ADELANTE LA FE

Los nuevos miembros de la Pontificia Academia para la Vida

Entre los designados se incluyó a un pastor anglicano favorable al aborto. Otra decisión desafortunada del papa.

“El Osservatore Romano” ha publicado la noticia. Y surge también ya de la página web del Vaticano. El filósofo y presbítero anglicano Nigel Biggar, nuevo miembro de la Pontificia Academia para la Vida, por nombramiento papal, es partidario de permitir el aborto antes de la 18ª semana de gestación.

Nigel Biggar figura entre las novedades en la lista de miembros de la Pontificia Academia para la Vida que hizo pública la Santa Sede.

En 2011 Biggar mantuvo un diálogo con su colega filósofo Peter Singer. Según la revista Standpoint, Biggar dijo:

«Estaría inclinado a trazar la línea para permitir el aborto en la 18ª semana después de la concepción, que es aproximadamente la primera vez en que hay evidencia de actividad cerebral y, por tanto, de conciencia».

Y añadió:

«No está claro que un feto humano sea el mismo tipo de cosa que un adulto o un ser humano maduro, de forma que merezca el mismo tratamiento. Entonces la cuestión es dónde trazamos la línea, y no hay una razón absolutamente convincente para situarla en un lugar o en otro».

En un mismo sentido se pronunció un año después durante una conferencia en la Mayo Clinic de Minnesota (EE.UU). Allí aseguró que no se puede afirmar que todo aborto sea un crimen.

Nigel Biggar es presbítero anglicano y Profesor de Teología Moral y Pastoral en la Universidad de Oxford. Es director del McDonald Centre for Theology, Ethics & Public Life.

Se trata de un nombramiento insólito para la Academia Pro Vita fundada por San Juan Pablo II. Diría que hasta parece una provocación, un revulsivo para los provida.

Sabemos ya del gran malestar que el mismo ha ocasionado en otros distunguidos miembros de la Academia, nuevos y removidos, e ignoramos si ante el mismo todos los demás nominados actuales aceptarán su cargo.

Cuando Biggar afirma que hasta las 18 semanas de gestación el aborto no sería un acto moralmente reprobable porque no está aun desarrollado en el feto el sistema nervioso, bastaría recordarle que con su peregrina tesis, podría darse muerte a cualquier persona nacida que por tener graves problemas neurológicos no sintiera cuando se la elimina, ignorando la connatural dignidad de todo ser humano, aún más tratándose de un indefenso enfermo o grave discapacitado mental.

Que diferencia tiene el comentario de Biggal con los nazis partidarios de la eugenesia?

Lamentablemente seguimos viendo decisiones del papa ya no opinables sino sinceramente erróneas.

Que agrega esta designación en la Academia? La de una persona que no es partidaria de la defensa de la vida desde el momento de la concepción, como indica claramente la ciencia que estamos ante un nuevo ser humano? Absolutamente nada. Le da tribuna a un claro enemigo del derecho humano a la vida.

Carlos Alvarez Cozzi

Carlos Álvarez Cozzi

Jurista y catedrático universitario uruguayo. Experto en Derecho Privado, Derecho Internacional Privado y Bioderecho.