fbpx

¿Por qué todos los obispos chilenos ofrecieron su renuncia al Papa?

Transcripción:

[00:00:10] Hola, soy Steve Skojec. Es viernes por la tarde y son las 16:30 hora del atlántico (EE.UU.) Estuve mirando las noticias de hoy y leyendo algunas de las presentaciones que llevaban un buen tiempo en nuestros archivos y en las que teníamos que trabajar, y me di cuenta que se hace tarde y probablemente no tenga tiempo de escribir sobre la renuncia masiva de los obispos chilenos. Para el que no está familiarizado con la historia, la razón por la que la cuento aquí es porque hago más rápido armando un video que escribiendo algo, por eso pensé hacerlo así. Y les pido disculpas. Estoy intentando no mover mucho mi escritorio pero es probable que suceda. Entonces, hay varias historias que surgieron, y la que estoy mirando, la que tengo enfrente en este momento es de Associated Press y el título es “Obispos de Chile renuncian en masa por el encubrimiento de abusos sexuales.” Les daré una breve sinopsis, leeré un poco de esto, el mayor sacudón que la Iglesia Católica haya visto relacionado con el escándalo de los abusos sexuales. Cada obispo chileno en actividad ofreció su renuncia el viernes pasado después que el papa Francisco hablara de su grave negligencia en la investigación del abuso y la protección de los niños. Al final de la reunión de emergencia en el Vaticano, los obispos anunciaron que los 31 obispos activos en Roma habían firmado un documento ofreciendo su renuncia. Francisco puede aceptar las renuncias, rechazarlas, o demorar su decisión. Y los obispos permanecen en sus cargos hasta que actúe.

[00:01:37] Pero la importancia simbólica de la renuncia masiva de toda una conferencia episcopal por haber encubierto a pedófilos marcó un momento histórico en la saga que duró décadas. “Queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, al Pueblo de Dios, y al país por nuestros graves errores y omisiones”, dijeron los obispos en una declaración. Agradecieron a las víctimas por su perseverancia y el coraje de haber continuado denunciando los crímenes y el encubrimiento de la Iglesia frente a la incomprensión y los ataques de su propia comunidad eclesial etc. etc., marcó la primera vez que una conferencia episcopal ofreció apartarse por el escándalo y dejó a la vista la devastación causada por la crisis de los abusos en la Iglesia Católica de Chile y más allá. Hay más detrás de esta historia. Esto les da una idea general de la historia y de lo que está en juego, aquí van algunas ideas. No creo que los obispos chilenos sean peores. No creo que haya evidencias de que sean peores que los de otras partes del mundo en cuanto a la perpetración o encubrimiento de la pedofilia, efebofilia, o cualquier forma de abuso de menores o vulnerables bajo su cuidado espiritual. Así como tampoco vi evidencias, lo que vi son acusaciones contra tres figuras específicas. Tenemos al padre Karadima quien ya fue castigado por el Vaticano y puesto en una vida de oración y penitencia por su abuso. Se salvó de denuncias civiles porque el caso prescribió. La jueza que analizó las acusaciones dijo que había evidencias pero que carecía de autoridad jurídica para encarcelar al hombre porque había pasado demasiado tiempo desde los hechos.

[00:03:33] Así que se salvó de las consecuencias civiles de sus crímenes. Pero la Iglesia lo forzó a una vida de oración y penitencia. No lo sé, no recuerdo si lo laicizaron. Debieran haberlo hecho, pero no sé si lo hicieron. Así que estaba ese, y él es el hombre entorno a quien todo parece estar centrado. La segunda figura es el obispo Juan Barros, a quién el papa Francisco nombró obispo de la diócesis de Osorno, Chile, en 2015.  Barros es más joven, creo que está en los 50 o 60 años. El tomó su posición en un ambiente completamente sombrío. Quiero decir, estigmatizado, porque era un protegido de Karadima. Y todos en Chile — bueno, todos los que habían escuchado las acusaciones — dijeron que él era cómplice de una manera u otra. Ahora, las acusaciones que he visto sobre Barros no dicen que él haya perpetrado actos de abuso. Si hay algo que lo diga yo no lo he visto, pero sí que él sabía de las acciones de Karadima y que en algunos casos habría presenciado personalmente el abuso, estando en la habitación y observando lo que sucedía, cosa perversa, pero no sería la primera vez que escucho este tipo de acusaciones contra un sacerdote. Así como han habido otras situaciones que escuché sobre tipos que se quedaron a mirar. Bueno, ya saben, tal y tal fue violada y… no quiero entrar en la psicología detrás de esto. Pero es el concepto de complicidad por consentimiento, aunque no estuviese implicado en tocar a nadie.

[00:05:18] Uno de los relatos que leí este año cuando el Papa fue a Chile y el asunto de Barros explotó otra vez, decía algo sobre una relación entre Karadima y Barros, como una relación homosexual. No fue verificado; no sé, pero surgió en algunas discusiones así que lo menciono. Barros es el hombre que comenzó todo esto porque el Papa lo nombró como obispo de Osorno y la gente enloqueció. Quiero decir, hicieron protestas que fueron casi una insurrección en su misa de asunción. No lo querían ahí. Estaban enojados con el Papa por enviarlo ahí. Y lo loco es que el papa Francisco se convirtió en el centro de este escándalo mediático porque cuando fue a Chile este año y las víctimas de abuso se acercaron y le preguntaron por qué no hacía nada con Barros él los acusó de calumniadores por hacer acusaciones que no podían probar . Ahora, comencemos con algo sobre este asunto. Hablen con cualquier abogado que haya procesado cualquier tipo de abuso o ataque sexual. Les dirá que desde el punto de vista de la evidencia, es uno de los crímenes más difíciles de procesar. Porque a menos que consigan un equipo de recogida de muestras durante las primeras 24 horas o que haya algún trauma físico – no quiero entrar en detalles gráficos – no hay manera de probar el abuso. Si no hay nada grabado en cámara, si no hay testigos, ¿cómo lo pruebas? Hay una víctima de abuso, se llama Cruz. ¿Juan Cruz? No recuerdo, pero su apellido es Cruz.

[00:07:05] Él hizo este planteo. Él preguntó, “¿cómo puedo probar lo que me hicieron en secreto? No hay manera de probarlo, por eso presento mi testimonio porque es todo lo que tengo.” Por eso fue cruel que Francisco hiciera esas acusaciones y luego redoblara la apuesta pidiendo perdón por haberlos ofendido, mientras continuaba diciendo que no había pruebas, que nadie le había enviado pruebas, y que no creía lo de Barros. El tema es que cuando en 2015 sucedían todas esas grandes protestas sobre Barros y la gente prácticamente se sublevaba durante su misa de asunción, Francisco dijo públicamente que la gente de Osorno era estúpida. Dijo que sufrían porque eran estúpidos y creían en acusaciones sin evidencia, que se dejaban llevar por políticos. Utilizó la frase “de izquierda o izquierdistas”, que para un peronista no significa lo que ustedes creen que significa. Pero esa es otra historia. Por lo tanto, los acusó de ser estúpidos por decir que este tipo era un abusador. Lo leí en el New York Times. ¿Escucharon sobre eso? Si estuvieron leyendo One Peter Five desde 2015 lo escucharon porque yo escribí sobre eso. ¿Quién hacía eso? En aquel tiempo los medios amaban a Francisco. Él no podía equivocarse. Y la mayoría de la gente de la Iglesia que hoy ha despertado no había despertado entonces. Así que nadie iba a cuestionarlo por eso, y recuerdo estar sentado escribiendo este artículo en octubre 2015.

[00:08:40] Y la razón por la que lo escribí es porque Francisco había visitado los Estados Unidos en septiembre 2015, había ido al seminario de San Carlos Borromeo en Filadelfia y dio un discurso apasionado sobre la tolerancia cero en abusos sexuales clericales. Pero, Barros era un gran problema. Y no solo eso, el cardenal Danneels de Bélgica también. Me refiero a que este hombre fue grabado diciéndole a una víctima, intentando intimidar a una víctima para no denunciara que su propio tío, que era obispo de Bélgica, había abusado de él. Fue grabado diciendo esto. También hizo otras cosas. Es un hereje, está en favor de la homosexualidad y del aborto. Dicen que persuadió al rey de Bélgica para que aprobara la ley pro aborto. Todo tipo de reportes salieron sobre Daneels. Pero Daneels fue un hacedor de reyes; Danneels jugó un rol central en la conspiración de la mafia de San Galo para que Bergoglio saliera elegido. ¿A quién vieron en el balcón aquella noche del 13 de marzo de 2013 cuando, recién electo, el papa Francisco salió a estremecer al mundo con su presencia? El cardenal Danneels estaba parado justo a su lado. Un hombre cuya carrera se había acabado, un hombre que se acercaba a los 80, si no los tenía ya al momento de la elección. Es decir, algunos de estos hombres entraron en el cónclave casi raspando. Un hombre que jamás vería su carrera rehabilitarse y sin embargo ahí estaba, parado junto al Papa, porque había trabajado para hacerlo posible. Y luego, cuando se desarrollaron los sínodos de 2014 y 2015, ¿quién invitó personalmente al cardenal Danneels, a este hombre a quien no podía importarle menos la integridad de la enseñanza de la Iglesia sobre la familia y la sexualidad? Fue invitado por el Papa para participar en los dos sínodos.

[00:10:50] Así que cuando escucho tolerancia cero en abusos sexuales clericales digo… cero es un número muy chico y estoy viendo dos casos ahora mismo. Por supuesto que con el tiempo han habido más. ¿No es verdad? Tenemos al padre Inzoli, a quien Francisco estuvo protegiendo hasta que salió y abusó a alguien más o se rodeó de niños cuando no debía. No recuerdo cómo sucedió esa historia. Michael Brendan Dougherty escribió un gran artículo sobre este fenómeno, el de los sacerdotes que tienen amigos cardenales y sacerdotes que no los tienen, y los acusados que tienen amigos cardenales quedan libres mientras que los que no los tienen son atrapados. Y vimos las maniobras políticas con un obispo conservador acusado de negligencia, como el obispo Finn de Kansas City, que cayó incluso cuando la evidencia de su complicidad era muy muy mala. Podría debatirse que hubo negligencia, pero es entendible según leí, ya cubrimos esa historia. ¡Vamos! El hombre estaba recibiendo información contradictoria. Pero era conservador, permitía el florecimiento de mucha ortodoxia en su diócesis. Lo que supimos es que fue atrapado y expulsado. Daneels; arriba en el balcón. Barros; enviado a Chile. Y la gente que protestaba era llamada estúpida porque decían que él era un problema.

[00:12:13] Inzoli — padre Mercedes lo llamaban — él zafó durante un tiempo. Francisco tuvo que poner mano firme porque los medios comenzaron a enterarse. La situación de Barros aparece una vez más. ¿Cierto? Y ahora en Chile, en 2018 la gente ya no está tan encantada con Francisco. Se ha estado ganando enemigos; ha estado agitando las aguas. Y esto fue su Kriptonita. Porque acusó a las víctimas de abuso de calumniadores y esto no le cayó bien a la gente, porque esta vez la gente estaba prestando atención. Tras dos, tres años de medios independientes como nosotros reportando que este tipo es un monstruo y un fraude, y hablo del Papa no de Barros, no sé nada de Barros pero creo que hay un problema, claramente. Así que la tercera persona en este triunvirato de Chile — llevo 13 minutos y todavía sigo con esto, si siguen mirando, gracias (ya saben, dicen que los jóvenes de hoy miran 45 segundos de un video. Creo que por eso mi audiencia debe ser mayor) —

[00:13:21] La tercera persona en este triunvirato chileno es el cardenal Erra…siempre lo pronuncio mal. Errazuriz. Permítanme chequearlo. Vayamos a…Errazuriz. E-R-R-A-Z-U-R-I-Z. Errazuriz. Cardenal Javier E. Llamémoslo E. Es la cabeza del consejo de nueve cardenales que aconsejan al Papa. Él también fue acusado de encubrir a Karadima. Así que tenemos este trío de personas de las que Francisco no se está ocupando realmente en este momento. De Karadima se ocupó, pero si no me equivoco, estoy bastante seguro porque lo investigué, su caso ya estaba bajo estudio e investigación durante el papa Benedicto XVI.

[00:14:14] Así que cuando fue castigado estaba al final del reinado del papa Benedicto o, si fue poco después, estaba en marcha desde antes. Pero estos otros dos tipos… no solo que Barros haya sido nombrado en Chile sino que este otro cardenal tapara toda la situación. ¡Oye, te pongo en el consejo de los nueve cardenales, quiero que ahora me asesores! Ya hablé de esto hace poco. Pero en el consejo de los nueve tenemos al cardenal E. Tenemos al cardenal Marx, quien admitió el año pasado su negligencia en casos de abuso en Munich. Tenemos al cardenal Maradiaga a quien ya conocemos de Honduras  y tiene un obispo que es como su mano derecha, quien ha sido acusado por todo tipo de perversidades, pero nadie hizo nada al respecto. Y Maradiaga tiene sus propios escándalos financieros, pero tiene cáncer así que no sé. Nadie se ocupa de él. Y luego tenemos al cardenal Pell, y aquí creo que el cardenal Pell es un tema aparte porque siempre sospeché que los cargos contra el cardenal Pell estaban falseados. Y siempre aclaro que tal vez me esté equivocando, porque he visto sacerdotes que pensaba que eran buenos que terminaron siendo culpables. Pero el cardenal Pell fue llamado para auditar las finanzas del Vaticano y encontró mil millones de dólares donde no debían estar. Y al poco tiempo lo estaban trasladando a Australia para enfrentar acusaciones por abusos sexuales de 40 años atrás. Si esto no les parece sospechoso creo que deben cambiar sus anteojos, porque es demasiada coincidencia. O podría ser culpable.

[00:15:58] No voy a decir abiertamente que no lo es, la gente que conozco en Australia lo dice abiertamente, nos guste o no; no son cargos legítimos, son injustos. Eso espero. Espero que sea exonerado porque en todo el grupo parece ser el único que no es cómplice en la destrucción de la fe desde adentro. Dejémoslo acá. Entonces, ¿cómo cerramos todo esto? Lo que veo es que la gente cercana a Francisco, gente que él conoce, gente que él elige, son el problema, parecen ser cómplices pero quedan libres sin ser castigados. Mientras que otros que no son ideológicamente compatibles  resultan castigados. Y ahora tenemos esta reunión de obispos en Roma, hay 34 obispos de Chile y la conferencia entera renuncia porque un tipo ha sido acusado. ¿Un tipo en actividad y otro retirado, que trabaja directamente para el Papa, han sido acusados por su vinculación con este escándalo de un solo sacerdote y los 31 obispos en actividad tienen que renunciar por culpa de esto? ¿Por qué no expulsan a Barros? ¿Por qué no expulsan al cardenal E del C9? No entiendo este enorme truco publicitario que, dicho sea de paso, no terminará bien si Francisco decide no aceptar todas las renuncias. Ya saben, ¿qué es lo que va a hacer, aceptar solo algunas? ¿Las de quiénes? ¿Quién es cómplice? ¿Qué es lo que se sabe? Todo esto, ¿no les huele a podrido como a mí?

[00:17:47] Parece un espectáculo. Y les sigo diciendo que presten atención al juego, miren cómo se mueven los vasos mientras se mezclan. Fijen sus ojos en la pelota debajo de qué vaso que está, porque en este Vaticano siempre hay un pase de manga. Siempre hay humo y espejismos y pantomimas. Parece un gesto magnánimo. Parece. ¿Pero, lo es? Me pregunto cuál va a ser el resultado de todo esto, y por qué Francisco se aleja de todo con aire de inocencia. Porque en el fondo, él es igual de cómplice por no tomar a los abusadores seriamente, por llamar a la gente de Osorno estúpida, por llamar a las víctimas calumniadoras por contar su historia. Está peor parado que muchos de los que entregaron su renuncia. Y dicho sea de paso, algunos de ustedes sostienen que Francisco debiera renunciar. Solo voy a dedicar un minuto a esto. Yo no pienso así. Créanme, sería lindísimo verlo abandonar el lugar. Pero no me gusta cuando los Papas renuncian. Y creo que a nadie debiera gustarle. ¿Qué vamos a tener? ¿Dos, tres Papas a la vez? ¿Dos eméritii? ¿Es ese el plural de eméritus? Ya saben, dos Papas eméritos y uno reinando. Las cosas se están complicando demasiado ya en el ministerio petrino y no quiero saber lo que podría surgir por culpa de esto. No quiero ver más dudas surgir por culpa de esto.

[00:19:39] Y además tiendo a ver la renuncia como una salida fácil, ¿no es cierto? Quiero decir, “vaya, hice todas estas cosas malas así que me voy”. No. Creo que debe enfrentar las consecuencias de lo que ha producido en la Iglesia. Y lo hará tarde o temprano, pero no me gusta la salida fácil. No me gusta eso de cobrar el cheque, conseguir el Rólex papal e irse para dedicarse a otra cosa. No va conmigo. Así que no, no quisiera que eso quedara como precedente. Creo que el papado debe ser tomado con más seriedad. Y creo que Francisco le ha hecho mucho daño a la credibilidad del papado y eso es un problema. Hablando de eso, hay algo más que quisiera mencionar antes de terminar. Gracias por su atención, ya que estamos. Sé que esto no es algo que hacemos normalmente, pero creo que es divertido hacer un video de vez en cuando; tener una charla con ustedes.

[00:20:41] Entonces, el padre Hunwicke, quien escribe para Liturgical Notes, dijo algo grandioso hoy con lo que coincido. Y creo que si bien no hablaba de esto en particular, tiene que ver. Él dijo que el Vaticano acaba de publicar un documento educativo sobre asuntos económicos. (Creo que esto ocurrió ayer, pero pasó por debajo del radar por todo lo que estaba sucediendo).

[00:21:09] “Para mí personalmente, y no puedo hablar en nombre de nadie más, este momento representa justamente el problema creado por el papa Francisco por el mal uso del munus recibido de Dios.

[00:21:19] Antes de 2013, habría recibido el documento con docilidad. En un caso como este, porque trata de asuntos sobre los cuales no soy competente académicamente, habría hecho todo lo posible por comprenderlo, simplemente porque (si bien no es ex cathedra) llegó a mí con autoridad. Hubiera hecho mi mayor esfuerzo para ponerme en la posición de explicarlo y comentarlo en este blog, a los miembros de Cristo, a los fieles con quienes hubiera tenido que hablar o me preguntaran acerca de él debido a la errónea estima que me tienen. Pero las cosas ya no pueden ser así. Durante cinco años el papa Francisco estuvo jugando irresponsablemente con la autoridad puesta en sus manos. Ha perseguido diariamente políticas difíciles de reconciliar con el seguimiento fiel de Nuestro Santísimo Redentor. En particular, parece haberse empecinado en socavar la enseñanza de sus predecesores, especialmente la de los últimos dos, respecto a los peligros del relativismo moral, y ha ignorado públicamente los pedidos de claridad ante estas impresiones. Por increíble que parezca, el sucesor de San Pedro es visto tanto por admiradores como por sus críticos como uno que alienta a las almas por las que Cristo murió a sentirse cómodas en una vida de continuo adulterio. Ha justificado imprudentemente… impudentemente, su conducta, hablando del Dios de las sorpresas. Hagan lío: ha tenido el descaro de llegar a crear un lío en la viña del Señor; y luego invitar a otros a seguirlo.

[00:23:01] Hace 1300 años fue necesario acusar con tristeza a un Papa previo por “haber permitido que la pureza de la Iglesia se contaminara” y por “haber fomentado la herejía”. Como esto ya ha ocurrido, sabemos que puede ocurrir.

[00:23:20] Si… Dios quisiera… que de aquí en más el pontificado del papa Francisco fuera un modelo de arrepentimiento humilde y discipulado corregido entonces sin duda, laus Deo; pero inevitablemente pasaría tiempo hasta que se hiciera visible Urbi et orbi que el cambio de marea tuvo lugar.

[00:23:41] Ya sea bajo este pontificado u otro, pueden pasar años antes de que alguien pueda recibir las enseñadas surgidas del Vaticano como antes, con ingenua y confiada obediencia, con oídos abiertos y dispuestos. Será tan larga la agobiante ansiedad desestabilizadora, que en tiempos tan extraordinarios como estos, los lazos de la conciencia y el deber pueden exigirnos dokimazein ta pneumata (prueba para el espíritu).

[00:24:12] Esta es la medida del daño catastrófico que Jorge Bergoglio ha causado en el gran oficio de mantener el Depositum Fidei siendo una  rémora contra los ataques de la novedad. En el lenguaje del beato John Henry Newman, sentimos menos firmemente la roca de soliditas cathedrae Petri bajo nuestros pies. Pueden pasar décadas, al menos, hasta que el buen Dios repare esta inseguridad.”

[00:24:46] No pretendía leerlo todo, pero es demasiado bueno, ¿no lo es? Es lo que hemos estado hablando hasta ahora. Utilicé el término “papado kamiakaze” para referirme a lo que sucede con Francisco. Ya saben, un kamikaze es un hombre que está dispuesto a dar su vida, todo el poder a su disposición en el avión que está piloteando, para generar el mayor daño. No va a disparar armas, tirar bombas, lanzar misiles. Va a agarrar todo, incluyéndose a sí mismo, y chocar contra ese barco, ¿no es así? Es lo que está haciendo. Está tomando todo el poder del papado a su disposición, lo está reuniendo, haciendo todo lo que quiere, de manera unilateral, de manera autónoma, y lo hace de manera tal que el resultado final es la destrucción del mismo Oficio Petrino, de la habilidad de la gente para confiar en él, de la habilidad de la gente para pensar que el Papa sabe de lo que está hablando, de la habilidad de la gente para saber cuándo el Papa habla con autoridad y cuándo no. Quien venga después de él tendrá un enorme lío en sus manos. Porque nos acostumbramos a decir que no podemos confiar en el Papa — y cuando digo “nos”, me refiero a los católicos ortodoxos, los católicos tradicionalistas, quienes fueron siempre los primeros en defender la primacía papal, siempre los primeros en defender la autoridad del papado… Somos los que más probablemente digamos, “No creo que se pueda confiar en él sobre esto.” ¿Cómo no vamos a aplicarlo sobre el próximo que venga? Es un problema. Un problema enorme. Y cuando el padre Hunwicke habla de la autoridad de la enseñanza, creo que las acciones como éstas, el manejo de los diferentes abusos clericales, es lo mismo. Este hombre es… vil. Es eso lo que parece. Y toma estas decisiones basándose en consideraciones de amiguismo. Todo tiene que ver con él.

[00:26:48] A él le preocupan los casos de abuso cuando lo dejan bien parado. Pero cuando hay un problema o cuando afectan a alguien que le es útil — iba a decir cercano a él, pero no creo que nadie lo sea — cuando afectan a alguien que le es útil, es un problema. Ahora bien, él culpará a otros. Lo hará. En el fondo, no creo que le sea fiel a nadie en particular. Si alguno pone al papado en aprietos, Francisco lo eliminará porque no va a dejar que nadie se interponga entre él y su poder o sus planes. No lo hará. Parece habituado a rodearse de hombres moralmente comprometidos. Y ya saben, cuando alguien hace eso es porque éstos son más fáciles de controlar, porque tienen todos esos muertos. Y él sabe dónde los esconden. ¡Sabemos que él lo sabe! El tipo que maneja la casa papal y que era sus ojos y oídos en la reforma del Banco Vaticano, volvemos al cardenal Pell… él era un conocido homosexual activo. Es monseñor Battista Ricca. Este es el hombre por quien Francisco dijo “¿Quién soy yo para juzgar?” Porque un reportero le había preguntado por este hombre en el avión. Y él respondió que bueno, ya saben, si un sacerdote de buena voluntad ama a Dios, ¿quién soy yo para juzgar? Por lo tanto es esto… todo tiene que ver con sus planes. Todo que ver con conveniencias. Y revela que una persona puede buscar el Oficio Petrino específicamente porque piensa que el poder de ese oficio lo ayudará a conseguir algo.

[00:28:32] No sé cuál será su objetivo final. Nunca lo supe. Lo que me parece más probable es que tenga una especie de fantasía de venganza contra la Iglesia o contra Dios por alguna injusticia percibida o herida percibida que ha perdurado. Parece querer vengarse de todos los que alguna vez crearon una norma, de todos los que implementaron la doctrina. Quiere rehacer todo a su imagen. Y el problema es que no le pertenece. Este no es su automóvil. Es el automóvil de la compañía. Y alguien lo tiene que manejar después de él, pero está todo magullado. Así que vamos a tener que recordarlo, porque un cónclave ocurrirá antes de lo que nos imaginamos. La mayoría de nosotros probablemente viva para verlo. ¿Qué sucederá? ¿Cómo restaurará el siguiente Papa, si tenemos la suficiente suerte de que el próximo sea bueno — ¡por lo que no estoy dispuesto a apostar mi dinero! — cómo hará para restaurar la dignidad de este oficio? Es una pregunta que nos estaremos haciendo en un futuro próximo.

Gracias por su atención. Hasta la próxima.

Por Steve Skojec

(Traducido por Marilina Manteiga. Artículo original)




One Peter Five
One Peter Fivehttps://onepeterfive.com
Edición en español de la web norteamericana One Peter Five (onepeterfive.com) bajo la dirección de Steve Skojec

Del mismo autor

Últimos Artículos