fbpx

Pecknold: «La situación en Alemania está llegando a un punto crítico en el pontificado del Papa Francisco»

(Blog de Sabino Paciolla – 10 de abril de 2021) “Una cuestión más complicada que ha suscitado un intenso debate entre los expertos es si el Papa Francisco tiene la principal responsabilidad en la crisis de Alemania que ante sus ojos ha pasado al centro de la escena. Están en cuestión los esfuerzos de Francisco para promover la sinodalidad, con la posibilidad de una mayor autonomía para las conferencias episcopales nacionales que quieren modificar la disciplina y la doctrina de la Iglesia.”

Artículo de Joan Frawley Desmond, publicado en el National Catholic Register, traducido por mí.

El programa bienal de reforma de la Iglesia Católica en Alemania, que ha puesto en discusión las enseñanzas consolidadas sobre la fe y la moral, ha llevado al Papa Francisco y a los funcionarios del Vaticano a tomar medidas cada vez más urgentes para evitar la posibilidad de un cisma formal.
Del otro lado del Atlántico, los obispos estadounidenses permanecieron en gran medida en silencio sobre el programa de reforma alemán, llamado “Camino Sinodal”. Pero los académicos católicos de aquí han dejado clara su ansiedad en una entrevista con el National Catholic Register (Register). Han reclamado una ulterior actuación del Papa Francisco, han señalado los signos según los cuales la abierta disidencia se está difundiendo en Europa y han dejado en evidencia las decisiones de Roma y Alemania que han sentado las bases para el Camino Sinodal.

“La situación en Alemania está llegando a un punto crítico en el pontificado del Papa Francisco” dijo Chad Pecknold, profesor de Teología de la Historia y Sistemática en la Escuela de Teología y Estudios Religiosos de la Catholic University of America (CUA).

“El Papa es un instrumento de unidad, y bajo su mirada estamos viendo manifestaciones de disidencia por parte de los obispos alemanes que son comparables a las que hemos visto en la Alemania del siglo XVI”, añadió Pecknold. «El Camino Sinodal ha sido circunscripto por el Vaticano a cada paso, y Alemania no parece ceder un centímetro a Roma”.

Los pasos más significativos de la Santa Sede, señalaron Pecknold y otros, le siguieron a la decisión de los obispos alemanes en el 2019 de avanzar en el Camino Sinodal, un esfuerzo inicialmente estimulado por las revelaciones de abusos sexuales de sacerdotes y de encubrimientos episcopales. Sin embargo, tan pronto como el impulso del cambio cobró fuerza, la atención se desplazó a una lista de propuestas de reformas «vinculantes» que, de ser aprobadas por los obispos alemanes, contradecirían la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad, el ecumenismo, el orden de la iglesia y la ordenación sacerdotal de las mujeres. Este rumbo de la Iglesia en Alemania podría llevar al cisma con Roma, afirmaron teólogos contactados por Register.

Profundamente preocupado por este cambio de rumbos, el Papa Francisco escribió en junio de 2019 una fuerte carta de advertencia a la Iglesia alemana advirtiendo que si seguían por ese camino su planteamiento tendría como resultado “multiplicar y alimentar los males que quería superar.”
En septiembre del 2019, el Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, escribió al Cardenal Reinhard Marx, entonces presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, para informarle que la evaluación jurídica del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos sobre el proyecto del estatuto de la Asamblea Sinodal había determinado que los actos no tenían autoridad vinculante. El Cardenal Marx señaló que la asamblea había procedido según lo previsto. Otras advertencias posteriores del Vaticano fueron igualmente ignoradas.

 

Acontecimientos recientes

Posteriormente, el 15 de marzo, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) emitió un responsum en el que aclaraba la enseñanza de la Iglesia sobre las uniones entre personas del mismo sexo y prohibía a los sacerdotes bendecir dichas uniones. La sentencia y la nota que la acompaña fueron aprobadas para su publicación por el Papa Francisco y firmadas por el Cardenal Luis Ladaria, Prefecto de la CDF.

Ampliamente interpretada como un intento de controlar el programa de reformas de Alemania, la directiva motivó a varios líderes de la Iglesia en toda Europa a cuestionar la aclaración de la CDF. La más importante de estas voces es la del Cardenal Christoph Schönborn de Viena, miembro del “consejo de cardenales” del Papa Francisco y de la CDF, y editor general del Catecismo de la Iglesia Católica en el Pontificado del Papa San Juan Pablo II.

Al mismo tiempo, la publicación el mes pasado del “Texto Fundamental», el documento que orienta las deliberaciones en Alemania, ha causado aún más ansiedad, ya que los autores del documento afirman que «no existe una única verdad del mundo religioso, moral y político, ni ninguna forma de pensamiento que pueda reivindicar la máxima autoridad».

Reaccionando al lenguaje del “Texto Fundamental”, George Weigel concluyó que la asamblea había llegado al punto de «apostasía” y, en una columna publicada el mes pasado, exhortó a Francisco a contener el daño.

Al igual que Weigel, la mayoría de los eruditos católicos contactados por Register cuestionaron la sabiduría del Vaticano al permitir que el Camino Sinodal se desarrollara hasta su conclusión antes de que fueran adoptadas nuevas medidas. Pero no están de acuerdo en que Francisco deba responder directamente o permitir a los prefectos clave del Vaticano actuar por cuenta propia.
“La unidad de la Iglesia está en juego”, dijo el P. Goran Jovicic, teólogo húngaro-croata y abogado canónico del Seminario de San Patricio en Menlo Park, California.

“El Papa debería empeñarse en el diálogo, pero también invitarlos a profesar públicamente la fe católica, porque ya han hecho declaraciones públicas”, dijo el P. Jovicic, que estudió en Viena y enseñó durante un breve período en la Universidad de Erfurt (Alemania).

Si el Vaticano no actúa rápidamente -incluso hasta el punto de ordenar a los obispos de manera franca que se “retracten”, dijo- el ejemplo de los alemanes “podría constituir una invitación otros países a unirse a sus esfuerzos.”

“Hemos aprendido de la Reforma Protestante” como un movimiento cismático puede ganar adeptos, añadió, y recordando la transmisión de las “95 tesis” de Martín Lutero en el siglo XVI a través de su publicación en lengua vernácula. Y, hoy en día, los medios sociales ya han facilitado la difusión de la disidencia teológica “aún más rápidamente”.

 

El impulso sinodal del Papa

Una cuestión más complicada que ha suscitado un intenso debate entre estos expertos es si el Papa Francisco es el principal responsable de la crisis en Alemania que se ha desplazado al centro de la escena bajo su mirada. Están en juego los esfuerzos de Francisco para promover la sinodalidad, con la posibilidad de una mayor autonomía para las conferencias episcopales nacionales que quieren cambiar la disciplina y la doctrina de la Iglesia.
“La tendencia del episcopado alemán a pensar por sí mismo, así como a actuar con una noción peligrosamente excesiva de autonomía respecto a Roma, es muy anterior al pontificado de Francisco”, dijo a Register E. Christian Brugger, profesor de teología moral en el Seminario Regional de San Vicente de Paúl en Boynton Beach, Florida.

“Pero el insistente estímulo del Papa a la ‘sinodalidad’ sin duda ha suministrado una protección a los alemanes para hacer pública y llevar más lejos su disidencia”, añadió Brugger.

Sin embargo, Russell Shaw, autor más recientemente, de Eight Popes and the Crisis of Modernity (Ocho Papas y la Crisis de la Modernidad, ndr), señaló que los predecesores de Francisco son los responsables del nombramiento del Cardenal Marx y de otros altos prelados alemanes. Por lo tanto, un historial completo de la crisis, dijo, requiere una revisión histórica de los prefectos vaticanos relevantes de la Congregación para los Obispos, de los obispos alemanes nombrados en la congregación y de los nuncios apostólicos que contribuyeron a formar el liderazgo actual de la Iglesia.
Al mismo tiempo, Pecknold, de la CUA, percibió un aspecto positivo en el tumulto que sacude a la Iglesia.

“La sinodalidad, de alguna manera, ha sido clarificadora”, observó, porque ha expuesto “dónde están las verdaderas divisiones”.

“Bajo Juan Pablo y el Papa Benedicto XVI, hubo un intento de centralizar y asegurar la Iglesia después de toda la conmoción del Concilio [Vaticano II]. Ahora Francisco dio mucho espacio a la sinodalidad, y lo que se descubre es que los verdaderos puntos de vista de la gente salen a la luz, lo que significa que es posible abordarlos y tratarlos”.

El P. Emery de Gaál, presidente y profesor en los departamentos de Teología Dogmática y Pre-Teología de la Universidad de Santa María del Lago/Mundelein Seminary en la Archidiócesis de Chicago, es un sacerdote húngaro incardinado en la diócesis de Eichstätt, Alemania. Planteó una cuestión adicional sobre las tendencias ideológicas en el Occidente posmoderno que han contribuido a replantear las expectativas del Camino Sinodal.
“Durante y después de la Reforma los sínodos locales organizados por San Carlos Borromeo y otros obispos revitalizaron la Iglesia católica”, dijo el padre de Gaál a Register. Pero en un contexto “postmoderno», sería mucho más difícil conseguir ese “resultado positivo.”

En Alemania, dijo, el impulso para reformar la enseñanza y la práctica de la Iglesia ha sido modelada por ideologías seculares que cuestionan la realidad misma de la verdad y reformulan la tradición apostólica de la Iglesia como un sistema opresivo que privilegia injustamente a una jerarquía y un clero exclusivamente masculinos. En este contexto, la Sagrada Escritura y la continuidad de la Tradición quedan “supeditadas al proceso” del Camino Sinodal, que se propone generar su propia verdad vinculante.

En cuanto a los documentos de trabajo que guían las deliberaciones en Alemania, el P. de Gaál señaló que los mismos reflejan la amplia disminución de la aceptación de la enseñanza de la Iglesia sobre los sacramentos, en particular sobre cómo la gracia perfecciona la naturaleza.

Muchos católicos modernos creen que “no hay diferencia cualitativa entre la naturaleza y la gracia”. Y eso significa que los sacramentos simplemente confirman la bondad intrínseca que ya poseemos; no nos cambian ontológicamente (en nuestro ser)”, dijo.

Del mismo modo, agregó, los documentos de trabajo marcan el declive de la fe en la propia realidad del pecado, “a nivel personal”. Algunos católicos ahora desafían abiertamente esta enseñanza central, y su objetivo principal se ha convertido en “la eliminación del pecado social.”
Las prácticas administrativas de Alemania

El Padre de Gaál pasó a considerar cómo las prácticas administrativas adoptadas por la Iglesia en Alemania prepararon el terreno para el Camino Sinodal.

La Iglesia es la más rica del mundo gracias a la Kirchensteuer nacional, el sistema fiscal de la Iglesia que financia a las diócesis locales. En el 2017 recibió 6.000 millones de euros (7.200 millones de dólares) a través de este sistema, aunque una parte significativa de este dinero se utiliza para apoyar a las instituciones católicas y de beneficencia en el mundo en desarrollo.

En la década de los noventa, dijo el padre de Gaál, los obispos alemanes empezaron a contratar empresas consultoras para reorganizar sus diócesis, y las oficinas de la Iglesia se simplificaron, racionalizaron, con mejores resultados. La escala salarial del clero diocesano y de los empleados laicos suele coincidir con la de los funcionarios públicos y otros empleados gubernamentales, señaló, pero “se ha perdido el celo por la evangelización”.

El Papa Francisco, en su carta de junio de 2019 a los obispos del país, se refirió a la fuerte disminución de la asistencia a la iglesia en Alemania y describió la “evangelización” como el “criterio orientador por excelencia, sobre la base del cual podemos reconocer todos los pasos que estamos llamados a dar como comunidad eclesial.”

Pecknold, de la CUA, profundizó el problema planteado por una burocracia grande y poderosa de la Iglesia.

“En Alemania y Austria, donde hay un impuesto estatal que va directamente a las iglesias”, la iglesia institucional “empieza a comportarse como si representara a una clase, en lugar de los intereses de la iglesia”, dijo Pecknold. “Es una clase de élite que es rica y tiene ciertas demandas socialmente progresistas que quiere satisfacer. Los obispos se sienten en deuda con esa clase”.
“Es irónico”, añadió, “que esté ocurriendo bajo un Papa que quiere ser un Papa para los pobres”.

 

¿Corrección fraterna?

Mientras Francisco sopesa su próxima jugada, los mismos expertos creen aquí que los obispos de Occidente también podrían desempeñar un papel de apoyo ofreciendo una corrección fraternal a sus hermanos alemanes. Hasta ahora, el arzobispo de Denver Samuel Aquila parece ser el único obispo estadounidense que ha expresado públicamente su “disgusto” con la agenda de los obispos alemanes, aparte del cardenal Raymond Burke.” La Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos no respondió a una solicitud de comentarios sobre el camino sinodal.
Pero el P. Jovicic sugirió que los líderes de la Iglesia en todo Occidente podrían ser arrastrados por la crisis y obligados a tomar una posición.
“Al final, dependerá de cada obispo que estas ideas” se popularicen, dijo el padre Jovicic. “No veo que la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos admire este esfuerzo, pero aquí hay algunos obispos que se inclinan por esta posición. Es posible que intenten aplicar estas políticas en sus diócesis”.

L’articolo Pecknold: «La situación en Alemania está llegando a un punto crítico en el pontificado del Papa Francisco» proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

Francia: los gritos «Alá es el más grande», frenados por los gendar

Los medios internacionales no hablan de ello, pero se cometió otro...

Últimos Artículos

El Richelieu del Vaticano

En los largos coloquios que sostuve con él en...

Dios sabe sacar el bien incluso del mal

Una sentencia de antigua sabiduría popular nos anima a...