ADELANTE LA FE

Novus Ordo y jerga Católica Tradicional

Para nosotros, los católicos tradicionales, el término “Novus Ordo” tiene un gran significado. Pero la mayoría de católicos no tienen la menor idea de qué queremos decir cuando utilizamos este término. Algunos, a lo más, puede sonarle haber escuchado el lema masónico inscrito en el dólar, “Novus Ordo Seclorum”, es decir- “nuevo orden de los siglos”

La traducción literal de “Novus Ordo” es “Nuevo Orden”. Su nombre completo es “Novus Ordo Missae”. Este término fue usado por la describir la Nueva Misa introducida por el Papa Pablo VI en 1969.

Como hemos indicado, la mayoría de católicos no tienen la más remota idea del significado de expresiones usadas por católicos tradicionales como: “es una Misa Novus Ordo” o “forma de pensar Novus Ordo”. Por esta razón, los católicos tradicionales deben dejar de emplear este vocabulario indiscriminadamente. Tenemos que hablar en términos que ellos puedan entender.

La mayoría de católicos no saben que hay otra Misa diferente a la Misa dominical a la que asisten en inglés, español o en el lenguaje al que van a Misa. Sólo unos pocos católicos de más edad recuerdan aún que, antes del Concilio Vaticano II y la Nueva Misa de 1969, había algo que recuerdan como la Misa en Latín.

Comento esto, porque creo que la mayoría católica tradicional asume que otros católicos han experimentado la Misa en latín antes de que desapareciera. También asumimos que tienen conceptos de diferentes liturgias y han estudiado historia Católica. Pero la cuestión, ciertamente, es que la mayoría de católicos sólo saben lo que experimentan todos los domingos o, para las masas no practicantes, lo que pueden ver en un funeral o una boda.

Asumir que otros conocen el valor del término “Novus Ordo” como nosotros es, hablando claramente, no sentar una buena base. Así, por esta razón, tenemos que hablar con sus términos y vocabulario: “la Iglesia [o la Misa] desde el Concilio Vaticano II”. A partir de ahí podemos enseñarles que su Misa es en realidad una nueva Misa que crearon el Papa Pablo, Bugnini y el Padre Bouyeur. Utilizaron partes del Rito Romano de la Misa para producir el Nuevo Misal Romano. Conservaron parte de la Misa Romana en Latín, pero introdujeron nuevas oraciones y Cánones. Tenemos que mostrar literalmente los dos misales lado a lado. Entonces, tenemos que explicar cómo el Misal Romano Antiguo en Latín se desarrolló lentamente desde los Apóstoles hasta el Misal de 1962 del Papa Juan XXIII. Y a continuación, mostrar la diferencia con el Nuevo Misal Romano. Soy un científico acérrimo que sólo utilizo hechos demostrables.

jpegPadre Lous Bouyeur (foto): Le escribí al Santo Padre, el papa Pablo VI, a fin de presentarle mi renuncia como miembro de la Comisión encargada de la Reforma Litúrgica. El Santo Padre me convocó inmediatamente:

PABLO VI: Padre, Ud. es una autoridad incontestable por vuestro conocimiento profundo de la liturgia y de la Tradición de la Iglesia, y un especialista en ese campo. No comprendo por qué presenta su renuncia, puesto que su presencia no sólo es preciosa, sino indispensable.

P. BOUYER: Santo Padre, si yo soy un especialista en ese campo le diré simplemente que renuncio porque no estoy de acuerdo con las reformas que Ud. nos impone. ¿Por qué no tiene en cuenta las indicaciones que le presentamos sino que hace todo lo contrario?

PABLO VI: No comprendo: yo no impongo nada; nunca impuse nada en esa materia sino que me remito totalmente a vuestra competencia y a vuestras sugerencias. Son ustedes los que me presentan las propuestas. Cuando el P. Bugnini viene, me dice: Esto es lo que piden los expertos. Y como los expertos en ese campo son ustedes, yo me remito a vuestros juicios.

P. BOUYER: En tanto, cuando nosotros estudiamos una cuestión y decidimos qué nos parece bien proponerle a Vuestra Santidad en conciencia, el Padre Bugnini toma nuestro texto, y nos dice enseguida, luego de haberos consultado: El Santo Padre desea que introduzcáis estos cambios en la liturgia. Y como yo no estoy de acuerdo con vuestras propuestas, porque ellas son una ruptura con la Tradición de la Iglesia, entonces presento mi renuncia.

PABLO VI: De ningún modo es así, Padre. Créame, el Padre Bugnini me dice exactamente lo contrario: jamás he rechazado una sola de vuestras propuestas. El Padre Bugnini viene y me dice: “Los expertos de la Comisión encargada de la Reforma Litúrgica han solicitado esto y esto”. Y como yo no soy especialista en liturgia, le repito, me he remitido siempre a ustedes. Jamás he dicho eso a Monseñor Bugnini. He sido engañado; el Padre Bugnini me ha engañado a mí y a ustedes.

P. BOUYER: Así es, queridos amigos, como se hizo la reforma litúrgica.” De “Inside the Vatican”, Robert Moynighan.

bouyer

Todos deberíamos comprar el libro de las “Memorias del P. Louis Bouyer” y dárselo a la gente. Pero incluso entonces costará que lo entiendan. Nosotros sabemos el contexto en el que fue escrito y por qué es tan importante. Para nosotros se trata de temas sagrados, pero para la mayoría de los católicos la única preocupación que tienen es quién es su párroco y qué música sonará el próximo domingo.

Así que cuando hablemos a estos Católicos “Novus Ordo”, tenemos que recordar que no tienen idea de que había otra Misa antes de la que ellos asisten, que hubo un Vaticano II y que hubo un Vaticano I, Trento y otros 18 concilios ecuménicos antes.

Ellos no tienen absolutamente ninguna idea de que hay cosas tales como las rúbricas, en el Nuevo y Antiguo misal, que dictan cómo un sacerdote tiene que decir la Santa Misa.

Somos muy afortunados de ser católicos tradicionales y saber mucho acerca de las cosas sagradas. Pero nunca debemos asumir que otros católicos saben de lo que estamos hablando. Seamos cariñosos y amables ayudándoles a descubrir la evidencia científica y la belleza del catolicismo tradicional.

Padre Peter Carota
Sacerdote diocesano de Stockton (California, USA)

[Artículo original traducido por Adelante la Fe]
Padre Peter Carota

Sacerdote que ejerce su apostolado en Estados Unidos en la parroquia de Saint Catherine of Siena en Phoenix, Arizona. Focalizado especialmente en el mantenimiento y difusión de la liturgia tradicional y la sana doctrina.

6 Comments on this post.
  • Alejandros
    7 julio 2015 at 8:09 pm
    Leave a Reply

    Si es cierto lo que comentan el Papa Pablo VI y el Padre Lous Bouyeur, ¿porque no impidieron que siguiera adelante el engaño del P. Bugnini?
    ¿Porque no rectificaron los papas siguientes a Pablo VI?
    ¿Porque tenemos que soportar los católicos el silencio de toda la curia en general por las incongruencias de Bergoglio?
    ¿Que está pasando en la Iglesia?
    ¿Es que tiene que ocurrir un Cisma para que despierten?……………………….

  • Jaime
    7 diciembre 2014 at 9:51 pm
    Leave a Reply

    Ave María+++
    Lo único que me cuesta trabajo entender, es porque aún sabiendo de todas las mentiras como se hizo la misa nueva, como fue que no se canceló o se excomulgo a todos los que participaron de esa mentira. Ahora es mucho más difícil que pudiera revertirse todo lo sucedido en 1969. El nuevo orden de la misa nueva, tiene tantos errores como el mismo protestantismo, almenos en algunas parroquias que conozco asta canciones protestantes entonan durante la misma misa.
    San Juan Eudes dise que cuando Dios esta molesto con su pueblo, El les manda malos Sacerdotes!
    Yo creo que Dios está muy molesto con el pueblo por la desobediencia al no haber obedecido la orden de la Madre Bendita en Fátima, cuando pidió que se cosagrara Rusia a su Inmaculado corazón.

  • Fabián Juárez-Martínez
    7 diciembre 2014 at 3:01 pm
    Leave a Reply

    ¿Darles las memorias del P. Bouyer a los modernistas? ¡Si ni siquiera entienden la Carta Abierta a los Católicos Perplejos!

  • Gloria
    7 diciembre 2014 at 12:46 pm
    Leave a Reply

    Hice el catecismo en 1968 y 1969. En diciembre de 1969 hice la Primera Comunión. Ya estaba introducida la Misa nueva en esos años, al menos en mi parroquia de Buenos Aires (pero no debía entrar en vigencia en 1970?). NUNCA me dijeron que había habido otra Misa! NUNCA me enseñaron las oraciones en latín! NUNCA me enseñaron que existía el canto gregoriano y la música tradicional con el órgano. NUNCA me enseñaron que las partes principales de la Misa debían decirse en latín. Ya se celebraba de cara al pueblo y se comulgaba de pie. NADA de lo que decía el CVII respecto de la liturgia se aplicaba en la Misa de mi parroquia. Sólo se salvó la enseñanza del Catecismo de San Pio X que, gracias a Dios, me fue enseñado con dedicación. Con el paso de los años, por mi cuenta, un día descubrí la Misa tradicional. Si hay algo que me duele en el alma es el haberme (habernos) ocultado este tesoro! Me siento como si me hubieran estafado! Y así, a muchos fieles que, lamentablemente, continúan en la ignorancia por culpa de quienes han sustituido el bien de las almas por la imposición de una ideología anti-Tradición.

  • Adriana
    7 diciembre 2014 at 2:54 am
    Leave a Reply

    Muchas gracias por este articulo, se impone una formación sólida urgente en la sana doctrina para poder hacer frente al error actual.
    Cualquier sugerencia sobre libros sobre la historia de la Iglesia serán agradecidos (así como cualquier otro libro que pueda servir a nuestra educación)

  • Carmelo
    6 diciembre 2014 at 10:17 pm
    Leave a Reply

    Gracias de todo corazón a quien o quienes suministraron este importante informe y de alguna manera una información para la ayudar a conocer el tema de la liturgia de la Santa Misa, es muy valioso este escrito, y es más lo considerO NECESARIO (Y E HECHO POR ALLÌ SE DEJA ACLARADO EN ÈL.)
    Nosostros ya grandes por no decir en edad avanzada, lùcidos y gracias al Señor, siempre en este servicio miserable que quisièrams fijar un poco más sustancial, ofrecièndolo a nuestros setenta y algo, con la posibilidad de ser el brazo extendido del sacerdote, con el diaconado permanente, tan escondido en estas diócesis de Argentina, y aún mas un sacerdocio que aunque dure cinco a diez años, siempre con la manos del Padre que sabe, sería bueno para suprimir un poco esa falta de manos que absolvieran dede la vejez y del consejo confesional, con la escasa o buena moral de la viuda misma y la ayuda de la Gracia, y llevar a Cristo a algunos rincones que se caracterizan por esperar en vano.
    Recuerdo, orar, o iniciar la oración diciendo: ” Adiuturium nostrum in nomine Domine………………………. esto es lo que complementa la vida del hijoS de Dios llamado al servicio de la Iglesia es decir de los HAMBRFIENTOS de la Palabra de la salvación, con las lògficas limitaciones de nuestros años, pero sí con aquel espiritu que El Espììritu Santo te envía, sin otro conocimieto de la inspiración que dio a los discipulos en el cenaculo. ¡Cuàntos sacerdtes del novus oirdo no habrà de estas latutudes y de las otras del mundo hoiy que ordenadois por obispos que saben que la Palabra es lo que interesa y el mismo Cristo. En todo este contexto, se ve como ingr5esa la Santa Misa Tridentina, con su SILENCIO exterior e interior, que hace que lka oración sea hecha con los cinco sentidos y emitida al Padre con el amor de hijo. Roguemnos al Señor de la mies. Ave Maria Purisima.

  • Leave a Reply

    *

    *