Homilía: Dios, sálvame

El asunto más importante de nuestra existencia es la salvación. Como dice San Alfonso, ‘Salvarse es la única cosa necesaria.’ En este sermón del Domingo de Quincuagésima, el P. Rodríguez predica sobre tres versículos de las Lecturas del Tiempo de Septuagésima – Salmo 30:3, 2 Cor 6:1, Joel 2:12-13 – y tres temas correspondientes:  [1] la salvación del alma, [2] no recibir la gracia de Dios en vano, y [3] la pureza del corazón.  El Tiempo de Cuaresma es el tiempo más apropiado para purificar nuestros corazones.

Padre Michael Rodríguez
Padre Michael Rodríguezhttp://svfonline.org/material-en-espanol/
Sacerdote diocesano de la Diócesis de El Paso, Texas, U.S.A. Fue ordenado sacerdote el 8 de diciembre, 1996. Desde septiembre de 2011, el P. Rodríguez ha ofrecido exclusivamente la Misa Tradicional en Latín. Debido a esto, su obispo rehúsa darle un cargo pastoral desde hace casi dos años. El P. Rodríguez está totalmente comprometido al apostolado de restaurar el culto y la doctrina de la Santa Madre Iglesia.

Del mismo autor

Homilía: La preciosísima Sangre de Cristo

El mes de julio es dedicado a la santísima y preciosísima...

Últimos Artículos

Importancia de la confesión frecuente

La semana pasada hablé en Radio Roma Libera del...

La absurda defensa de la familia

En el siglo XX unos a otros nos alertábamos...