fbpx

Pontificado Bergoglio: "impresión de caos" y "autocracia" (Entrevista con R. Spaemann)

Los filósofos Robert Spaemann y Hans Joas sobre el Nuevo Pontificado:

“Uno No Puede desechar Totalmente La Impresión del Caos”

[Lo que sigue no es una traducción total sino los principales extractos de la entrevista]

Robert Spaemann and Hans Joas representan una especie de polaridad intelectual en la evaluación actual del Papa Francisco y de la Iglesia. A pesar de los contrastes entre estos dos filósofos existen paralelismos notables. Spaemann y Joas son hombres de fe y de Iglesia y han manejado las preguntas profesionalmente. Volker Resing [Editor en Jefe de Herder Korrespondenz] moderó la entrevista.

Pregunta: El Papa Francisco lleva dos años en el cargo. Una y otra vez ha sorprendido a mucha gente. Ha elevado las esperanzas de unos, pero otros se muestran bastante escépticos.  ¿Cómo evalúan Uds. el fenómeno Francisco?

Robert Spaemann: Mi percepción es ambivalente. A veces, me encanta lo que dice. Otras solamente puedo sacudir la cabeza. No calza con ninguno de los clichés que tenemos disponibles. Su piedad es muy tradicional. Habla mucho de la Sagrada Familia, nos advierte una y otra vez contra el demonio – y esto en forma muy concreta.

No hemos oído nada igual por muchos años. Por ejemplo dice: “Si habéis espantado al demonio, estad atentos, vuelve y al principio parece muy inocente”. Habla como un obispo Latino-Americano enraizado en la piedad de su pueblo.

Por otra parte, en mi opinión su culto a la espontaneidad no ayuda. En el Vaticano algunos ya suspiran: ‘ Hoy ya tiene una idea diferente a la de ayer’ Uno no puede desechar totalmente la impresión del caos. Y es irritante su preparación del Sínodo.

La intención sería que dos partidos se encontraran en el Sínodo, en el cual el Papa actuaría como líder y moderador. No obstante toma partido al favorecer de antemano la posición del Cardenal Kasper; excluye al Instituto Juan Pablo II de Estudios de la Familia, de consultas presinodales, e intenta, con la ayuda de presiones explícitas, influenciar dichas consultas.

Pregunta: ¿Cómo ve Ud. la situación el Papa Emérito Benedicto XVI?

Spaemann: Hay también un aspecto problemático. El Papa Francisco siempre enfatiza su estrecho vínculo con el Papa Benedicto. En cierta forma ciertamente existe. A pesar de que personalmente no siempre vi la sabiduría de algunas de las decisiones de Benedicto sobre el personal que escogió, me pregunto por que echa del Vaticano tanta gente traída por Benedicto.

Pregunta: ¿Qué considera Ud. como especialmente problemático con respecto al Papa Francisco?

Spaemann: Tomemos las recientes elecciones de nuevos cardenales. Han entrado en el gobierno de la iglesia obispos completamente desconocidos que en ocasiones solo cuentan con 15,000 católicos en sus diócesis. Sin embargo, obispos con diócesis mayores fueron pasados por alto, aun cuando alguien debe haber visto en ellos alguna cualidad extraordinaria si fueron elegidos para ser arzobispos. ¿Por qué entonces no fueron ascendidos? Me pregunto:

¿Cuál será el resultado final excepto un gesto simbólico y pasajero? El próximo Sínodo tendrá que ser especialmente descriptivo de las intenciones del Santo Padre.

Hans Joas: El mayor peligro es sin embargo- y aquí concordamos- que a través de esta dinámica que [el Papa Francisco] promueve, pudiera desencadenar conflictos masivos y fuerzas centrífugas nocivas que pudieran poner en peligro a la Iglesia toda. La analogía con Mikhail Gorbachev salta a la mente- con todas sus diferencias: Viene un reformador desde arriba y los cambios hacen tambalearse todo el edificio. Esto debe evitarse a toda costa.

Spaemann: Con referencia a re-autorizar la antigua liturgia, el Papa Benedicto siempre me dijo: Una reforma litúrgica no puede, como en el caso de Pablo VI, venir de arriba tiene que crecer desde abajo. Solo así pueden evitarse conflictos como los entablados con la Fraternidad Pía [la Sociedad de San Pío X] a continuación del Segundo Concilio Vaticano.

Pregunta: Profesor Spaemann como respondió Ud a la primera aparición del Papa Francisco[en el balcón, tras su elección ]

Spaemann: Pensé Oh Dios mío ¿es esto necesario?

Pregunta: Desde su punto de vista. ¿El Pontificado sufre con el así llamado, estilo Bergoglio o por el contrario amplía las posibilidades de actuar?

Spaemann: Difícil de decir hasta este momento. Tal vez no viva suficiente para ver los efectos del mismo. Se verá a la larga. Puede ser que el estilo Francisco sea percibido como un nuevo comienzo o como un fracaso. Siempre intento buscar un standar para medir a través de la lectura de los Evangelios y las Cartas de los Apóstoles. San Pablo siempre dijo que vendrán maestros que dirán cosas que suenen bellas a los oídos y que las gentes los seguirán. Pero vosotros dice Pablo a Timoteo, no os confundáis, transmitid el tesoro que habéis recibido en forma genuina y sin recortes.

Pregunta: ¿Pero entonces no cabe proponer la conclusión opuesta de que si encuentro muchos seguidores es señal de que ya estoy en el camino errado?

Spaemann: No ciertamente, pero tampoco es prueba en contrario.

Pregunta: El escritor Martín Mosebach dice que los Papas no deben tener carisma personal. Existe una buena división de [funciones]. En el Cristianismo las figuras carismáticas no precisan por así decirlo, un cargo.

Joas: El Papa Francisco puede permitirse una utilización mas laxa del oficio Papal, especialmente porque tiene carisma personal. El carisma del cargo, está siendo modificado por el carisma personal.

Pregunta: Pero, ¿Que se sigue de esta actitud Papal? Francisco una vez formuló en una cita que nos advierte contra un Cristianismo de ideas y pide un Cristianismo de hechos. Cómo valora Ud. esta cita?

Spaemann: Francisco divide las dos áreas que tiene la iglesia: teología y práctica. Y quiere separarlas. Considero esta formulación como poco coherente. Ambas tienen que encontrarse.

Los teólogos que hagan su trabajo, pero a los pastores que no hagan mucho caso de ellos. Me parece que no lee mucho sobre y que no le interesa gran cosa la teología. En mi opinión ambas tienen que estar unidas. La teología se convierte en abstracta y carente de vida si la experiencia pastoral no fluye hasta ella. Pero vice-versa, el cuidado pastoral también se halla vacío y no sabe que enseñar si carece de una base teológica.

Pregunta: Una y otra vez Francisco torna a los Evangelios, yendo al grano como él dice. No es la enseñanza de la Iglesia lo que debe ocupar el centro sino el mensaje liberador y amoroso de Cristo. ¿Correcto?

Spaemann: El mensaje existe tan solo en la interpretación. Cualquiera que lea los Evangelios los interpreta. Tan solo hay unas pocas frases donde la respuesta es sí o no. Por ejemplo la cuestión de si Cristo resucitó o no de entre los muertos solo admite una respuesta sí o no, no caben términos medios.

Joas: ¡Bueno, bueno no tanto! Hay mucho mas que decir. Puede decirse mucho mas que un simple si o no. ¿Qué significa la resurrección? Por ejemplo: ¿Significa una vuelta a la vida biológica? ¿Qué entendemos por resurrección?

Spaemann: Por supuesto que no significa un retorno a la vida biológica y por tanto mortal pero tampoco se trata de una simple visión por los discípulos de un espíritu, como dijo El Resucitado, sino de un cuerpo transfigurado con el cual si El quiere puede comer con sus discípulos. La tumba vacía, sin que nadie hubiese sustraído el cuerpo, eso fue lo que los Aeropagitas no querían oír y es lo que algunos católicos hoy en día tampoco quieren oír, pues consideran que son mentiras piadosas.

Pero la enseñanza del Catecismo no es ambigua: Jesús no solo proclama al Dios de amor. Anuncia que El mismo será Juez de vivos y muertos. Los unos serán recibidos en su reino, los otros condenados. Los sermones de Jesús están llenos de advertencias. ¿Queremos hacer caso omiso de ellas? ¿Significa esto no tomar en cuenta los signos de los tiempos?

Pregunta: Hemos mencionado el pontificado de Beneficto XVI. Ustedes lo han acompañado y observado en diferentes maneras. ¿Como valoran los años del Papa alemán? ¿Qué logró, cuales fueron sus puntos flacos?

Spaemann: Ah, es tan difícil comparar estos dos pontificados y sopesarlos uno contra otro. Hay una libertad espiritual que Benedicto trajo a la Iglesia. Especialmente a través de sus escritos, Benedicto intentó explicar los Evangelios con un enfoque actual, sin adaptarlos, pero en forma que puedan ser entendidos por el hombre contemporáneo. En esto ha hecho una contribución enorme. Podría decirse que lo que Francisco ha hecho bien en la práctica es lo que Benedicto ha dicho con palabras. Veo en esto una continuidad a pesar de que son personalidades completamente opuestas. Pero así es la Iglesia y ello es lo que la ha hecho como es.

Pregunta: Personalmente, ¿qué considera usted que fue lo mas importante del pontificando de Benedicto XVI?

Spaemann: Tengo en alta estima el hecho de que removió algunas graves injusticias en el tema de la liturgia. Ha tratado de integrar a la Iglesia el potencial espiritual de las personas que gustan de asistir a la misa antigua. Es un gran logro. Francisco a veces desprecia a los amigos de la misa antigua. Lo considero hiriente. No obstante Bergoglio en Buenos Aires una semana después de ser publicado Summorum Pontificorum les dio una iglesia importante a los seguidores de la misa antigua. [NOTA DE RORATE: Esto es incorrecto. Como informamos en ese momento, se ofreció una misa híbrida una vez al mes y dado el natural rechazo de los católicos tradicionales fue descontinuada rápidamente. Ninguna misa tradicional dicha por sacerdotes diocesanos fue ofrecida en el territorio de la Archidiócesis de Buenos Aires y actualmente sólo son ofrecidas por la Sociedad de San Pío X que recientemente fue reconocida en alguna forma.]

Pregunta: Retornemos del Papado al Vaticano. El Papa Francisco ha tomado sobre sí la misión de reformar la burocracia curial. Considera al clericalismo como uno de los grandes males, la auto referencia del liderazgo sacerdotal. ¿Como lo ve usted?

Spaemann: El Papa Beneficto fue ciertamente uno de los críticos mas acerbos del papalismo. Francisco como jesuita enfatiza por todos los medios la posición prominente del Papa. En esto fue muy claro durante su alocución a la curia. El Papa tiene poder definitorio irrestricto y jurisdicción total, algo que la iglesia ortodoxa absolutamente rechaza. Francisco enfatiza que él puede intervenir directamente en todas las diócesis del mundo. Si Benedicto hubiese dicho algo similar hubiera habido un escándalo. Pero con Francisco los poderes papales de nuevo se enfatizan muy fuertemente. Y ningún periódico protesta.

Pregunta: El fuerte enfoque sinodal de Francisco, ya empezado por Benedicto, ¿es el camino correcto?

Spaemann: Aun no puedo valorarlo. Cuando la práctica se distancia tanto de la doctrina algo tiene que acontecer. Puede ser también que esta idea sinodal y el Sínodo que se avecina puedan unirlas. Para ello los obispos tienen que hablar abiertamente. No se conseguirá nada si los obispos son meramente autorizados a decir lo que le plazca a Roma. Un verdadero diálogo es necesario. El que haya habido una explosión en el Sínodo reciente no me molesta. Tiene que ser así. Pero a fin de cuentas el resultado será la cuestión a considerar. ¿La división en la Iglesia se hará mayor o será posible acercar a las facciones opuestas? El Sínodo sirve para juntar a todos, ello es un buen concepto, pero tan solo si el Papa deja de ser moderador y partidario al mismo tiempo.

Joas: Con respecto a los cambios en el Vaticano me pareció problemática la humillación pública de sus empleados en el discurso Papal antes de Navidad. Una crítica de ese tenor debe hacerse o en privado o con la posibilidad de expresar desacuerdo. Humillar las personas públicamente es autocrático en el sentido negativo.

Spaemann: Este Papa es uno de los más autocráticos que hemos tenido en un largo rato.[…]

Pregunta: Volviendo a la curia. Esta especie de Corte Papal que se ha formado en el Vaticano, ¿Es un síntoma de enfermedad eclesial tal como lo dice Francisco?

Spaemann: No puedo juzgarlo en forma concluyente y definitiva. Con respecto al clericalismo pienso que lamentamos mas los fracasos del siglo 19 que los actuales. Hoy día hay mucho menos peligro de que el clero se eleve a si mismo que peligro de que no haya respeto a – o tal vez un rechazo agresivo- a la forma de vida sacerdotal o espiritual. Clericalismo significa una posición exageradamente dominante del clero. Eso está mal pero sí debe suponerse la necesidad de una autoridad espiritual: el pastor tiene autoridad, después el obispo y el Papa en todo caso.

Pregunta: ¿Tiene el clero una posición que es demasiado fuerte respecto a los laicos?

Spaemann: No, no lo es hoy en día. Tal vez ello fuera el caso en el pasado. Y donde aún fuere el caso ya comienza a cambiar. […]

Pregunta: Cuando manejamos el tema de los divorciados vueltos a casar, nos enfrentamos a una práctica completamente heterodoxa en el seno mundial de la Iglesia. ¿Puede quedar así ahora que en la Iglesia existen diferentes maneras de tratar este asunto?

Spaemann: No, no puede ser que una diócesis lo maneje en forma diferente a otra. Cada obispo tiene autoridad en su diócesis. Una verdadera autoridad, de por ejemplo, una Conferencia Episcopal no existe. Es preciso encontrar soluciones unificadas. Y las cosas tienen que calzar unas con otras. No se puede hablar por una parte de la indisolubilidad del matrimonio y de que las relaciones extra matrimoniales son pecaminosas y por otra darle la bendición de la iglesia a una nueva comunidad de lecho.

Pregunta: ¿Cree usted que debe haber un cambio en la moral sexual católica?

Spaemann: Decir cambio es decir demasiado. Pero es preciso transmitir esta enseñanza en una forma fundamentalmente diferente. Si la adaptación al ‘sistema moderno de vida’ fuese el camino a seguir entonces el Protestantismo, que sigue este camino, debería perder menos fieles que la iglesia pero este no es el caso. La aceptación de que el matrimonio es verdaderamente indisoluble debería ser condición previa para admitir a alguien al Sacramento del Matrimonio. Solamente en esta forma un matrimonio puede experimentar la felicidad que se une a tener conciencia de que este vínculo ha sido escrito en las estrellas de donde nadie puede bajarlo.

Pregunta: ¿Las relaciones sexuales extra maritales son pecado grave?

Spaemann: Eso dicen los Evangelios. Son palabras de Jesús. La gente dice que esto es muy difícil para las personas de hoy en día. Sí, también lo fueron en tiempos de Jesús. Cuando Jesús dijo que el matrimonio no puede ser disuelto la reacción de los discípulos no fue entusiasta; todo lo contrario se mostraron sorprendidos y preguntaron quién entonces querría casarse. Sufrieron un ‘shock’ igual que las gentes de hoy.

[…]

[Artículo original, Traducido por Vox Popului, Versión original en alemán. Herder Korrespondenz Spezial, número n.1/2015. Traducción original de Rorate de los párrafos más relevantes por el Dr. Maike Hickson]




RORATE CÆLI
RORATE CÆLIhttp://rorate-caeli.blogspot.com/
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos

Del mismo autor

Últimos Artículos