El Papa ha concedido validez y licitud a las confesiones oídas por Sacerdotes de la Fraternidad San Pío X durante todo el Año de la Misericordia, a la vez que confía “en que en un futuro próximo podemos encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y superiores de la fraternidad”. Este importante gesto de acercamiento, sin duda, supone una nueva “señal” de que van fructificando los contactos discretos para la regularización canónica de la obra fundada por Monseñor Lefebvre.

 

CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO
CON QUE LE DA la indulgencia
EN JUBILEO ESPECIAL DE LA MISERICORDIA

[extracto]

“Una última consideración se da a los fieles que, por diversas razones sienten que asisten a las iglesias oficiadas por los sacerdotes de la Sociedad de San Pío X. Este Año Jubilar de la misericordia no excluye a nadie. Desde diferentes partes, algunos compañeros obispos me han dicho de su buena fe y la práctica sacramental, mezclado a la incomodidad de vivir una condición pastoralmente difícil. Confío en que en un futuro próximo podemos encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y superiores de la fraternidad. Mientras tanto, impulsado por la necesidad de coincidir con el bienestar de estos fieles, por mi propia mano establezco que muchos durante el Año Santo de la Misericordia se acercan a celebrar el Sacramento de la Reconciliación a los sacerdotes de la Sociedad de San Pío X, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados.”