”Estoy tan enojada, lágrimas de dolor están a punto de rodar por mi cara”, la conocida oradora pro-vida Gianna Jessen publicó en Facebook esta semana. Y twitteó: “Nunca pensé que un Papa podría hacerme llorar y por favor no me digan que en realidad no estoy leyendo lo que estoy leyendo”.

Jessen se refería a las declaraciones del papa Francisco en un congreso pastoral sobre la familia de la diócesis de Roma el 16 de junio en el que dijo que algunas parejas que cohabitan de hecho están en un “matrimonio real”, que reciben la gracia del sacramento.

“He visto un montón de fidelidad en estas cohabitaciones, y estoy seguro de que este es un matrimonio de verdad, que tienen la gracia de un matrimonio real a causa de su fidelidad”, dijo el Papa. El Vaticano proveyó ambos vídeos y transcripciones de las observaciones.

Comentó una airada Jessen, que pasa una buena parte de sus horas de vigilia motivando a los adolescentes a vivir en el celibato y esperar a lo que ella llama “amor épico” con las parejas que han hecho lo mismo: “Tengo una pregunta para el papa Francisco. ¿Mi virginidad no tiene valor? ¿El costo extraordinario de luchar para el amor épico y que se burlen de mí por esto, no importa en su mente [?]”

“He pagado un costo más allá de las palabras, por la fidelidad real”, continúa. “Pero no, estas personas no han recorrido el mismo camino. Y actuar como si lo hubieran hecho es un insulto profundo”.

Más tarde dijo Jessen a LifeSite, “Soy virgen a los 39. Yo he honrado al Señor con mi cuerpo”. Ahora el Papa ha hablado con “ligereza” al hacer “burla de la pureza” no sólo con respecto a los hombres y mujeres solteros que siguen en la búsqueda de parejas que honran su celibato, sino de sacerdotes que prometen abstinencia sexual de por vida. “Si yo fuera sacerdote estaría indignado”, dijo.

Lo que el Papa llama “cohabitación” y “matrimonio real”, Jessen está segura que Jesús lo llama “fornicación” en la Biblia.

Jessen nació con parálisis cerebral después de sobrevivir a un intento de aborto con solución salina. Ella ha declarado ante el Congreso sobre el aborto en varias ocasiones.

Otros comentaristas católicos prominentes han expresado su grave preocupación por las declaraciones del Papa sobre la cohabitación, incluyendo al conocido abogado canónico Ed Peters, quien señaló en su blog que, si bien una de las observaciones problemáticas del Papa fue editada en la transcripción oficial del Vaticano, éstas no lo fueron.

“En gran parte se pasa por alto en medio del furor causado por la alegación del papa Francisco de que ‘la mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos’… fue el igualmente problemático comentario del Papa, más tarde, acerca de que estaba ‘seguro de que las parejas que cohabitan se encuentran en un verdadero matrimonio, que tiene la gracia del matrimonio”, dijo Peters.

“A pesar de que está mal en múltiples facetas (teológicamente, canónicamente, pastoralmente, socialmente) que el Papa equipare la cohabitación (‘fiel’, lo que sea que signifique) con el matrimonio cristiano no la hizo, Mirabile dictu, ser editada o ser eliminada por completo: sus palabras están todavía allí, ‘en queste convivenze… sono sicuro che questo è un matrimonio vero, hanno la grazia del matrimonio…’

“Que quede claro”, dijo Peters, “el matrimonio es el matrimonio, pero la cohabitación (como la palabra es casi universalmente entendida en el discurso social) sólo es la cohabitación.”

Steve Weatherbe

[Traducido por Rocío Salas. Artículo original.]

Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.