Raymond Leo Burke [Richland Center, (Wisconsin, EE.UU.) 1.948], es un destacado defensor de la Doctrina y la Santa Misa Tradicional, defensa que lleva a ultranza a través de sus escritos, homilías y las diversas apariciones en los medios de comunicación. No es de extrañar, por tanto, que no goce de simpatías en los círculos más próximos al papado actual.

Antiguo prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica (desde 2008 cuando le nombró Benedicto XVI hasta 2014 en que le sustituyó Dominique Mamberti), Burke continúa siendo miembro activo de la Congregación del las causas de los Santos y Cardenal-Diácono de Santa Ágata de Goti. Tras su separación de la Signatura Apostólica, el Papa Francisco le nombró patrono de la Soberana Orden de Malta.

Si su alejamiento de la Signatura Apostólica estuvo relacionado con su defensa de los valores tradicionales de la Doctrina o no, es algo que continúa debatiéndose en los círculos vaticanistas, pudiendo escucharse voces tanto a favor como en contra de “la teoría del veto”[1]. Pero, sea cual fuera la causa de su retiro, Burke continúa adelante con su cruzada en contra de los modelos pos-conciliares, tanto en materia litúrgica como doctrinal.

Entre sus acciones, destacan las diversas locuciones públicas a través de los medios de comunicación, ya sea en forma de entrevistas o artículos, así como las diversas aportaciones a reuniones diversas que han tenido lugar en el Vaticano, como el reciente Sínodo de las Familias. La más novedosa, de la que les dimos cuenta el pasado mes de diciembre, fue la iniciativa  que puso en marcha en su país, Estados Unidos, Los Guerreros del Rosario, dentro de lo que Burke denominó storm heaven, al asalto del Cielo.

Burke, apoyado por la Catholic Action for Faith and Family, una organización laica tradicionalista, abogó por unir a los fieles estadounidenses en particular y a los de todo el mundo en general, para que el primer día de cada mes, recen el Santo Rosario seguido de una misa. A la iniciativa, se ha invitado a participar tanto a la feligresía como a cardenales, obispos y miembros del clero.

Burke insta, de este modo, a los católicos a rezar por la esperanza y para que la orientación divina nos ayude a deshacer esta corriente de confusión que están devastando a la Iglesia y al mundo. El ambicioso proyecto del cardenal, espera poder contar con 1 millón de católicos, como nos informaba el pasado 13 de enero, John-Henry Westen, editor de LifeSiteNews, al recordarnos que la campaña sigue vigente.

Las misas y los rosarios se ofrecen para que, gracias a la intercesión de la Virgen María, Dios nos conceda las siguientes intenciones:

  • Por la Santa Madre Iglesia: que nuestro Señor guie al Papa, los obispos y todos los miembros del clero a ser: santos en todas las cosas, fieles a sus corderos, faros de la Verdad y defensores de Dios;
  • Para que toda esta confusión sea disipada de los corazones y las mentes de los pueblos y que la Luz de la Verdad brille sobre ellos;
  • Por nuestras familias y la institución familiar, tan atacada en nuestro mundo;
  • Por la conversión de todos los pecadores a la Fe Verdadera;
  • Para obtener la gracia necesaria para detener el aborto, parar el violento ataque de la revolución homosexual, derrocar la legalización de los matrimonios del mismo sexo, detener la avance del suicidio asistido y la eutanasia, así como atajar la cultura de la muerte en todas sus formas y establecer la Cultura de la Vida en todas las almas, mentes y corazones.

La lista de intenciones, sin embargo, no es cerrada. A través de la página web indicada, se pueden enviar las intenciones personales, que serán colocadas en el altar en la misa que el propio cardenal Burke celebra en Roma el primer día de cada mes y, además, incluidas en el rosario que recitan todos los Guerreros del Rosario.

Y es que, la lucha, continúa adelante y a ella debemos enfrentarnos con valor, ánimo y valentía. Porque, como dijo el propio cardenal Burke: “Lo primero que busca Satanás es desanimarnos”. Así pues, no se lo pongamos fácil.

María Ángeles Buisán

[mks_separator style=”solid” height=”5″ ]

[1]    Término acuñado por quién suscribe.