fbpx

El lider neocatecumenal se encontró con una multitud enojada

¿Los Neocatecumenales están siendo abucheados en Guam? Dios bendiga entonces a nuestros hermanos en Guam.

En junio de 2008 nos encontramos con esa información sobre el insufrible Camino Neocatecumenal. Obviamente la cosa no ha cambiado mucho, excepto que los Neocatecumenales son más fuertes que nunca bajo la Iglesia de la diversión que Francisco está construyendo. Por favor Señor, envía un santo entre nosotros a echar fuera a los herejes, paganos e infieles que han tomado el control de tu Iglesia.

The Remnant, 15 de junio de 2008: “El laico Católico Camino Neocatecumenal ha recibido la aprobación final de sus estatutos por parte de la Iglesia; el grado de reconocimiento será presentado a los fundadores del grupo Friday”, informa Zenit (12 de junio de 2008)“. El Cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, dará a Kiko Argüello y Carmen Hernández, el decreto expresando la aprobación de la Iglesia, de la organización de los grupos y el carisma”.

Según los fundadores, el Camino es una respuesta concreta a numerosas intuiciones pastorales del Vaticano II, como por ejemplo, el redescubrimiento de la Vigilia Pascual o la participación de los laicos en la evangelización. Un ejemplo de este último principio es la novedad del envío de “familias en misión”, en respuesta a las peticiones de los obispos locales para proporcionar, junto con un cura, una evangelización inicial para aquellas zonas en las que no se ha establecido la Iglesia.

En 1990, el Papa Juan Pablo II escribió una carta reconociendo el Camino Neocatecumenal (NCW) al obispo Paul Josef Cordes, Vice-Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, en la que Juan Pablo II escribió:

Yo también, como Obispo de Roma, he podido comprobar los frutos abundantes de conversión personal y el impulso misionero fructífero en los numerosos encuentros que he tenido en las parroquias romanas con las comunidades neocatecumenales y sus pastores, así como en mis viajes apostólicos en muchas naciones ….. me reconocen el Camino Neocatecumenal como un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y para nuestro tiempo.

En 2002, a los Estatutos del Camino Neocatecumenal (NCW en adelante), se les dio una aprobación provisional ( “ad experimentum”) de cinco años, en espera de cambios en la forma en que las comunidades NCW celebraban sus Eucaristías. Estos Estatutos se componen de 35 artículos que expresan la naturaleza de “El Camino” (como se le llama por sus miembros), los “Bienes Espirituales” resultantes de él, y la manera en que “El Camino” funciona.

Una idea básica se expresa en el Esquema para Catequistas del NCW (un manual de formación para catequistas NCW). Señala que desde el tiempo de Constantino el Grande hasta el Concilio Vaticano II (un intervalo de unos 1600 años), la Iglesia Católica se desprendió de sus raíces espirituales, asumió un carácter superficial, supersticioso y llegó a confiar en el ritualismo y el dogmatismo en su propio beneficio. Kiko y Carmen enseñan a sus catequistas que en lugar de catequizar a los paganos, la Iglesia post-Constantino fue ella misma catequizada por los paganos supersticiosos que se le unieron. Este primitivismo de Kiko y Carmen ve cosas tales como la Misa Tradicional en Latín, el Sacramento de la Penitencia, doctrinas de la salvación, etc., como entes comprometedores, inflados innecesariamente de rituales, solemnidad y dogmatismo.

Ahora, ni el Vaticano ni el Santo Padre pueden alegar ignorancia sobre la verdadera naturaleza del Camino Neocatecumenal, porque sus enseñanzas no son tan secretas como lo eran antes. La visión retorcida de la historia de la Iglesia, la doctrina y los Sacramentos presentados por Kiko y Carmen de ninguna manera puede conciliarse con el espíritu de la teología o la enseñanza católica. No es de extrañar que Kiko y Carmen sientan admiración por Martín Lutero.

El anuncio de la aprobación de los Estatutos del NCW por la Santa Sede, viene acordado después de un informe que cuatro obispos de Japón enviaron a Roma para resolver un “grave problema” con los métodos del Camino Neocatecumenal y su seminario en una diócesis japonesa. El 30 de abril de 2008, CathNews  en una noticia incluye la siguiente cita de uno de estos obispos, el arzobispo Peter Takeo Okada de Tokio, Presidente de la Conferencia Episcopal:

En la pequeña Iglesia Católica de Japón, la poderosa y activa secta de miembros del Camino [Neocatecumenal] está dividiendo y confrontando. Ha causado una división dolorosa aguda y conflicto dentro de la Iglesia. Estamos peleando con todas nuestras fuerzas para resolver el problema pero creemos que aunque se encuentre una solución, la atención de Su Santidad para la Iglesia en Japón sería de suma importancia y la necesitamos.

Esto no es nada nuevo. En 1996, el Reverendísimo Mervyn Alexander, Obispo de Clifton (Reino Unido), formó un grupo especial de investigación para analizar las afirmaciones hechas por los feligreses en al menos tres parroquias, respecto a que sus parroquias habían sido perjudicados por las actividades del Camino Neocatecumenal. No sólo concluyó que el NCW no pudo traer “nueva vitalidad a estas parroquias”, sino que también señaló que la presencia de las comunidades NCW “transmite una señal de fuerte desunión.”

Por desgracia, el foco principal de preocupación con respecto al NCW y su estatus oficial dentro de la Iglesia ha sido puramente litúrgico. El 1 de diciembre del 2005, la Carta del cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a Kiko, Carmen y el P. Mario Pezzi, cita prácticas del NCW como la entrega de “advertencias” antes de las Lecturas de la Escritura, el beso de la paz, la manera de recibir la comunión, etc, pero ¿Qué hay respecto a la doctrina, al error o a las enseñanzas heréticas?.

El mismo Papa, liberando la Misa Tradicional en Latín de los grilletes de la mentalidad del “indulto” y aprobando los Estatutos del Camino Neocatecumenal sólo puede entenderse como una completa contradicción. La tradición y la novedad simplemente no pueden ser tratados como iguales. ¿Por qué pretende el Vaticano que las serias críticas al Camino – por los que lo conocen – no existan? No, no estamos fuera de peligro todavía, ni por imaginación.

Michael Matt

[Traducido por Alberto Guzmán. Artículo original.]




Michael Matt
Michael Matthttp://remnantnewspaper.com/
Director de The Remnant. Ha sido editor de “The Remnant” desde 1990. Desde 1994, ha sido director del diario. Graduado de Christendom College, Michael Matt ha escrito cientos de artículos sobre el estado de la Iglesia y el mundo moderno. Es el presentador de The Remnant Underground del Remnant Forum, Remnant TV. Ha sido Coordinador de Notre Dame de Chrétienté en París – la organización responsable del Pentecost Pilgrimage to Chartres, Francia, desde el año 2000. El señor Michael Matt ha guiado a los contingentes estadounidenses en el Peregrinaje a Chartres durante los últimos 24 años. Da conferencias en el Simposio de Verano del Foro Romano en Gardone Riviera, Italia. Es autor de Christian Fables, Legends of Christmas y Gods of Wasteland (Fifty Years of Rock n' Roll) y participa como orador en conferencias acerca de la Misa, la escolarización en el hogar, y el tema de la cultura, para grupos de católicos, en forma asidua. Reside en St. Paul, Minnesota, junto con su esposa, Carol Lynn y sus siete hijos.

Del mismo autor

The Remnant entrevista al Cardenal Burke

 https://youtu.be/OcDFehYqkt0Michael J. Matt: me gustaría coger el toro por los cuernos: la...

Últimos Artículos