Desde hace casi cuatro años es observado como en el eje kosovar-bosnio se oculta el principal centro del Isis en Europa. Y como en Cremona se han registrado trazos seguros de tal avanzada del terrorismo islámico. Ahora bien, desafortunadamente se agregó otro elemento que confirma tales noticias: fue expulsado, de hecho, «por motivos de seguridad del Estado» el imán kosovar Nacer Baftija, de 39 años, sin antecedentes. Casado y padre de dos hijas, residía al menos hacía unos diez años en Cremona, donde actuaba junto al local del centro cultural islámico «La Esperanza», también en Mantova, Guastalla, en diversas mezquitas de Bolonia y en Facebook con intervenciones imbuidas de odio contra los chiítas y contra los «enemigos del islam», teniendo como objetivo el reclutamiento de nuevos jihadistas, tanto compatriotas suyos como italianos.

Pero también fueron frecuentes sus traslados a Alemania, Turquía, Kosovo, Serbia y Macedonia. Baftija se encontraba increíblemente en nuestro país con un permiso de protección humanitaria. Problemas no había tenido sino con un marroquino siempre del centro «La Esperanza» de Cremona, que lo querelló bajo la acusación de lesiones personales.

Desde hace tiempo, sin embargo, estaba bajo observación de los Carabineros de Cremona y de Ros di Brescia: las investigaciones llevadas a cabo dejaron en evidencia, de hecho, una peligrosa aproximación con otros imanes de origen balcánico, ya conocidos por su propia radicalización jihadista. Como Bilal Bosnic, conocido por haber frecuentado en el 2011 la Asociación Kosovara de Motta Baluffi. El 4 de septiembre del 2014 fue arrestado y después condenado a 7 años de reclusión en Bosnia por financiamiento, reclutamiento y organización de grupos terroristas.

Pero Baftija conoció también al kosovaro Resim Kastrati, cuyo nombre en código es Obeidullah, hoy con 25 años: llegó a Italia en enero del 2009 y se estableció en Pozzaglio y Uniti, siempre en Cremona. Figuraba como carnicero desocupado, fue expulsado de Italia en enero del 2015 por el entusiasmo con el cual acogió en las redes sociales la noticia de la masacre de Charlie Hebdo. Poco después fue identificado en Alemania junto con un paquistanés de Ros di Brescia, ya arrestado: el hombre pierde el pelo, pero no las mañas. Pero Baftija fue también amigo de otro kosovaro Abdul Gaffur Dibrani, 26 años, residente en Fiesse, en la comuna del Bresciano, expulsado a su vez por haber hecho propaganda a favor del Isis.

Por otra parte, el edificio en ruinas de Motta Baluffi, utilizado como sede de la Asociación Kosovara, fue abarrotado y alcanzó cifras record (200 personas), hasta que fue frecuentado por estos y otros exponentes destacados de la jihad internacional; cuando estos se fueron extrañamente la presencia se redujo de modo drástico, hasta un máximo de 50 fieles, un cuarto del total.

Paradigmáticamente aparece un post suyo del 20 de noviembre de 2016, cuando a través de las redes sociales Baftija quiso anunciar aquello que él mismo definió como «el cambio»: aparecieron dos imágenes suyas, el antes y el después de su súbita radicalización. La primera: pelo suelto, sin barba, vestido a la occidental; el después: barba larga, gorra y prendas de vestir musulmanas. Además de su comentario inquietante, su firma de autor: «El cambio es para mejor; agradeciéndole a Alá. Pidamos a Alá caminar siempre en las vías del Corán y de la Sunna».

El mes de febrero ppdo. la Digos lo ha sacado de su habitación y lo transfirió, preso, al Centro de Identificación y Expulsión de Caltanissetta. Le fue revocado el status de protección, contra el cual primero presentó y después retiró un recurso. A tal punto el procedimiento de expulsión no encontró más obstáculos que el último sábado fue repatriado. Se trata de la 24ª expulsión desde comienzos de año. La disposición fue firmada por el Ministro del Interior Matteo Salvini, que en su Facebook reprochó el hecho de que, como agradecimiento escribió «por la protección obtenida de Italia», este hombre diera «lecciones sobre como matar a los cristianos. ¿Nos trae la guerra a Italia? ¡A su casa!». Satisfacción que han expresado inmediatamente después dos parlamentarios cremoneses de la Liga, Claudia Gobbato y Simone Bossi.

La primera célula del Isis en Europa fue identificada en el 2015 en Bosnia, en terrenos aislados vecinos al pueblo de Osve: fueron comprados por un grupo de jihadistas para establecer, como fue confirmado por los servicios secretos, una base para el adiestramiento, un puesto de avanzada del terrorismo islámico absolutamente inaccesible, no localizado en los mapas Gps, a solo 96 kilómetros de Sarajevo y próximo al Mar Mediterráneo, para alcanzar rápidamente Siria e Iraq, en caso de necesidad, o bien la costa del África Septentrional. Ahí los enviados del cotidiano británico Daily Mirror vieron ondear la bandera negra del Isis sobre muros y portones. Desde entonces tuvieron todo el tiempo para ramificar su presencia: una ocasión que, entiendo, no han querido perder…

L’articolo Expulsado otro imán kosovaro de Italia proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.