional-jordana/

[65] Juan Pablo II, discurso en la Jornada Interreligiosa por la Paz en Asís el 24/01/2002: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/2002/january/documents/hf_jp-ii_spe_20020124_discorso-assisi.html

[66] Juan Pablo II, encíclica Dominum et Vivificantem n. 65, 18/05/1986: https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_18051986_dominum-et-vivificantem.html#-6C

[67] Didi Talwalkar, representante del hinduísmo, en la Jornada Interreligiosa por la Paz en Asís el 24/01/2002: https://www.vatican.va/special/assisi-testimonianze_20020124_en.html#Didi%20Talwalkar

[68] Benedicto XVI, 01/01/2011, tras haber convocado “Asís IV”, con motivo del 25 aniversario de “Asís I”, invocando descaradamente la bendición de Jesús y de María para legitimar su perversa iniciativa ante los fieles incautos: «Por esto, ante el ícono de la Virgen Madre, la Iglesia en este día invoca de Dios, por medio de Jesucristo, el don de la paz: es la Jornada mundial de la paz, ocasión propicia para reflexionar juntos sobre los grandes desafíos que nuestra época plantea a la humanidad.» https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/angelus/2011/documents/hf_ben-xvi_ang_20110101_world-day-peace.html

[69] Cardenal Montini, conferencia Religión y trabajo, Turín, 27/03/1960, Documentation Catholique del año 1960, página 764, número 133, publicado el 19/06/1960. Tres años después este hombre sería elegido nada menos que «Vicario de Cristo», con la misión de completar la obra devastadora iniciada por su mentor, «San» Juan XXIII, el «Papa bueno», promulgando el modernismo como doctrina oficial de la Iglesia y demoliendo la liturgia católica. Y pensar que hoy se lo venera con el apelativo de «San» Pablo VI, ver para creer…

Del mismo autor

Otros Archivos vaticanos

Sería bueno, quizás, y lo esperamos -¿contra toda esperanza? -, que...

Últimos Artículos

«Te dormiste»

El aria, llamada Nessum Dorma y perteneciente a la...

Si no eres Tradicionalista ¿te odio?

Traducimos a continuación unos comentarios de Michael Matt advirtiendo...