Día litúrgico: Lunes XXXIV del tiempo ordinario
Texto del Evangelio (Lc 21,1-4): En aquel tiempo, alzando la mirada, Jesús vio a unos ricos que echaban sus donativos en el arca del Tesoro; vio también a una viuda pobre que echaba allí dos moneditas, y dijo: «De verdad os digo que esta viuda pobre ha echado más que todos. Porque todos éstos han echado como donativo de lo que les sobraba, ésta en cambio ha echado de lo que necesitaba, todo cuanto tenía para vivir».
PALABRA DE DIOS
La justicia de Dios no es nuestra justicia, y su vara de medir tampoco. El Señor nos pide a cada uno que entreguemos nuestro corazón desde la sencillez de un hijo con su padre. La fe cristiana no es cosa de apariencias virtuosas o meros signos piadosos…a veces éstos forman una fachada que no es coherente con el interior. La caridad que Dios nos pide no consiste en dar “nuestras cosas” sino en donar nuestro propio ser al hacerlo semejante al de Cristo. Tengamos esto en cuenta a la hora de no juzgar nunca a los demás.
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".