Esto acaba de salir en la página TrueOrFalsePope.comEn esta sección, vamos a responder al  intento por parte de los sedevacantistas de refutar nuestro libro y artículos, incluyendo lo publicado por el P. Anthony Cekada y su discípulo Mario Derksen (que lleva la página web sedevacantista NovusOrdoWatch). Además de defender el libro, en esta sección también se incluyen artículos que exponen los errores del sedevacantismo así como otros materiales relacionados con el sedevacantismo en general.” LEA LA HISTORIA COMPLETA AQUÍ (en inglés).

COMENTARIO DEL REMNANT: ojalá fuese tan fácil como descartar a Francisco el Grande, simplemente como si fuese un falso papa.

Si pueden, perdonen esta cuestión personal. Muchos de nuestros amigos sedevacantistas parecen estar excesivamente motivados por lo que parece casi como un deseo insaciable que debe ser defendido. Todo parece terriblemente personal con muchos de estos hombres, que, por cierto, se enfadan con nosotros a diario acusándonos de ser cobardes, ignorantes y charlatanes simplemente porque no vemos las cosas a su manera.

Con lo que está sucediendo en la Iglesia que todos amamos, esto me parece extraño. Quiero decir, si yo fuera sedevacantista (que no lo soy), leería al Remnant, con sus diarias revelaciones sobre los modernistas o el Papa Francisco, y me diría: “Bueno, al menos estos pobres patanes del Remnant están tratando de hacer algo para exponer la amenaza a las almas como mejor pueden. Por supuesto que Francisco no es papa, lo sabemos, pero estos no. Al menos, estos ignorantes del Remnant están tratando de socavar a nuestro enemigo común.”

¿Es esto lo que vemos? ¡No, jamás en la vida! Más bien, tenemos bastante de esto: “Mira esos maliciosos aduladores del Remnant. Ellos saben muy bien que Francisco no es Papa, pero en el fin de vender más periódicos prefieren dejar a su gente a ciegas. Tienen miedo de nosotros y de la verdad. Ellos saben que estamos en lo cierto, como siempre y desde el principio. Pero tienen miedo de admitirlo. Bla, bla, bla“.

Perdónenme, pero semejante juicio, tan beligerante y con tanta ligereza hace que nos sea difícil tomar estos hombres muy en serio. Ellos no admiten que tal desorientación diabólica podría ser la causa de todo le saliese tan terriblemente mal a la pandilla del Remnat. ¡Pero no! Ellos SABEN de una manera absoluta que estamos encubriendo la verdad maliciosamente.

¿Cómo lo saben ellos? ¿Ustedes que creen? ¿Y desde cuándo los católicos atribuyen  públicamente las peores motivaciones a aquellos con quienes no están de acuerdo?

Esto es lo que realmente creo con todo mi corazón y con Dios como testigo: que Francisco es el Papa. Que la Nueva Misa es técnicamente válida. Que el Concilio Vaticano II es un concilio legítimo de la Iglesia y que la Iglesia algún día lo abrogará. Tal y como lo veo, el Infierno no lo podría hacer de ninguna otra manera. Al fin y al cabo, una misa inválida no podría proporcionar tan amplia oportunidad para el sacrilegio y para la cruel indiferencia de Cristo en la Eucaristía tales como una Misa Nueva, que es técnicamente válida; con la demolición de su altar mayor y de su comulgatorio; con su naturaleza sacrificial totalmente borrada; con su Comunión en la mano; con su Misa de cara al pueblo; con su mesa, etc.

El problema con el Concilio Vaticano II es precisamente, que fue un concilio convocado válidamente, y cuyos documentos fueron anudados con unas ambigüedades luciferinas. Si se tratase sólo de un concilio falso o inválido nunca se habría alcanzado el alto grado de daño del que es responsable en todo el mundo. (Recuerden a León XIII escuchado al Mismo Jesús concediendo al Diablo cien años para que pudiese tratar de destruir — ¡no reemplazar! — a Su Iglesia.)

Y, seamos sinceros, un falso papa no es tan eficaz en detrimento de la fe, como lo sería un papa modernista. El infierno no quiere organizar una fiesta de Halloween en el interior del Vaticano — el Infierno quiere el control real en cuestión, para poder echárselo en la cara a Dios.

La manera más fácil de salir de todo esto, es proclamando desde la comodidad de nuestros sillones que el Concilio Vaticano II fue falso, que la Nueva Misa no es válida  y que el Papa Francisco no es papa. En los tres aspectos, ojalá fuese así. Pero por desgracia no lo es. Lo que si ES, es la crisis sin precedentes en la Iglesia de hoy.

Lo hemos dicho antes y lo diremos de nuevo: El Cuerpo Místico de Cristo está sufriendo su pasión. Esta pasión pública —a diferencia de la primera—es motivo de escándalo. Ellos han arrestado a Su Cuerpo Místico; lo están azotando, coronándolo con espinas y preparándolo para crucificarlo.

Pero en la medida en que tengamos el coraje y la fe, la esperanza y la gracia de permanecer con Él, estaremos y  permaneceremos. No debemos tratar huir— a pesar de todas las ‘razones’. Esta es nuestra Iglesia y nuestra madre y no debemos contentarnos con abandonarla a sus enemigos. Como soldados de Cristo, vamos a luchar para intentar su rescate de dondequiera que sea y siempre que sea posible, pero durante la mayor parte, en este tiempo de gran apostasía, debemos hacer un poco más que permanecer; debemos velar y orar con Él a Quien tratan de destruir.

Que Dios nos conceda la fuerza y la fortaleza para permanecer a los pies de Su Cruz.

Santa María Magdalena, ruega por Nosotros.

Michael Matt

[Traducido por Miguel Tenreiro. Artículo original.]

Michael Matt
Director de The Remnant. Ha sido editor de “The Remnant” desde 1990. Desde 1994, ha sido director del diario. Graduado de Christendom College, Michael Matt ha escrito cientos de artículos sobre el estado de la Iglesia y el mundo moderno. Es el presentador de The Remnant Underground del Remnant Forum, Remnant TV. Ha sido Coordinador de Notre Dame de Chrétienté en París – la organización responsable del Pentecost Pilgrimage to Chartres, Francia, desde el año 2000. El señor Michael Matt ha guiado a los contingentes estadounidenses en el Peregrinaje a Chartres durante los últimos 24 años. Da conferencias en el Simposio de Verano del Foro Romano en Gardone Riviera, Italia. Es autor de Christian Fables, Legends of Christmas y Gods of Wasteland (Fifty Years of Rock n' Roll) y participa como orador en conferencias acerca de la Misa, la escolarización en el hogar, y el tema de la cultura, para grupos de católicos, en forma asidua. Reside en St. Paul, Minnesota, junto con su esposa, Carol Lynn y sus siete hijos.