fbpx

Viganò: El silencio del Vaticano sobre las declaraciones de Biden causa consternación

COMUNICADO del arzobispo Carlo Maria Viganò con motivo de la visita de Joe Biden al Vaticano

A propósito de la visita del pasado 29 de octubre al Vaticano, las agencias de prensa[1] han difundido la noticia de que según Joe Biden, hablando de lo que se dijo en el encuentro con Francisco, éste lo habría calificado de buen católico y lo habría exhortado a seguir recibiendo la Comunión. Causa consternación que a día de hoy no haya llegado ningún comentario de aclaración de la Sala de Prensa Vaticana. Da motivo para suponer que las palabras de Biden se ajustan a la verdad y Bergoglio dijo efectivamente eso.

Si bien lo dicho por Biden es muy propio de las ocurrencias de Jorge Mario Bergoglio –que ha calificado de gran italiana a una conocida abortista radical– está claro que esas afirmaciones constituyen un escándalo sin precedentes, porque no condenan la postura de un personaje de la política en favor del aborto, contradicen la inmutable postura del Magisterio de la Iglesia y suenan como una patente invitación a cometer sacrilegio, profanando la Santísima Eucaristía al recibirla en estado de pecado público y manifiesto.

Todo católico sabe de sobra el crimen tan horrendo que supone el asesinato de una criatura indefensa en el vientre materno, así como del gravísimo escándalo que da los fieles, no sólo Joe Biden como convencido abortista, sino el propio Bregoglio que es reconocido como suprema autoridad de la Iglesia. Su actividad demoledora es imparable en medio del silencio atronador de cardenales y obispos. Las rarísimas excepciones de pastores que verdaderamente se desvelan por las almas que les han sido confiadas –como por ejemplo Su Eminencia el cardenal Burke[2]—  son objeto de hostilidad por parte de sus compañeros en el Episcopado y por el Vaticano, en una inquietante inversión de la Iglesia de Cristo, actualmente volcada al cambio climático, el capitalismo inclusivo y la vacunación masiva.

Hace poco Bergoglio ha sido reconocido como guía moral por el Consejo para el Capitalismo Inclusivo, capitaneado por Lynn Forester de Rotschild, y ha nombrado además miembro de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales al economista Jeffrey David Sachs, presidente de la Red de Soluciones para un Desarrollo Sostenible, agencia de la ONU que promueve la reducción de la población mundial y la lucha contra el cambio climático[3]: aquí se ve el alcance de algo que es tan ajeno a la misión del Papado que debería inducir a los prelados de la Iglesia a plantearse seriamente si Bergoglio será mental y moralmente idóneo para el cargo que ejerce.

En la fiesta que Pío XI instituyó en honor de la realeza de Nuestro Señor Jesucristo, exhorto a los fieles a implorar a la Divina Majestad para que la Iglesia de Cristo sea la primera sociedad de las afligidas por la actual crisis en que vuelva a reinar Jesucristo, hoy suplantado por los ídolos de la ideología mundialista.

+Carlo Maria Viganò, arzobispo

Domingo 31 de octubre de 2021

Domini Nostri Jesu Christ  Regis

[1] Cfr. https://apnews.com/article/joe-biden-pope-francis-business-poverty-rome-b4675e7b3115c5f3ddd3a735f9ee1e25

[2] Cfr. http://chiesaepostconcilio.blogspot.com/2021/10/il-problema-della-comunione-in-stato-di.html

[3] Cfr. https://www.agensir.it/quotidiano/2021/10/25/papa-francesco-nomina-jeffrey-david-sachs-membro-ordinario-della-pontificia-accademia-delle-scienze-sociali/ ehttps://www.osservatoreromano.va/it/news/2021-10/quo-243/nuovo-membro-della-pontificia-accademia-delle-scienze-sociali.html

(Traducido por Bruno de la Inmaculada)

Mons. Carlo Maria Viganò
Monseñor Carlo Maria Viganò nació en Varese (Italia) el 16 de enero de 1941. Se ordenó sacerdote el 24 de marzo de 1968 en la diócesis de Pavía. Es doctor utroque iure. Desempeñó servicios en el Cuerpo Diplomático de la Santa Sede como agregado en Irak y Kwait en 1973. Después fue destinado a la Nunciatura Apostólica en el Reino Unido. Entre 1978 y 1989 trabajó en la Secretaría de Estado, y fue nombrado enviado especial con funciones de observador permanente ante el Consejo de Europa en Estrasburgo. Consagrado obispo titular de Ulpiana por Juan Pablo II el de abril de 1992, fue nombrado pro nuncio apostólico en Nigeria, y en 1998 delegado para la representación pontificia en la Secretaría de Estado. De 2009 a 2011 ejerció como secretario general del Gobernador del  Estado de la Ciudad del Vaticano, hasta que en 2011 Benedicto XVI lo nombró nuncio apostólico para los Estados Unidos de América. Se jubiló en mayo de 2016 al haber alcanzado el límite de edad.

Del mismo autor

Monseñor Viganó habla de los comentarios que hace el obispo Barron en defensa del Vaticano II

Nota explicativa de Michael Matt Excelencia: Creo que encontrará interesante lo que le...

Últimos Artículos

Dios sabe sacar el bien incluso del mal

Una sentencia de antigua sabiduría popular nos anima a...

¿Será santo el Obispo que profanaba la fe?

El 25 de noviembre pasado el Papa Francisco autorizó...

¿Es el Papa protestante? Por Damian Thompson, para el periódico The Spectator

Columna del afamado diario secular británico The Spectator. Cuando se...