RORATE CÆLI

IMPORTANTE. Francisco: “En ocasiones me encuentro a mí mismo en una crisis de fe”, incluso como Papa; NIEGA que haya genocidio de cristianos en Oriente Medio

   ¡¿Cómo se les ocurre llamar a esto una señal de genocidio?!

¡¿Cómo se les ocurre llamar a esto una señal de genocidio?!

Desde su comienzo, antes de que cualquiera se animara a llamar “genocidio” a lo que sucedía con los cristianos en manos de ISIS, en esta página sonó la alarma: identificándose con “Nun, la señal del genocidio“, y dando la explicación de por qué es un genocidio: “Se acabó: se ha llevado a cabo un genocidio” (y por qué la palabra se utiliza deliberada y correctamente, según la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948).

En los últimos 3 días se ha visto a muchos de los comentaristas católicos haciendo malabares para analizar, criticar, o – en algunos casos – quebrar los límites de la inteligencia y el sentido común para defender los comentarios de Francisco sobre el matrimonio y la convivencia (16 de junio) como “ortodoxos” o profundamente “pastorales”, o incluso presagiando algún tipo de “profundización” o “desarrollo” doctrinal. Esto culminó en que las no menos explosivas declaraciones del papa Francisco del 18 de junio en la Universidad Villa Nazareth fueran ocultadas por la prensa. Las pronunció en una sesión de preguntas y respuestas frente a una larga audiencia compuesta mayormente por hombres y mujeres jóvenes.

No vayan a la página del Vaticano en busca de lo que dijo. Sólo tiene su corto discurso frente a un grupo más pequeño, no la larga sesión de preguntas y respuestas que mantuvo luego con los jóvenes, frente a una audiencia mucho mayor. El vídeo completo se encuentra en el canal del Vaticano en Youtube (Visit to the Villa Nazareth University College – 2016.06.18). Sus afirmaciones acerca del genocidio aparecen luego de 1:05:50 y sobre la crisis de fe luego de 1:17:30.

Del artículo del Vatican Insider“No me gusta cuando algunos hablan del genocidio de cristianos” (19/06/2016):

El sábado por la tarde, el papa Francisco visitó la Villa Nazareth en el barrio Pineta Sacchetti de Roma. La Villa Nazareth fue fundada en 1946 para huérfanos y niños pobres, para otorgar oportunidades educativas a los menos privilegiados. Hoy, la Villa Nazareth ayuda a los jóvenes que experimentan dificultades económicas y demuestran un gran potencial intelectual. Les ofrece un programa de formación e inspiración cristianas, informa la Radio Vaticana. El carisma de la institución, su misión, es promover un “diaconado de cultura” y formar personas que puedan ser ejemplos a seguir en la sociedad como testigos morales. En su visita, el Papa fue acompañado por el arzobispo Claudio Maria Celli (…).

A Francisco no le gusta el uso de la palabra “genocidio” para describir la situación enfrentada por cristianos en Oriente Medio: “No me gusta – quiero que quede claro -,” dijo Francisco en un tono muy serio, “cuando algunos se refieren a lo que sucede con los cristianos en Oriente Medio como genocidio. Esto es reduccionismo.” “No convirtamos un misterio de la fe, una especie de martirio, en reduccionismo sociológico,” advirtió. “Todos los coptos cristianos que fueron degollados en la costa de Libia, todos ellos murieron diciendo “Jesús, ayúdame””. Estoy seguro que la mayoría de ellos ni siquiera sabía leer pero eran doctores en coherencia cristiana, eran testigos de la fe, en otras palabras, testigos de la fe y la fe nos lleva a dar testimonio de muchas cosas difíciles de la vida.” “No debiéramos engañarnos,” “el martirio cruel” no es la única manera de dar testimonio de la fe cristiana. Hay más mártires hoy que en siglos anteriores, hoy hay un martirio cotidiano, el martirio de la paciencia, de la educación de los niños y la fidelidad en el amor.”  (…)

A los cristianos que “no han experimentado una crisis de fe les falta algo”. “En muchas ocasiones me he encontrado a mí mismo en una crisis de fe. Algunas veces he cuestionado a Jesús y he dudado. ¿Es esto verdad? ¿Es un sueño?” Esto ha ocurrido cuando era “un niño, un seminarista, un religioso, un sacerdote, un obispo e incluso ahora [que es] Papa”

En su reportaje, Crux agrega lo siguiente al registro de comentarios de Francisco acerca de las crisis de fe (El Papa dice que ‘martirio’, no ‘genocidio,’ es la mejor palabra) en la misma sesión de preguntas y respuestas:

La respuesta de Francisco respecto al martirio cristiano surgió cuando uno de los presentes le preguntó si alguna vez había tenido una “crisis de fe” frente a todo lo que sucede en el mundo, incluyendo el sufrimiento de los cristianos.

El pontífice dijo que era una pregunta “osada” para hacer a un Papa, y luego admitió “muchas veces me he encontrado en una crisis de fe. Algunas veces he cuestionado a Jesús: ‘¿Pero por qué permites esto?’”

Reconociendo que experimentó estas crisis de fe a lo largo de toda su vida, “de niño, como religioso, como sacerdote, como obispo, y como Papa,” Francisco dijo que un cristiano que “no tiene dudas, que no ha tenido una crisis de fe, es un cristiano que le falta algo… es un cristiano que pacta con un poco de mundanidad y pasa la vida de esa manera.”

Una cosa es un Papa que lucha con dudas y crisis de fe en lo privado. Muchos buenos católicos, incluso algunos santos, han tenido que enfrentarse a intensas pruebas de fe, o han estado verdaderamente perplejos ante dificultades y dudas sobre la fe, o han percibido un profundo abandono (no real) de Dios, o han clamado a Dios en presencia de tanta maldad en el mundo, o han caído quizás en la duda real – arrepintiéndose luego–. Otra cosa es que un Papa transmita públicamente que experimenta crisis de fe incluso como Papa, y que  insulta además a quienes, por la gracia de Dios, no han tenido nunca una crisis de fe. Quizás el Papa quiso ser comprensivo con aquellos que experimentan una crisis de fe, pero hay tantas maneras de consolar a quienes la experimentan, sin fomentarlo. Él hizo estos comentarios en una audiencia de jóvenes que están siendo formados para ser testigos morales; ¿perderán la fe algunos de ellos, luego de enfrentarse con dudas, ya que después de todo, el Papa les dijo que era aceptable? Recemos por ellos.

Si el Papa está teniendo crisis de fe periódicas, ¿no debiera esto incitarlo a ser extremadamente cauteloso con lo que dice, y no debiera esto despertar dudas sobre su verdadero estado mental al momento de realizar los comentarios más escandalosos y dañinos?

La negación explícita del genocidio de cristianos en Oriente Medio del papa Francisco también se enfrenta con numerosos testimonios sobre las maneras específicas en que los cristianos han sido seleccionados para la conversión forzosa o aniquilados por ISIS y otros grupos yihadistas que son igual de asesinos. Francisco quiere que nos limitemos a decir que los cristianos de Oriente Medio están viviendo el martirio. Bueno, los cristianos han sido martirizados en Oriente Medio desde que las hordas de los primeros califas arrasaron con las arenas de Arabia, hace casi 1.400 años. La razón por la que ahora hablamos de “genocidio” es porque el nivel de represión de cristianos en manos de musulmanes está alcanzando niveles nunca antes vistos desde el genocidio de los armenios y los asirios hace casi un siglo. Y si bien los cristianos no son la única minoridad religiosa experimentando el genocidio en manos de los islamistas en Siria e Iraq (como los Yazidis), esto no descarta el hecho de que están experimentando un genocidio.

Grupos seculares como la Asociación Internacional de Investigadores sobre el Genocidio e incluso la Cámara de Representantes de los Estados Unidos han reconocido (por voto unánime) que los cristianos de Oriente Medio están sufriendo un genocidio, haciendo que la negación del genocidio del Papa resulte aún más mortificante e insensible. (Invitamos a nuestros lectores a leer el estudio de los Caballeros de Columbus y En Defensa de los Cristianos: GENOCIDIO CONTRA LOS CRISTIANOS EN ORIENTE MEDIO publicado este año.)

[Traducción de Marilina Manteiga. Artículo original]
RORATE CÆLI

Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos