Solemnidad de Santa María Madre de Dios: 1 de Enero. El primer día del año civil para los
católicos es Fiesta Mariana, Día de Precepto y oportunidad única de hacer propósitos realizables en el nuevo año poniéndolos bajo el amparo de la Virgen.
Desde el siglo IV se celebra la liturgia de la Maternidad Divina de María en Roma. En el año 431 el hereje Nestorio afirmó que María no era Madre de Dios, y lo hizo con argumentos filosóficos. Como inmediata respuesta el Concilio de Éfeso proclamó que si es Madre de Dios, sencillamente porque Cristo es Dios. El pueblo fue componiendo la oración del Avemaría, cuya segunda parte empieza con
“Santa María Madre de Dios…”
En el rezo del Santo Rosario, al finalizar los misterios y antes de las letanías, es costumbre rezar cuatro avemarías que se diferencian sólo en el inicio:

Dios te salve María, Hija de Dios Padre
Dios te salve María, Madre de Dios Hijo
Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo
Dios te salve María, Sagrario de la Santísima Trinidad

          La Virgen María, como Madre de Dios, lo que más nos pide a nosotros los hombres es que
luchemos contra el pecado que es ofensa a Dios. Sus mensajes en Fátima fueron muy profundos
pidiendo la conversión. Por eso la mejor manera de vivir la devoción a la Virgen María es comenzando
con una buena confesión de nuestros pecados, y ese sería el mejor regalo de año nuevo para nuestra
Madre del Cielo.

          SANTA MARÍA MADRE DE DIOS, RUEGA POR NOSOTROS PECADORES

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".