fbpx

El verdadero ecumenismo en una oración. Comparen

Repasando uno de nuestros queridos misales, en este caso el de padre Rivera, CFM, he encontrado una oración por la unidad de los cristianos que refleja perfectamente la verdadera doctrina católica sobre el ecumenismo. Creo que no es necesario hacer ningún comentario pues la diferencia con lo que se predica hoy en día salta a la vista.

Fray Guzmán

 “Oh buen Jesús, Pastor único de las almas, que, en día memorable, abristeis vuestro compasivo Corazón, y con voz suplicante dirigisteis al Eterno Padre esta tierna y amorosa súplica: ‘Señor, que sean todos una misma cosa, como Tú, Padre, y Yo l somos, a fin de que todos sean uno con nosotros”; haced efectiva estas palabras, y no permitais que la discordia divida los ánimos de aquellos que en Vos creen y os reconocen.

Iluminad sus entendimientos para que conozcan que la única verdadera Iglesia es la Católica, Apostólica, Romana, y que el Padre Universal de todos los cristianos, Vicario vuestro en la tierra, es el Obispo de Roma. Moved sus corazones para que todos vengan a guarecerse en el Redil único y seguro de la Iglesia Católica, y acaten reverentes las disposiciones todas de los Vicarios de Jesucristo.

Os pedimos, Señor, por el Purísimo Corazón de vuestra Santísima Madre y Madre nuestra amorosísima, y por medio del mismo Inmaculado Corazón, os presentamos nuestras fervientes oraciones y todas cuantas buenas obras practiquemos en los días de este Octavario, por la unión y concordia de todos los que nos gloriamos del nombre cristiano. Amén”

20140507_003259




Del mismo autor

Criterios para discernir apariciones verdaderas y falsas

INTRODUCCIÓN En este artículo vamos a entrar en un terreno muy...

Últimos Artículos

Reflexiones a propósito de la legalización del aborto en la Argentina

Finalmente, cumplidos todos los plazos y procedimientos legales, tras...

Mantenerse siempre del lado de Dios

Uno de los primeros padres del Oratorio, compañero de...

¿Pueden servir las mujeres en el altar?

El motu proprio Spiritus Domini del pasado 10 de enero,...