CORRISPONDENZA ROMANA

Fiesta de María Auxiliadora (24 de mayo)

Esta conmemoración fue introducida en el calendario litúrgico por un decreto del Papa Pío VII del 16 de septiembre 1815, en acción de gracias por su feliz retorno a Roma después del largo y doloroso cautiverio en Savona y en Francia debido al poder tiránico de Napoléon. La invocación “Auxilio de los Cristianos” es antiquísima y fue incluida en las Letanías Lauretanas por el Papa San Pío V en 1571, como homenaje de gratitud a la Santísima Virgen, en virtud de la victoria de los cristianos en la célebre batalla de Lepanto.

* * *

Durante los cinco anos de cautiverio, Pío VII recurría continuamente a Nuestra Señora bajo la invocación de “Auxilio de los Cristianos“. Entre 1809 y 1812 el Pontífice estuvo preso en la ciudad italiana de Savona (a 45 km. de Génova), circunstancia en que hizo el voto de coronar la imagen de la Madre de Misericordia, allí existente, caso obtuviera la libertad.

En el año 1812, el Papa fue llevado a París. Estuvo prisionero en Fontainebleau, al norte de Francia, donde padeció grandes sufrimientos y humillaciones infringidos por el tirano francés.

Pero después de un cierto tiempo los acontecimientos comenzaron providencialmente a trastornar la carrera del déspota.

En el año 1814, debilitado por las derrotas sufridas en varios frentes y presionado por la opinión pública, Napoleón permitió que su augusto prisionero volviera a Roma. El Sumo Pontífice aprovechó el trayecto para honrar de un modo especial a la Madre de Dios coronando en Ancona una imagen de María Santísima bajo la invocación de Reina de Todos los Santos. Y cumpliendo el voto que había hecho cuando estaba prisionero en Saboya, cuando pasó por esa ciudad colocó en la frente de la Madre de Misericordia un follaje de oro.

El viaje continuó en medio de apoteósicas manifestaciones de veneración por parte de las poblaciones de todas las localidades por donde pasó Pío VII. Y el 24 de mayo hizo una entrada triunfal en Roma, donde fue acogido por la mayoría de la población.

Cuando el carruaje que transportaba al Sumo Pontífice avanzaba por la via Flaviana con dificultad en medio de la multitud, un grupo de fieles, bajo los aplausos entusiasmados del pueblo, sacó los caballos y comenzó a arrastrar el vehículo hasta la Basílica del Vaticano.

Pío VII, atribuyendo esa gran victoria de la Iglesia sobre la Revolución a la poderosa intercesión de María Santísima, quiso manifestarle su gratitud mediante el establecimiento de una fiesta, de ámbito universal, dedicada a esa bella invocación mariana.

*     *     *

Dicha invocación conoció un nuevo empuje en todo el mundo católico debido al apostolado de uno de los mayores santos de la época contemporánea: San Juan Bosco, fundador de la Pía Sociedad de San Francisco de Sales (salesianos) y de las Hijas de María Auxiliadora.

Los compañeros de San Juan Bosco observaron que, desde 1860, él había comenzado a invocar a la Santísima Virgen con el título de María Auxiliadora, Maria Auxilium Christianorum.

En diciembre de 1862, el Santo tomó la resolución de construir una iglesia dedicada a esa invocación. En la ocasión declaró: “La Virgen Santísima desea que la honremos con el título de ‘Auxiliadora’; los tiempos que vivimos son tristes y tenemos verdadera necesidad de que la Santísima Virgen nos ayude a conservar y defender la Fe cristiana como en Lepanto, como en Viena, como en Savona y Roma… y será la iglesia-madre de nuestra futura Sociedad y  el centro de donde se irradiarán todas nuestras obras en pro de la juventud“.

Seis años después, el 21 de mayo de 1868, era solemnemente consagrada, en Turín, por el Arzobispo de la ciudad, la magnífica iglesia de María Auxiliadora. El sueño de Don Bosco se había transformado en realidad y aquella devoción, desde entonces, se difundió especialmente por todo el Orbe católico, en gran medida debido a la actuación de la Congregación salesiana. (Revista “Catolicismo“, San Pablo, Brasil, mayo de 1992)

L’articolo Fiesta de María Auxiliadora (24 de mayo) proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana

«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.
Libro Recomendado
Recibe nuestras noticias por email