fbpx

Francia, nuevo sí a la ley crea-Frankenstein

En la Asamblea Nacional de Francia fue votado en segunda lectura y a hurtadillas, en plena noche, a las 4 de la mañana del primero de agosto – la hora de los ladrones, las brujas y los fantasmas – el devastador proyecto de ley sobre bioética. Así, entre el viernes y el sábado, del otro lado de los Alpes, fue horrendamente ultrajada la dignidad del ser humano con un texto infame que consiente en monstruosidades inconcebibles.

A las 19.45 del último 31 de julio, cuando ya el hemiciclo estaba prácticamente desierto, era utilizada la primera ganzúa con la aprobación del artículo 17, que levantó la prohibición de crear embriones humanos transgénicos y quiméricos hombre-animal, en una palabra los nuevos monstruos.

Al final, la galería de los horrores está completa. Se va de la total anulación de la figura del padre en el proceso creativo a la posibilidad concedida a todas las mujeres -incluidas solteras y lesbianas- de acceder al mercado de la reproducción asistida o a los bancos de esperma, con un reembolso por parte del Servicio Nacional de Salud. Fecundación in vitro también post mortem a pedido, caso hubiera fallecido la pareja y con diagnóstico previo a la implantación, para una selección genética, que consiente a la mujer el descartar los embriones considerados no sanos. Vía libre también a la técnica llamada Ropa-Reception of oocytes from partner, que consiente a dos mujeres el implantar en el útero de una el embrión obtenido de la fecundación in vitro del ovocito de otra con esperma donado o adquirido. El hijo tendría entonces dos progenitores biológicos más una tercera gestante. También será posible la utilización de los embriones “de reserva”, “almacenados” porque sobrantes, para convertirse en piezas de recambio para hermanos y hermanas, en el caso de enfermedades o transplantes de órganos. Análogamente será posible recurrir a los embriones-quimera, para ofrecer a pedido.

Hubo numerosas reacciones. Seca, pero sumando todo no demasiado dura, frente a la gravedad de cuando había sido votado en el recinto, fue la réplica de la Conferencia Episcopal francesa: «¿Podemos hablar de “equilibrio”, cuando el poder del más fuerte – el de los adultos – impone deseos a los más débiles, los niños, que no obstante están sujetos a las disposiciones del derecho? ¿Los parlamentarios siguieron el rumbo de la Historia? ¿O su voto no será el resultado de una cierta miopía?», se preguntaron los Obispos franceses.

La Fundación Jérôme Lejeune identificó una sola nota positiva en el proyecto de ley, allí donde fue rechazada la DPIA-diagnóstico genético preimplantacional por aneuploidías, es decir las anomalías cromosómicas: «Es una victoria simbólica importante, porque los diputados se negaron, después del Senado, a incluir en la ley la selección de los seres humanos. ¿Qué parejas aceptarían aún mañana un niño con síndrome de Down si tuvieran la posibilidad de recurrir a la DPIA en el marco de la fecundación in vitro que les promete el niño perfecto?». Según Jean-Marie Le Méné, presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, «el DPIA habría eliminado el 100% de los embriones portadores de una anomalía cromosómica». Fue dirigido no obstante un llamamiento al Parlamento para que no ceda «a los intereses financieros de los laboratorios. El transhumanismo, que consiste en la eliminación de los seres imperfectos, no es medicina».

Firme y clara fue la crítica de Caroline Roux, delegada general de«Alliance Vita», según la cual este proyecto de ley constituye «una fractura ética completa. Fueron cruzadas las líneas rojas colocando en peligro la misma integridad de la especie humana. Nosotros nos dirigimos a los senadores, que aún tienen el poder de modificar la normativa, a fin de que se muestren a la altura de lo que está en juego». Por otra parte, «Alliance Vita» denunció también la aprobación de un nuevo criterio capaz de hacer “saltar” todo el panorama del aborto en Francia, es decir, el criterio no verificable y absolutamente arbitrario del «malestar psicosocial», que de hecho consiente recurrir al aborto incluso hasta el último día de gravidez. Deshumano.

La hora avanzada, elegida deliberadamente para la votación del proyecto de ley en la Asamblea Nacional, favoreció el ausentismo en el recinto – especialmente en las bancadas de la oposición, respecto a un tema que habría exigido en sentido opuesto un amplio debate, un recorrido institucional normal, sobre la base de números muy distintos: en el recinto estaban presentes solo 97 de los 577 miembros del Parlamento francés.

Todo no está perdido, como dije, aunque los márgenes son realmente estrechos: en septiembre el texto deberá volver al Senado, donde la oposición tendría números suficientes para rechazar esta monstruosidad. Pero, dado cuanto ocurrió en la noche entre el 31 de julio y el primero de agosto, nada puede darse por sentado. Y en enero la abominable ley podría tornarse realidad a todos los efectos y crear nuevos Frankenstein.

L’articolo Francia, nuevo sí a la ley crea-Frankenstein proviene da Correspondencia romana | agencia de información.




Corrispondenza Romana
Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

Una nueva bandera «roja», esta vez en Irlanda

La ideología comunista avanza en Europa. La alarma comenzó en España...

Últimos Artículos