Lo que sigue es algo más extenso que el típico artículo online de The Remnant. En cualquier caso, lo estamos publicando por dos razones.

1ª) Se trata de un capítulo más en la serie de excelentes artículos sobre la historia de la Iglesia Católica en China escrito por nuestra corresponsal desde hace muchos años, Teresa Moreau, quien sencillamente se niega a dejarnos olvidar los crímenes de odio sistemático cometidos contra nuestros hermanos y hermanas en China.  Si usted no es suscriptor de The Remnant, se está perdiendo artículos de investigación como éste. Por favor, subscríbase hoy.

2ª) En vista de lo que sucedió la semana pasada cuando varios conservadores famosos fueron eliminados de las redes sociales y enviados al E-Gulag, simplemente por expresar opiniones contrarias a las que promocionan Facebook, Twitter e Instagram, este artículo ofrece sobrios paralelismos con lo que está sucediendo desde el momento en que hace 70 años uno de los regímenes comunistas más despiadados de la historia alcanzó el poder en China.

Primero trataron de prohibir ciertos tipos de expresiones en China; después tomaron el control de todas las prácticas religiosas; y antes de que pasara mucho tiempo detuvieron a los fieles católicos, las monjas, los sacerdotes y los obispos, por el “crimen contra el pueblo” de practicar la fe católica.

Todo ha sucedido antes y no hace mucho tiempo de ello. Y tanto si está usted de acuerdo como si está en desacuerdo con la reciente desaparición de las redes sociales de hombres como Alex Jones y Paul Joseph Watson, no se engañe: esto no se va a detener con ellos.

Hoy son  Jones y Watson los castigados por crímenes de opinión; mañana lo serán Carlson y Limbaugh; al día siguiente Matt y Westen. The Remnant ya está siendo eliminado por Facebook de forma regular. Ya hemos sido calificados como grupo de odio por el Southern Poverty Law Center. (Organización No Gubernamental progresista con base en USA que pleitea contra quienes ellos deciden que son segregacionistas o racistas. NT).

La Historia se repite, y es solamente cuestión de tiempo el que la persecución vuelva a ocurrir, sobre todo si el Vaticano se empeña en liquidarnos como ha liquidado la Iglesia Católica clandestina en China.

En este momento crítico en la historia de nuestro país debido a la agitación de comunistas y socialistas para tomar el poder en Washington DC en las elecciones presidenciales del año 2020, ignorar la historia y estar condenados a repetirla sencillamente no es una opción.

Por favor, dedique un momento a leer esta importante historia real. Compártala con sus amigos y con su familia. El futuro de nuestros hijos puede depender de que les contemos una y otra vez la historia de nuestros hermanos perseguidos en China. Ellos han sido los primeros. ¿Quiénes serán los siguientes? Si Dios quiere, vamos a permanecer tan fieles como lo han sido ellos y no vamos a olvidar nunca. Michael J. Matt.

 

Las Misioneras de la Misericordia Reales

Persuadida por su familia para que hiciera una final interpretación de Ach! I Dunno, Molly Sullivan se sentó al piano del convento católico y cantó a pleno pulmón la letra de la canción. (Ach! I Dunno es una canción del compositor irlandés Percy French. 1854-1920. NT).  Riéndose por lo inapropiado de la canción, la alegre, mona y regordeta chica irlandesa, empezó así su primer día como postulante, el 16 de Septiembre del año 1935, en el convento Lough Glynn, llamado así por estar junto al lago del condado irlandés Roscommon.

Bendecida con una naturaleza alegre, la gregaria Molly pronto se sintió integrada en la autodisciplina de las convenciones y regulaciones de la casa, tales como vigilar las miradas, bajar la voz, caminar sin hacer ruido o controlar la risa.

Durante seis meses luchó con eso mientras trabajaba, rezaba, cometía incontables errores y provocaba que alguna ceja de las Madres de la Caridad del convento, fundado en el año 1903 por las Misioneras Franciscanas de María, se levantase mirándola comprensivamente. Pero Molly también tenía cualidades que florecieron en la comunidad.

Había nacido en el año 1907 y había respondido un poco tarde a la llamada de Cristo, por lo que era aproximadamente 10 años mayor que el resto de las postulantes, las cuales admiraban su sentido común y su sabiduría. Era la mayor de una familia de 10 hijos a quienes había ayudado a criar en el clan O’Sullivan del condado de Cork; era una persona responsable en la que se podía confiar.

Debido a su edad y a la sensibilidad de hermana mayor, destacó como la persona a la que acudir en busca de ayuda y sostén cuando se producían pequeñas crisis. Incluso las Madres recomendaban a las postulantes acudir a ella si preferían no hablar con sus superioras. Así que no es ningún milagro que superara el período de prueba y se convirtiera en novicia el día 19 de Marzo del año 1936.

Durante la ceremonia de toma de hábito, además de uno nuevo de sarga de color marfil, también recibió el mayor símbolo de su nueva vida, un nuevo nombre, uno que ella había pedido: Eamonnn, el equivalente irlandés de Edward, el nombre de su padre, que había fallecido el año anterior, en 1935. Oficialmente se convirtió en la Madre Mary de Saint Eamonn, y se la llamó simplemente Madre Eamonn.

Al día siguiente, empaquetó en una maleta las pocas cosas que tenía y partió para el noviciado en Les  Châtelets sous Bois, en Francia.

Dos años más tarde, el día 19 de Marzo de 1938, en la fiesta de San José, esposo de la Santísima Virgen María, hizo sus votos para la congregación fundada en el año 1877 por la Madre Marie de la Passion (Hélène Marie Philippine de Chappotin de Neuville, 1839-1904), nacida en Nantes, Francia.

“¿Tomarás a Jesucristo, el Hijo de Dios Altísimo, como tu cónyuge para siempre?”, preguntó el obispo que presidía la ceremonia.

“Sí, lo haré, y deseo hacerlo con todo mi corazón”,  juró la Madre Eamonn.

“¿Mantendrás los votos de castidad, obediencia y pobreza de acuerdo con las constituciones del Instituto?”

“Sí, lo haré, con la ayuda de Dios”.

“¿Seguirás hasta la muerte a Jesús crucificado, imitando a su purísima Madre y a tu padre seráfico San Francisco, ofreciéndote tú misma como víctima por la Iglesia y la salvación de las almas?”

“Sí, lo haré, con la ayuda de Dios”.

“¿Te consagrarás para siempre a las misiones de la Sagrada Congregación para la Propagación de la Fe de acuerdo con la santa obediencia?”

“Sí, lo haré, con la ayuda de Dios”.

En un dedo recibió un anillo (símbolo de su compromiso con Cristo como esposa casta y fiel) y sobre la cabeza un velo (símbolo de la consagración al servicio de Dios y su Iglesia). Mientras el obispo colocaba sobre el velo una corona de espinas (símbolo del sufrimiento compartido), recitó: “Recibe esta corona que tu Esposo celestial te ofrece, para que puedas ser digna de participar de su pasión en la tierra y de su gloria en el cielo.”

Entonces la Madre Eamonn pronunció los tres votos de castidad, obediencia y pobreza, y después se cantó el Te Deum, el himno solemne de acción de gracias de la Iglesia. Poco después de que sus últimas notas ascendieran al cielo, recibió su destino: la República de China. Aceptó su misión como la voluntad de Dios, aunque comprendía el potencial peligro que suponía, ya que conocía perfectamente los detalles horribles del martirio de siete hermanas de la congregación decapitadas por odio a la fe unas décadas antes.

 

Adelante la Fe – 21 junio 2019

L’articolo Los católicos martirizados en China proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.