Nuestro Señor Jesucristo nos enseña que no temamos a los que matan el cuerpo sino a los que pueden mandar cuerpo y alma al infierno. En este momento histórico de pandemia, ¿tenemos más miedo al contagio físico que a vivir en pecado mortal?; da la impresión que es así. Y ahora tenemos la posibilidad de hacer examen de conciencia para asumir la mejor vacuna: la conversión de nuestras almas.

Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".