El 22 de Enero es día de San Vicente Mártir. Diácono español que vivió en el siglo III bajo la persecución del emperador Diocleciano y murió por fidelidad a Cristo en el año 304. Fue detenido por la autoridad civil un año antes, y según la tradición obtuvo la conversión del mismo verdugo encargado de matarle.
Su martirio ha sido de los más crueles hasta ahora conocidos. Se trataba de minar su fe para hacerle renegar de la misma y así salvar su vida dando un testimonio de apostasía pública que animara a otros cristianos a seguir ese camino. Fue atado primero a una cruz en forma de aspa y luego fue puesto en una catasta, instrumento de tortura donde su cuerpo era maltratado con perversa saña para hacerle abjurar. Arrojado finalmente a una mazmorra, allí murió y su cuerpo acabó arrojado a un basurero para evitar que los cristianos le honrasen. Según la tradición, un águila defendió del cadáver de la corrupción. Entonces lo arrojaron al rio Turia atado a una piedra de molino, y milagrosamente el cuerpo apareció en  una orilla donde por fin los cristianos lo recogieron para darle digna sepultura a las afueras de Valencia. Su cuerpo fue definitivamente trasladado a la Catedral de Lisboa donde permanece hasta hoy.

          San Vicente de Zaragoza, mártir hasta el mayor heroísmo, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".