fbpx

Reclinatorio navideño

“Y llegándose a él un escriba,le dijo:’te seguiré adonde quiera que fueres’. Jesús le respondió: ‘Las zorras tienen cuevas y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza’” Mt. VIII,18-20.

Te jura un escriba –que en tu comitiva- donde fueres, marcha,
al llano o al monte –o en el horizonte- con piedra y escarcha.

Le das la respuesta –toda sangre y gesta- duro sacrificio:
seguirte es la serie –de sed e intemperie- sin nunca armisticio.

Hay nidal y hay grutas –las visibles rutas- con raposas y aves,
pero Tú no tienes -ni acaso lo ordenes- refugios o naves.

Como en el comienzo –apenas un lienzo- sobre paja y heno,
para que celebre –tu gloria un pesebre- mi Dios nazareno.

No hubo un cabezal –en aquel portal- ni camastro alguno,
tu madre fue lecho –yacija su pecho- tu pan el ayuno.

Pasaron centurias –con arduas penurias- de adviento y de espera,
ni en la misma Roma –ya sin la Paloma- aman tu testera.

¿Reclinas en dónde – si la Fe se esconde- si el Pastor va errante?
¿en qué sitio afincas –cuando el alma hincas- en ruego abrasante?

Tu pequeña grey –como hiciera el buey- quiere darte abrigo,
ladéate Niño –que espada me ciño- por ser tu testigo.

Inclina esa frente –de siervo doliente- bendita cimera,
aquí en esta cuna –donde el tiempo aúna- la edad postrimera.

Tu cabeza escora –llegada es la hora- lo anuncia la luz,
te doy mi litera –mi antigua bandera- ¡Ven Señor Jesús!

Antonio Caponnetto




Antonio Caponnettohttp://elblogdecabildo.blogspot.com/
Argentino. Nació en la Ciudad de la Santísima Trinidad el Dia de San Miguel Arcángel de 1951. Es Profesor de Historia y Doctor en Filosofía

Del mismo autor

Protocolos

“¡Pues no faltaba más! Yo digo lo que Santo Domingo de...

Últimos Artículos

Las trampas del diablo en el “mundo tradicional”

Comienzo este artículo evocando una cita del nuevo testamento:...

New York Times: El Papa Francisco está destrozando la Iglesia Católica

En el verano de 2001, conduje hasta Poughkeepsie, Nueva...