Texto del Evangelio (Mt 2,1-12): Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle». En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta: ‘Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel’». 

Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después, enviándolos a Belén, les dijo: «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle». 

Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el Niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al Niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.
PALABRA DE DIOS

Los magos de oriente representan a toda la humanidad que adora al Niño Dios que se manifiesta al mundo entero. Reflexionemos sobre las tres ofrendas:
ORO. Que seamos capaces de tener a Dios en nuestro corazón, que le ofrezcamos nuestro corazón para que Él lo convierta en Oro. La ofrenda del oro significa la ofrenda de la propia vida al Señor.
INCIENSO. Aquí se ubican los propósitos de conversión a lo largo del camino. Es muy fácil comenzar…..lo verdadero es seguir y para ello precisamos de la vida sacramental que nos lleve a la caridad fraterna. Hagamos propósitos de año nuevo: que la Eucaristía, la Santa Misa, sea el centro de nuestra vida, y que lo sea de verdad todos los días.
MIRRA. Es la cruz como único camino para llegar a la resurrección. La lucha contra el egoísmo, la soberbia, la autosuficiencia….el querer ser “cristiano a mi manera”….; sólo desde la cruz se llega a la Resurrección anhelada.
En el día de hoy, EPIFANÍA, regalemos al Niño Dios nuestro corazón entregado, los propósitos de conversión y la toma de cruz con alegría y esperanza. Y que Santa María y San José nos guarden es el dulce empeño.












Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".