fbpx

SAN GREGORIO MAGNO

 San Gregorio Magno, conocido por «el Grande» vivió entre los años 540 y 604. Fue un Papa que se distinguió
por su gran celo de llevar la fe cristiana a todo el mundo. Trabajó bastante por la reforma del clero y de la vida
religiosa. Su día es el 3 de Septiembre.

         Su vida podría haberla orientado en el éxito temporal, pues era de familia política (de padre senador)
y el Emperador le nombró magistrado principal, cargo al que renunció un año después para dedicarse a la
vida eclesial primero como diácono hasta ser elegido Sumo Pontífice a los 50 años de edad.
Vendió todo lo que tuvo por el Reino de Dios.

         Como supremo servidor de la Iglesia, combatió eficazmente la herejía del nestorianismo, que nieg
la la maternidad divina de la Virgen María,  y sus obras
literarias constituyen una gran contribución a la liturgia, moral, dogmática y cristología. Su Regla Pastoral
es instrumento en uso por sacerdotes de todas las épocas hasta la actualidad.

         Murió en 604, y es patrón de los maestros.

         San Gregorio Magno, ejemplo de entrega total a Dios, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

EL PAPA FRANCISCO DESPIDE EL AÑO 2013

Homilía del Papa durante el Te Deum de fin de año...

Últimos Artículos

Administrador fiel y prudente. Comentario a Lc. 12, 32-48

«¿Quién es el administrador fiel y prudente que el...

Un sacramento menospreciado: la penitencia

Los católicos fieles al Magisterio inmutable de la Iglesia...

Una crítica doctrinal de Desiderio desideravi: La primacía de la adoración

Introducción del editor: Damos inicio a la publicación, en...