Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella, contra la Iglesia que Jesucristo fundó y cimentó en San Pedro, pero sí que pueden prevalecer contra La Religión Católica como aconteció y acontece en Tierra Santa, en todo el Norte de África y en la hoy Turquía.

El papa-obispo de Roma- tal como a sí mismo se presentó en la balconada en la atardecida del 13 septiembre martes del 2013 en su presentación urbi et orbi- no es simple obispo con sobrenombre de Papa como primer obispo de honor o mera presidencia protocolaria; es el Sumo Sacerdote de La Religión Católica y en función de tal investidura SAGRADA está su POTESTAD y de ahí su tratamiento de Santidad por el oficio de Sumo Sacerdote de la Religión Católica y no de “líder del cristianismo indistinto” por lo tanto gnóstico sin liturgia Sacramental aunque celebren fastos cristianos .

Simplemente el apelativo de Santidad aplicado a los Sumos Sacerdotes de la Religión Católica que es la única verdadera de la Iglesia que Jesucristo cimentó en Pedro, expresa que su función y consagración de oficio se refiere a la responsabilidad de mantener puro e íntegro el Depósito de la Fe como San Pablo denominó a La Fe de la Revelación que Cristo enseñó y transmitió a los DOCE Apóstoles que le acompañaron en toda su vida pública para que pudieran ser notarios presenciales y dar FE pública que es la que nos transmitieron y a la vez los instituyó como sus albaceas testamentarios para poner en práctica su Nuevo y Eterno Testamento. Es pues el Guardián Supremo que nos transmitieron los discípulos coetáneos presenciales del Señor y el Albacea Testamentario Mayor . Testamento Nuevo y Eterno en su sangre cuya efectividad salvífica se activa en la Liturgia Sacramental que dispensan los sacerdotes o liturgos de Cristo Jesús con el que comulgamos, es decir nos comunicamos y si con Cristo también con el Espíritu Santo que es la Persona Divina actuante en el mundo con Cristo como Unidad de Dios y por eso llamado Paráclito que nos convierte las actividades realizadas dentro de los parámetros evangélicos en Gracia Santificada de Dios, que es la condición de percepción de Dios y la capacidad para la contemplación de Dios en la Gloria eterna según la intensidad de Gracia santificada acumulada en este mundo.

Jesucristo cimentó su fundación que es la Iglesia en San Pedro y en nadie más; los sucesores de San Pedro han de atenerse a San Pedro como Vicario de Cristo y no pueden arrogarse la Autoridad que es Cristo ni llevar la contraria a San Pedro como su Vicario suplantado.

Nos encontramos a partir del Vaticano II que los Papas aunque hasta Francisco no hayan sido heterodoxos formales sin embargo han sido propulsores e inductores de heteropraxis manifiestas que implican un sentido heterodoxo de hecho y de derecho.

Digo hasta Francisco porque éste a todas luces dice heterodoxias como por ejemplo que la Iglesia NO es autorreferencial de Cristo o que Dios no es católico, es decir que o Cristo no es Dios o que en la Iglesia no se ha adorado y dado culto al Dios verdadero, que para Francisco pudiera ser Yaveh el Dios de los judíos o todos los dioses de todas las religiones. ¿Qué actitud mantener: de permanencia en la Religión Católica o emigrar a alguna de las otras miles que dicen ser todas igualmente dignas y como dislate afirman que todas son de Salvación?

Entiendo que Francisco, aunque haya habido maniobras internas en los conclavistas que pudieran viciar la elección y que incluso varios o muchos de ellos fueran interconfesionales más que católicos, mientras no se demuestre lo contrario es Sumo Sacerdote legal de la Religión Católica si con esa intención ha sido elegido; pero que sea legal no quiere decir que se legitime en el ejercicio de su función y oficio santo o Santidad, como Sumo Sacerdote de la Religión Católica. Ni siquiera podemos estar seguros de que se tenga por Sumo Sacerdote de la Religión Católica y en cambio sí lo estamos de que se tiene por “Líder” del cristianismo global, es decir del gnosticismo cristiano desacralizado, por su propia declaración pública en vísperas de su visita que supone aprobación o visto bueno, del CMI en Ginebra.

Esa es la cuestión terrible que nos ha de tener sobreaviso ante sus decisiones de “reforma doctrinal” en la que está metido a través de las heteropraxis que va introduciendo, que no son convergentes ni nacen de La Fe de la Revelación de Cristo y alteran La Doctrina de La Fe

Es sabido que el rabino Skorka a la salida de una de las visitas a Francisco en Santa Marta proclamó que era impensable que ellos los judíos llegaran hasta donde llegaron en la infiltración católica al introducirse en el corazón del Vaticano con Francisco; que llegaban ambos a dos para hacer la “Revolución” con el precedente por parte del rabino de que en el discurso de aceptación del doctorado a propuesta de Bergoglio por la Universidad Católica de Buenos Aires, manifestó para que no hubiera dudas que el Mesías no había venido a la tierra aunque esperaba que pronto vendría. En otra ocasión diría de Francisco que era o es “un genio en la deshabilitación de protocolos”, es decir de formulaciones de la Doctrina de la Fe mediante heteropraxis que dejan inoperantes o derogadas las aplicaciones de sobrenaturalización de la Fe de la Revelación de Jesucristo tanto desde la cristología como de la eclesiología.

No sin motivo otro rabino argentino, hoy ministro del Gobierno Macri como responsable del Medio Ambiente Sustentable, Sergio Bergman,  tiene a Francisco como rabino de rabinos puesto que lo aclama por su rabino.

Eso en cuanto al rechazo del cristianismo católico; pero es que Skorka también es partidario de la aceptación de la homosexualidad y afines porque la evolución cultural y la sociedad evolucionada así lo exigen por más que en el Antiguo Testamento, o Torá que recomienda Francisco de obligado conocimiento, es indubitable la condena.

Y en esas estamos con esas ideologías incrustadas hasta en los mismos clérigos partidarios de la LGTBI que por cierto en el Soho de Londres, entre otros sitios, tienen “eucaristías” especiales para ellos., en las que ha participado el que fue “Maestro General” de los dominicos Thimothy Radcliffe que en la actualidad es consejero de un Dicasterio vaticano.Y un arrupita curial promueve su recepción moralista. 

Francisco recibió con toda publicidad al Consejo Mundial Judío que de seguro pactaron la ayuda a Francisco desde dentro de la maquinaria vaticana con agentes propios. Que harán lo posible y lo imposible por arruinar el Patrimonio cultual Católico de La Fe y se quedarán con el Patrimonio cultural y artístico católico por simple incompatibilidad interreligiosa de pura lógica.

¿Dónde queda la infalibilidad del Sumo Sacerdote Católico que llamamos Papa?

Pues queda en La Fe de la Iglesia de Cristo que es el Depósito de La Fe de la Revelación tal como quedó completo e inalterable con el fallecimiento del último Apóstol del Señor. Todos los posteriores responsables con potestad en la Iglesia están y han sido para mantener puro e íntegro el Depósito de la Fe de la Revelación tal y como se ha guardado en la Religión Católica sin rupturas ni herejías.

No caben las suplantaciones ni las innovaciones. La Autoridad es la de Cristo que confirió a sus Apóstoles potestad de Gobierno en la Religión que se iniciaba Católica con el mismo Magisterio de Cristo fundador de su Iglesia a la que dotó de los medios idóneos que es la Liturgia de los Sacramentos para los fines de continuar la obra de Salvación en la que cada uno de nosotros hemos de poner nuestra personal parte ineludible lucrando la Redención que solo Jesucristo, único y exclusivo, pudo realizar.

Ya Jesucristo nos avisó que llegarían tiempos en que se perdería La FE, o sea la Fe de la Revelación objetiva, no las simples creencias subjetivas de cada cual quien quiera que sea aun siendo papa-obispo de Roma. Infalibilidad de la Iglesia, no de la salida de la Iglesia hacia una otra iglesia de iglesias.

Nos dejó esta interrogante ¿Cuando vuelva el Hijo del Hombre encontrará LA FE, LA FE no simplemente fe-creencia, sobre la tierra?

Es evidente que no se perdería La Fe si los responsables constituidos en potestad en La Religión Católica no la perdieran ellos primero. Mixtificándola o corrompiéndola al asimilarla a cualquier otra.

El tema infalibilidad ya emergió en el Vaticano I del que salieron disconformes obispos franceses (galicanismo) e ingleses. Hubo un seglar británico-italiano-alemán conectado con algún cardenal que sirvió de enlace entre ellos; el Gobierno de su graciosa majestad le confirió título de lord por los servicios prestados: Lord Acton. Se le puede seguir la pista en internet. Fue alumno del alemán Döllinger, sacerdote,  teólogo, historiador de la Iglesia quien rechazó el dogma de la infalibilidad papal, por lo que fue excomulgado el 17 de abril de 1871, fecha por otra parte a partir de la cual los intelectuales católicos inmersos en la Kulturkampf acaudillados por Döllinger y contrarios al Dogma de la Infalibilidad papal crearon la Unión de Utrech con sede en la catedral de santa Gertrudis de  “veterocatólicos” federadosen iglesias nacionales  que viene a ser un sinodalismoi que rebrota y se prepara ahora formalmente. . El Vaticano II fue el desquite implícito contra el Vaticano I de la Religión Católica sin ruptura. Delenda est.

Por consiguiente delenda est Hispanitas y delenda Polonia.

La Iglesia no son los clérigos, altos, medianos o bajos. Ellos son el clero de la Religión Católica de la Iglesia, NO la Iglesia. Hay mucha mentalidad masonizada como altruismo filantrópico profano teórico. Como retoños a distancia del arrianismo alejandrino sobre el primer cuarto del S. IV,; priscilianismo con una diferencia de medio siglo respecto a Arrio y pelagianismo desde principios del S. V que puso en circulación el corpulento monje irlandés, no-sacerdote, Pelagio. Para ellos la Liturgia santificadora de las actuaciones y vida en general evangélica, no era necesaria ni tenía sentido en la misma dialéctica que casualmente después el británico John Wiclef y después el checo Huss precedentes de Lutero que calificó  la “liturgia papista de magia” y hoy siguen los cristianos gnósticos que son los interconfesionales  ecumenicistas.

No deja de ser tremendo que hace unos meses el cardenal IRLANDÉS Farrell, hoy Camarlengo, celebrara una “eucaristía” interconfesional  en el monumental templo de Salamanca conocido por Clerecía aunque cerrado al culto público normal desde el 2012,se supone que para reparar la acogida a los irlandeses católicos que ante la persecución terrible del anglicanismo encontraron a un obispo y un rey que les prestaron formación católica sacerdotal, manutención y cobijo allí en Salamanca. Lo sabe porque estudió en la Universidad de Salamanca hoy propietaria del edificio.

Las de tipo Farrell son hazañas de interconfesionales descatolizadores.

La Liturgia Sacramental esfumada supone Religión Católica inútil y supersticiosa a desvirtuar y disolver ella sola por descrédito y hasta legalmente por institución peligrosa.

Pero no vamos a atemorizarnos. Ni a desfallecer.

La Verdad nos hace libres.

Carlos Aldán