El texto citado en la foto es de Der Speigel, revista semanal europea y la más importante de Alemania. Pero es su corresponsal en Alemania, Walter Mayr, quien caracteriza esa afirmación como autocrítica. Basado en toda la evidencia hasta la fecha y lo que pienso está por llegar, sospecho que hay un error en esa afirmación. El Papa no estaba siendo autocrítico, sino que él nos está contando su plan.

Nuestro compañero Pat Archbold ha escrito una serie de artículos explicando en detalle cómo se está llevando a cabo esta purga así como lo porvenir. Él me ha dado una clara comprensión del porqué vamos a tener que alejarnos. Regresar a la oración ; de hecho, aprender una más profunda forma de oración de la que hemos conocido hasta ahora.

Ciertamente no es el momento de acudir a las estructuras e instituciones de la Iglesia para encontrar protección y ayuda.

Normalmente no acostumbro a decir esto de algunos escritos, pero los siguientes son de obligada lectura (están en inglés). Pueden leerlos aquí, aquí, aquí y aquí.

“… Incluso yo no esperaba la manera absolutamente descarada con la que han actuado en el sistema del Sínodo. En este último Sínodo, no sólo eliminaron todas las reglas de antemano y llenaron el Sínodo de gente maleable, sino que en realidad publicaron un documento sinodal que trataba sustancialmente de un tema del que ni siquiera se trató en el Sínodo, la sinodalidad en sí misma. Debemos concedérselo: son los herejes pasotas. Simplemente no les importa´´.

En la segunda parte, Pat explica lo que quiere decir cuando utiliza la frase “no se les dará cuartel”:

“Lo que expuse es que están dando una serie de pasos destinados a colocar a los católicos fieles, especialmente a los católicos tradicionalistas, en el rincón donde ellos quieren exactamente que estemos. En resumen, están ejecutando una serie de jugadas de su libro de estrategias para poner a los católicos tradicionalistas en una posición en la que deban capitular o ser desobedientes en algún grado. Buscan la desobediencia.´´

“Si ellos quieren que te marches, pueden hacerlo. Ni siquiera se molestan en guardar las formas y han prescindido del más mínimo sentido de proceso legal así como de derechos bajo la ley canónica”.

La tercera parte, sobre el ataque a las religiosas contemplativas tradicionales o meramente “conservadoras”:

´´Poco a poco, han estado destruyendo las vías para que los religiosos practiquen el catolicismo tradicional. Simplemente no les están dejando a los católicos tradicionales con vocación ningún lugar al que ir, excepto a donde ellos quieren que vayas. Están cortando diligente y sistemáticamente todas las vías de escape. Esto es fundamental para entender mi tesis sobre cómo pueden en un futuro causar la división en la Iglesia, por la que el Papa Francisco ha languidecido abiertamente´´.

El día de hoy sostuve una conversación con una señora que está involucrada en la fundación de una especie de comunidad de oración para señoras y otros miembros. Me preguntó si conozco en algún lugar del mundo a un obispo que fuera accesible, alguien que esté del lado de los Ángeles y que comprenda qué es lo que está en juego, para pedirle su apoyo y protección. Incluso, piensa en iniciar una Asociación Privada de Fieles, hablando en términos canónicos.

Me fue difícil no contestarle que si  “no sabe que estamos en guerra; los Obispos son los que están del lado contrario´´.

Sin embargo lo que le respondí fue lo siguiente:

“No es imposible. Pero es esencial  entender que los hombres malos están a cargo y que se está planeado un baño de sangre para TODOS los fieles católicos. Si encuentra a un obispo que esté dispuesto a apoyarle, él será purgado meramente por el hecho de haberle apoyado.

Señora agradable: Por favor elabore en lo del baño de sangre y la purga. ¿Qué está planificado para los laicos?

Yo: Bloquearnos. Cualquier personaje asociado formalmente con las instituciones de la Iglesia – sean obispos, sacerdotes, diáconos, monjes, religiosos, incluso aquellos pertenecientes a “asociaciones privadas de fieles”… todos – serán obligados a seguir el guion o serán purgados. Cualquiera que esté libre de una asociación formal, será bloqueado.

Señora agradable: ¿Cuán pronto?

Yo: Ahora mismo. El mensaje del Vaticano a la USCCB (Conferencia Episcopal de Obispos de los Estados Unidos) en Baltimore fue esencialmente eso: “O lo hacen a nuestra manera, según nuestro guion, o los destruiremos.”

Obispos y sacerdotes están siendo destituidos y obviamente ellos no van a irse solos… y esto está pasando no sólo en los Estados Unidos.

El objetivo es asegurarse de que el Catolicismo tal como lo reconoció San Felipe Neri, sea una práctica privada. La Iglesia ya no será doctrinalmente Católica, como no es en general Católica, litúrgicamente hablando. Usted puede vivir el Catolicismo del color de su preferencia, siempre y cuando sea Bergoliano.

Están llevando hacia el precipicio a cualquiera que esté encerrado en una institución. Y el precipicio es el nuevo paradigma, en donde el requisito será la renuncia efectiva de Cristo y Su Santa Iglesia. El seguir este nuevo paradigma requiere el abandono de la Fe Católica, el concepto en sí de que existen realidades morales absolutas que nos han sido dadas por Dios. Esto es lo que era en realidad Amoris Laetitia. Y es esto precisamente lo que se presenta como alternativa a los seminaristas y sacerdotes en varios lugares donde se iniciará la purga: Malta, Buenos Aires, México… etc. El mensaje ha sido el de síguenos o quédate fuera, mensaje aprobado de varias maneras por Roma, desde los obispos hasta cualquiera que objete.

Esto es lo que están haciendo con ese documento – el primero, pero no el último – presentándonos con la opción de “irán hacia el precipicio o serán purgados fuera de sus instituciones.”

No lo olviden, Mons. Cupich ha dejado asentado ya el modelo. Desde el año 2002, como Obispo de Rapid City (Dakota del Sur), dejó fuera de su iglesia a los feligreses el Viernes Santo. Fueron invitados a atender el Tridium en NINGUNA parroquia, o quedarse en casa. Ellos escogían.

Se están sirviendo de nuestro deseo de seguir las reglas, de ser buenos y leales para así llevar a cabo la purga.

Aquellas monjas en Francia pensaron que aún existían reglas, que la Iglesia estaba gobernada por el Estado de derecho. Pensaron que existían procedimientos apropiados, que estaban protegidas por el Derecho Canónico. Y efectivamente, siguieron las reglas. Siguieron el juego. Aceptaron el exilio de sus superiores, respondieron las preguntas de los visitantes e iniciaron recursos legales. Así lo hicieron también los Frailes Franciscanos de la Inmaculada (FFI). Lo mismo hicieron aquellos que intentaron crear los Trapenses Tradicionales en Alemania. Todos fueron abatidos.

Algo que tal vez valga la pena preguntar a aquellas monjas que ahora están escabullándose con regocijo juvenil y que corren para ser las primeras en abrazar la nueva ideología, sería: “Si están bien, si se sienten seguras, acogidas y esperan con anticipación, con los ojos lacrimosos, la próxima misiva de Rodríguez Carvallo y de los otros criminales en Roma… Si el Vaticano no viene hacia ustedes con sus visitantes armados…

…. ¿Qué están haciendo mal?”

Esa es la cuestión que Pat señala en su serie de escritos: ahora no hay reglas. Los procedimientos no importan. La Ley Canónica no importa. Ciertamente la ley moral ya no importa desde hace mucho. Tal como el Padre Rossica declaró  tan memorablemente, nosotros estamos en las manos de un hombre, que no le importa nada, sino solo su propia voluntad y el poder de obedecerlo.

“En efecto, nuestra Iglesia ha entrado en una nueva fase” escribe Rossica. “Con el advenimiento del primer Papa jesuita, es gobernada abiertamente por un individuo y no por la autoridad de la Escritura  o por los dictámenes propios de la Tradición más las escrituras´´.

Henry Sire, autor de El Papa dictador, que acaba rápidamente de ser expulsado de la Orden de Malta por haber contado la historia del golpe Bergoliano, lo describe muy bien a nuestro amigo John Zmirak:

JZ: He leído en las noticias que, debido a este libro, ha sido expulsado de la Orden de Malta. Podría por favor compartir con nosotros, ¿cómo fue usted informado de esto? ¿Qué justificación le dieron?

HS: Fui suspendido primeramente en marzo de 2018, a la espera de un procedimiento penal para decidir sobre mi expulsión. Hace dos semanas recibí una carta del Gran Canciller con un decreto del Gran Maestre en el que se me comunicaba que la Orden había decidido el abreviar el procedimiento, saltándose la audiencia ante el tribunal, el que se suponía debería liderar, y que me expulsaban con un simple acto. El Decreto también establecía falsamente que mi expulsión había sido votada por unanimidad por el Consejo Soberano. De hecho, no se sometió en absoluto a la decisión del Consejo. Por supuesto, que la justificación dada era que mi critica al Papa Francisco era incompatible con mi pertenencia a la Orden.

El cambio impuesto por el Papa Francisco consiste en haber obligado a renunciar al Gran Maestre anterior, Fray Matthew Festing, en enero de 2017. Eso fue después de que él tratase de destituir al Gran Canciller, el Barón Boeselager. ¿Por qué? Por su responsabilidad en la distribución de condones en el Lejano Oriente como parte de la actividad caritativa de la Orden. Boeselager fue reincorporado por insistencia del Vaticano. Él tiene ahora control absoluto de la Orden. Así, el superior que trató de mantener las enseñanzas morales católicas fue castigado por el Papa Francisco. El hombre que transgredió fue recompensado.

Por supuesto que voy a apelar la decisión. Antes de que el decreto llegase, estaba preparando una defensa efectiva con la ayuda de mis abogados. Estaba basada en las flagrantes irregularidades cometidas por la Orden al iniciar mi proceso. El decreto de expulsión es totalmente de una sola pieza, con esa irregularidad. Así son las mentiras que se han utilizado para justificarlo. Es importante el exponer la dominación carente de ley que el Gran Canciller, Boeselager, está ejerciendo sobre la Orden.

Así es como trabajan los herejes pasotas: sin ley. Y  he aquí el porqué alejarse de la institución por el momento es importante. Como me dijo recientemente un sacerdote: “debemos concentrarnos en crear centros de oración intensa en completa ortodoxia litúrgica, espiritual y doctrinal”, para “ni siquiera intentar”  involucrar a las estructuras de la Iglesia, y “evitar la interferencia de la Jerarquía” a cualquier precio.

Pat Archbold me dijo hoy: “El mensaje es claro en todos los ámbitos. La ley canónica no puede protegerte, las constituciones no pueden protegerte, un proceso legal no puede protegerte. Yo soy la ley. Yo soy el proceso. Los obispos comprenden esto perfectamente”.

Un Papa dictador, sin duda.

Publicado en Fetzen Fiegen

(Traducido por Carlos Reyes. Artículo original)

Hilary White
Nuestra corresponsal en Italia es reconocida en todo el mundo angloparlante como una campeona en los temas familia y cultura. En un principio fue presentada por nuestros aliados y amigos de la incomparable LifeSiteNews.com, la señora Hillary White vive en Norcia, Italia.