San Leonardo de Porto (1676 – 1751) fue un fraile de la Orden de los Hermanos Menores reformados de la estricta observancia. Nació en Liguria (actual Italia) y murió en la actual Polonia.
Educado en Roma por los jesuitas, ingresó como congregante en el Orarorio de San Felipe Neri. En 1697 entró en la orden franciscana y estudió con pasión la figura de San Pedro de Alcántara, a quien
tenía gran devoción. Como misionero recorrió los caminos de Italia durante cuarenta años y predicando en cuatrocientas misiones. A él se de debe la preparación del año santo de 1750 que culminó con la  inauguración solemne de las estaciones del Via Crucis en el Coliseo.
En la misión de Córcega expresó en público que quería morir en misionando, con la espada en la mano contra el diablo. Y se cumplió su deseo, ya que murió en su última misión en las montañas de la actual Polonia. El Papa Pio XI lo nombró patrono de las misiones populares.
San Leonardo de Porto, celoso misionero, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".