Portillo

 

 

 

 

 

Frases del nuevo Beato Álvaro del Portillo sobre el Sacerdocio. Consideremos el contraste con la visión que del sacerdocio se sostiene desde el modernismo teológico (tanto el externo como el interno que está asentado en la Iglesia Católica):

“A partir de su ordenación, toda «recuperación» de aquellas realidades o funciones a las
que, elegido y movido por Dios, renunció para entregarse a su misión, sería ya una
pérdida: para la Iglesia, en donde el sacerdote es punto focal de irradiación salvífica, y
para el mismo sacerdote que, hecho vaso de elección, configurado ontológica y
definitivamente (in aeternum) por el carácter sacerdotal, se encuentra ante la alternativa
de llenar su existencia de vida sacerdotal o tenerla vacía”

Propuesta Progre: Que el Sacerdote alterne su labor ministerial con trabajos civiles para así estar más “encarnado”.

«Por el Sacramento del Orden, los Presbíteros se configuran con Cristo Sacerdote, como
ministros de la Cabeza, para construir y edificar todo su Cuerpo, que es la Iglesia”

Propuesta Progre: La llamada al sacerdocio se siente por el deseo de construir “un mundo mejor”.

“El sacerdote no es más cristiano que los demás fieles, pero es más sacerdote, e incluso lo es
de un modo esencialmente distinto”

Propuesta Progre: Diluir la diferencia entre el sacerdocio ministerial y el de los fieles, para que solo queden diferencias funcionales.

“En efecto, aunque la gracia de Dios pueda cumplir la obra de salvación
incluso por medio de ministros indignos, sin embargo, Dios, por regla general, prefiere
manifestar sus maravillas a través de quienes son más dóciles al impulso y a la dirección
del Espíritu Santo, por su íntima unión con Cristo y por la santidad de su vida”

Propuesta Progre: Como TODO es Gracia, el Espíritu Santo lo hace todo con independencia de que el sacerdote sea más o menos piadoso.

«La continencia perfecta y perpetua por el Reino de los cielos aconsejada por Cristo
Señor, aceptada con gusto y practicada laudablemente por muchos fieles a lo largo de
los tiempos y también en nuestros días, ha sido siempre muy estimada por la Iglesia,
sobre todo para la vida sacerdotal”

Propuesta Progre: Proponer el celibato opcional