fbpx

Obispo Paprocki: Monseñor Chaput afirma que es correcto negar la comunión a los católicos “vueltos a casar”.

Un obispo Católico, simultáneamente frustra a los que celebran esos supuestos cambios en la doctrina de la Iglesia y defiende a un compañero obispo que instruyó a los católicos de su diócesis a seguir las enseñanzas de la Iglesia sobre la moral sexual.

En respuesta a un artículo engañoso de Associated Press que circuló en Illinois State Journal-Register, el obispo Thomas Paprocki de Springfield, Illinois, escribió en el mismo periódico que las directrices del Arzobispo de Filadelfia, Charles J. Chaput, emitidos sobre la disposición adecuada para recibir la Santa Comunión ” son sin duda correctas “, ya que se sostienen la enseñanza bíblica.

El artículo de Chaput en AP se confrontraba con lo dicho por el Papa Francisco. El artículo, dijo Chaput, “cierra la puerta abierta por Francisco de dejar que los católicos vueltos a casar civilmente reciban la comunión, diciendo a los fieles en su archidiócesis que sólo pueden hacerlo si se abstienen de tener relaciones sexuales y viven ” como hermano y hermana.”

A principios de este mes, Chaput publicó directrices diocesanas para la aplicación de la controvertida exhortación del Papa Francisco “Amoris Laetitia”, que muchos teólogos y filósofos católicos han advertido podría socavar la enseñanza moral de la Iglesia.

“Al igual que con todos los documentos magisteriales, Amoris Laetitia se entiende mejor cuando se lee a la luz de la tradición de la enseñanza y la vida de la Iglesia”, Chaput escribió, el documento debe ser leído en continuidad con la extensa enseñanza de la Iglesia sobre los que se divorciaron y vueltos a casar civilmente, que pueden recibir la Santa comunión siempre que vivan como “hermano y hermana”.

“Como expliqué en mi declaración acerca de la Exhortación Apostólica del Papa Francisco el 8 de abril, en la fecha de su emisión, no hay cambios en el derecho canónico o doctrina de la iglesia introducidos en este documento” escribió Paprocki. “Aclaré esta conclusión con mayor detalle en mi columna en nuestro periódico diocesano, el Catholic Times, el 1 de mayo, en el que expliqué que las ruedas de prensa durante un vuelo, exhortaciones apostólicas y notas al pie, por su propia naturaleza, no son vehículos para la introducción o modificación del texto legislativo o hacer pronunciamientos dogmáticos”.

Paprocki señaló que la primera carta de San Pablo a los Corintios, cuando el Apóstol escribió: “Quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del cuerpo y la sangre del Señor. Examínese a sí mismo porque el que come y bebe sin discernir come y bebe su propia condenación “(1 Cor 11, 27-29).

“Esta enseñanza bíblica se refleja en los cánones 915-916 del Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica”, escribió Paprocki.

El Canon 915 enseña que los que «obstinadamente perseveran en un manifiesto pecado grave no deben ser admitidos a la Sagrada Comunión.”

El Catecismo de la Iglesia Católica también enseña que nadie “consciente de haber cometido pecado grave” debe recibir la comunión hasta que se haya arrepentido y haya estado en el Sacramento de la Confesión (CCC 1385).

Las directrices que Chaput emitió “no sólo en la Archidiócesis de Filadelfia, sino también en la Diócesis de Springfield en Illinois … [y] en la Iglesia en todos los lugares”, escribió Paprocki.

Otros prelados no han sido tan claros. El Arzobispo de Chicago Blase Cupich llama a Amoris Laetitia un “cambio de juego” que potencialmente podría normalizar el enfoque para dar la comunión a los divorciados y vueltos a casar civilmente.

En enero, Paprocki corrigió públicamente Cupich después de que afirmó que los que están en relaciones adúlteras activamente u homosexuales podían recibir la comunión en base a sus “conciencias”.

Paprocki tiene un historial de defensa de la ortodoxia y la enseñanza católica. En 2013, detuvo a un grupo de activistas de rezar un rosario pro-gay “blasfemo” dentro de una catedral.

Más tarde, ese año, con “gran desagrado,” Paprocki llevó a cabo un extraordinario exhorto público al gobernador de Illinois que firmó una ley para redefinir el matrimonio al incluir a las parejas del mismo sexo.

“Yo no busco entrar en controversia y no me entusiasma ser parte de una”, dijo en ese momento. “Pero he pensado y rezado bastante sobre este asunto, lo que me ha llevado a la convicción de que Dios me está invitando para hablar y llevar a cabo estas oraciones.”

Paprocki ha denunciado a los activistas transgénero que quieren cambiar el “sentido común”. Él ha pedido que las personas respetan las enseñanzas “claras” de la Iglesia Católica sobre la sexualidad humana y de género en el uso de instalaciones Diocesanas. Paprocki también ha trabajado para mantener la identidad e integridad de las Escuelas Católicas en la Diócesis de Springfield, garantizando que a los niños se les enseña la fe Católica, independientemente de los estilos de vida de sus padres.

“… Los católicos tienen libertad de elección: si persisten en la actividad sexual fuera del matrimonio válido, deben abstenerse de tomar la Santa Comunión; si desean recibir la Santa Comunión, deben abstenerse de la actividad sexual fuera del matrimonio válido”, concluyó Paprocki. “Esto último puede parecer imposible para aquellos sumergidos en nuestra cultura saturada de sexo, pero con Dios, todo es posible “(Mateo 19, 26).

Claire Chretien

[Traducido por Alberto Guzmán. Artículo original.]




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

“Que se ponga fin a la confusión”: oremos y ayunemos por el papa Francisco

El obispo Atanasio Schneider de Kazajstán ha emitido una llamada urgente...

Últimos Artículos