El derrumbe de Venezuela, fruto del régimen bolivariano-comunista, trajo al escenario calamidades inimaginables: cientos de miles de venezolanos huyen del hambre, familias revuelven la basura a la búsqueda de comida, personas alimentándose de carne de perro, mercados con los estantes vacíos, farmacias sin remedios, hospitales sin sangre por falta de reactivos para analizarla, niños muriendo de desnutrición, padres que entregan a sus hijos para ser adoptados por no tener como sustentarlos, inflación astronómica, etc.

Pero los desastres que ocurren en la otrora próspera Venezuela no se detienen ahí. ¡Los diarios informan que en varias iglesias del país no se distribuye la comunión durante la Misa por falta de hostias! Es decir, no hay harina para prepararlas y en consecuencia los fieles católicos no pueden comulgar.

El actual Secretario de Estado del Vaticano fue Nuncio Apostólico en Caracas durante varios años. Cabe preguntarse si él ya no se interesa más por los problemas de ese país. ¿No escuchó nada? ¿No vio nada? ¿No dice nada? ¿No tiene conocimiento de esa calamidad? Sobretodo, es urgente que él aclare por qué no condena públicamente a los dictadores apoyados por Cuba que conducen a la nación venezolana a la extrema miseria material y ahora también espiritual.

Recordando la parábola del hijo pródigo, podemos afirmar que Venezuela literalmente está comiendo las bellotas de los puercos. ¿Cuándo regresará a la casa materna de su tan misericordiosa y querida Patrona, la Virgen de Coromoto? Ella podrá obtener de su Divino Hijo la solución para todos los problemas, siempre y cuando los venezolanos imploren su socorro con verdadero arrepentimiento y con el corazón contrito y humillado.

Recemos por esa intención. (Revista “Catolicismo“, San Pablo, Brasil, Nº 808, abril de 2018)

Desde Correspondencia Romana exhortamos a nuestros lectores a iniciar una cruzada de oraciones -como la Cruzada del Rosario que en 1955 liberó a Austria de la ocupación soviética- pidiendo a la Virgen de Coromoto que Venezuela vuelva a la senda de la Civilización Cristiana.

Sí, a la Virgen de Coromodo de la Misericordia Invencible como lo demostró el sábado 8 de septiembre de 1652, cuando se le apareció al cacique de los Coromotos rodeada de un aura luminosa.

El cacique le dijo: “¿Hasta cuándo me quieres perseguir? Ya no he de hacer lo que me mandas” y tomando una flecha le apuntó con su arco para matarla. Pero la Virgen María se le acercó y Coromoto tira la flecha intentando empujarla, pero Ella desaparece, ¡dejándole en la mano un pequeño pergamino con su imagen!

El cacique Coromoto huyó a la selva, donde le mordió una serpiente venenosa. Entonces volvió su corazón a Dios y comenzó a pedir el Bautismo, el cual le fue administrado por un misionero que pasaba por ahí.

Al bautizarse se convirtió en apóstol y pidió a los indios que no se separaran del misionero y que se bautizaran. Como consecuencia de ello, los indios Cospes formaron una comunidad de fieles muy fervorosa.

¡Nuestra Señora de Coromoto de la Misericordia Invencible dad a los venezolanos la gracia de recurrir continuamente a Vos para encontrar remedio a la trágica situación en que se encuentran!

 

 

Martín J. Viano

L’articolo Venezuela: las iglesias no tienen hostias para la Comunión proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.