fbpx

Sugerencias para los nuevos en la Misa en latín

El siguiente post invitado fue escrito por el Padre Eric Andersen, pastor de la Iglesia Católica San Esteban en Portland, Oregon.  San Esteban es una parroquia que ofrece ambas formas del Rito Romano.

Muchos católicos no conocen su herencia litúrgica. Experimentar una Misa solemne tradicional en latín por primera vez puede parecerle poco familiar. Al principio, uno puede sentirse desorientado. ¿Qué está pasando? ¿Cómo participo?

Si es nuevo en la Misa en latín, mi recomendación para usted es no preocuparse por cómo participar. Baje el folleto de una vez. Mire y escuche en el silencio y deje que surja su oración. No tenga expectativas Déjese sorprender. Deje que el Espíritu Santo sea su guía. Trátela como una hora santa ante el Santísimo Sacramento. Tenga en cuenta que durante esta Hora Santa, algo magnífico está sucediendo: Jesucristo, el Sumo Sacerdote, está ofreciendo el Santo Sacrificio.

Cuando observe en silencio, primero vea el panorama completo. Sabe más de lo que piensa.  Ya conoce la estructura básica de la Misa : Procesión, incienso del altar, Kyrie, Gloria, Oración de apertura, lecturas, Sermón, Credo, Ofertorio, más incienso, Prefacio, Sanctus, Canon (I Oración eucarística en silencio), Pater Noster (Nuestro Padre),  Agnus Dei, Comunión, Abluciones (purificación de los vasos), Oración final, Bendición, Recesión.

Hay algunos otros momentos con los que tal vez no esté tan familiarizado, como el Rito de Aspersión, las Oraciones al pie del Altar y el Último Evangelio (El Prólogo de San Juan). Obsérvelos. Tome todo y dese una idea general. No se preocupe en qué decir o hacer. Simplemente siga las instrucciones para sentarse, pararse o arrodillarse cuando se les den. Si conoce los cánticos y las respuestas, cante. De lo contrario, no se preocupe por esto en este punto.

Después de una o dos Misas participando de esta manera, levante y lea el misal antes de que comience la Misa . Mire la estructura básica de la Misa para saber de antemano cuál será su hoja de ruta. Una vez que sepa hacia dónde se dirige, una forma apropiada de participar es rezar la Misa como el Oficio Divino, rezando en silencio las palabras en español, mientras el sacerdote las reza silenciosamente en latín.

Si no puede escuchar nada, aún sabría exactamente dónde está el sacerdote en la Misa al mirarlo. Mientras que, si asistiera al Rito Romano moderno de la Misa, sin escuchar nada, necesitaría un traductor usando el lenguaje de señas, o señalando el lugar correcto en el folleto, para decirle lo que está sucediendo en cualquier momento en la Misa. ¿Por qué es eso?

La razón es que el rito romano moderno se basa en la palabra hablada. Por otro lado, el rito romano tradicional se comunica en varios niveles no lingüísticos, dependiendo en gran medida de la ceremonia para comunicar lo que está sucediendo. Las palabras habladas están ocultas detrás de un lenguaje sagrado, y también se ocultan en silencio porque el Canon se reza en un susurro. P. James W. Jackson, FSSP escribe:

“Los cánticos de los Sanctus son seguidos por un silencio profundo, la primera vez en la Misa por el silencio de esta profundidad, el silencio del sacerdote y el silencio de los fieles. Esto hace pensar no solo en que el sumo sacerdote de la antigüedad entraba solo en el Lugar Santísimo, sino también que la carga de la Cruz ha llegado a su fin, y ahora Cristo está clavado en ella… El silencio de toda la congregación: incluso si hay sacerdotes presentes o si un obispo está asistiendo, nos humilla, ya que es un símbolo del hecho de que ninguno de los apóstoles o discípulos alzaron sus voces en defensa de Cristo en ningún momento de Su Pasión “(Nada superfluo, p. 200).

Vaya a verlo usted mismo y deje que la Misa tradicional en latín le sorprenda.

Originalmente publicado en LiturgyGuy.com.

(Traducción: Rocío Salas/Adelante la Fe. Artículo original)




One Peter Five
One Peter Fivehttps://onepeterfive.com
Edición en español de la web norteamericana One Peter Five (onepeterfive.com) bajo la dirección de Steve Skojec

Del mismo autor

La multiplicación de los benedictovacantistas; ¿quién es el Papa?

El pontificado de Francisco se ha extralimitado en numerosas ocasiones sentando...

Últimos Artículos