Si no eres Tradicionalista ¿te odio?

Traducimos a continuación unos comentarios de Michael Matt advirtiendo contra la tentación del celo amargo dentro de nuestras filas, contra la anatemización de todo aquel que incluso si mantiene una buena línea no se comporta en todo como nosotros pensamos debiera.

***

-El siguiente comentario dice: «Acuérdense por favor de los que somos tradicionalistas pero no tenemos otra opción que asistir a misas Novus Ordo. Hay, además, excelentes sacerdotes que dicen la Misa de una forma muy conservadora». ¿Qué nos puede decir?

Michael Matt: Espero que quienes ven nuestro programa, leen nuestro periódico y llevan un tiempo siguiéndonos entiendan hasta qué punto aprecio y amo la Misa de siempre. Algunos de mis amigos más rabiosamente tradicionalistas piensan que soy demasiado blando, pero no me importa. A mí no me importa que digan: «Michael Matt es demasiado cordial. Entre nuestros televidentes hay protestantes con los que converso gustosamente; me gusta hablar con ellos.

Al cabo de un tiempo uno se harta de hablar con personas que siempre asienten a todo lo que dices. Es muy aburrido. Así no se avanza. Es como dirigir la homilía al coro. No me importa hablar con protestantes, desde luego que no, y lo hago constantemente. Acabo de pasarme un fin de semana hablando con un protestante, y ha sido un fin de semana estupendo, tengo que decirlo; han hecho un programa con ello. Apologética, claro. Y nos llevamos bien, tratamos de entender las cosas. Si puedo decir eso de los protestantes, sin ninguna duda  creo que todos estamos llamados a… no digo que sea un dechado de virtudes; a todos los católicos nos pide Dios que tengamos caridad a todas las personas que en este momento quieren saber lo que tienen que hacer. La gente está perdiendo a sus hijos, a su familia, perdiendo la fe, ya están perdiendo a su patria… La situación es caótica.

Así que, si la postura del católico tradicional consiste en anatematizar a todo el que no esté con él, yo no quiero nada de eso. Y si eso quiere decir que después de treinta y cinco años tengo que dejar de calificarme como católico tradicionalista, lo haré sin pensármelo dos veces. ¿Entienden por dónde voy? Si se nos va a conocer por eso, por ser un montón de beatones fariseos para los que todo el que no haya visto la luz todavía es de la estirpe de Satanás… Por supuesto que no.

Hay muchos católicos de mentalidad tradicional que leen nuestro periódico y ven nuestro programa, y espero y ruego a Dios que me hayan entendido. Todos formamos un frente común. Por eso llamo a unirse a todas las facciones. Yo no voy ni iré nunca a la Misa Novus Ordo. He adoptado una postura firme. Pero si alguien vive donde el Diablo perdió el poncho y no tiene acceso a la Misa Tradicional, y tiene a su disposición a un sacerdote como el jesuita P. Vincent Maceli, que fue un buen ejemplo para mí, al que conocía el principio, amigo de mi padre, que sólo decía la Misa Novus Ordo… Así era entonces, aunque al final de su vida no decía otra que la tradicional. Pero una cosa es segura: este enérgico jesuita italiano al que cuando lo conocí decía la Misa nueva, yo tendría unos treinta años, y tuvo un gran impacto en los que íbamos al Christendom College. Y sin embargo decía la Misa nueva.

¿Qué me dicen de esto? ¿Y por qué? Porque era tradicionalista de corazón y hacía lo que debía, y no le gustaba la Misa nueva, pero esa era su situación entonces. La decía de la forma más tradicionalista posible. Avanzaba hacia la Tradición. Creo que esa sería en general mi respuesta si me preguntaran en que dirección van. Hay otro cura al que no voy a nombrar, pero en otra diócesis otro sacerdote hablándole a un joven que le pregunta dónde puede ir a Misa, y si puede ir a la FSSPX, y de pronto se vuelve a todos les presentes y les dice: «Si quieren ir a la Fraternidad San Pío X me parece muy bien». No es la primera vez que lo decimos. Esa guerra ya acabó. Si no pueden ir a la Misa Tradicional en la Fraternidad San Pedro, vayan a San Pío X, cuenten con mi bendición.

–Y hay diócesis que son birrituales.

– Sí. Pero yo creo que esos sacerdotes están en la vanguardia, están luchando como nadie, y tengo la bendición de ser amigo de muchos de ellos. No los miro con malos ojos, pero tampoco voy a la Misa Novus Ordo. Y ellos lo saben. Pero entre todos libramos la misma batalla, y avanzan hacia la Tradición. Es cuestión de caridad, de una caridad elemental. No juzguemos, no condenemos, no anatematicemos a los que todavía no se han incorporado del todo.



(Traducido por Bruno de la Inmaculada)

Michael Matt
Michael Matthttp://remnantnewspaper.com/
Director de The Remnant. Ha sido editor de “The Remnant” desde 1990. Desde 1994, ha sido director del diario. Graduado de Christendom College, Michael Matt ha escrito cientos de artículos sobre el estado de la Iglesia y el mundo moderno. Es el presentador de The Remnant Underground del Remnant Forum, Remnant TV. Ha sido Coordinador de Notre Dame de Chrétienté en París – la organización responsable del Pentecost Pilgrimage to Chartres, Francia, desde el año 2000. El señor Michael Matt ha guiado a los contingentes estadounidenses en el Peregrinaje a Chartres durante los últimos 24 años. Da conferencias en el Simposio de Verano del Foro Romano en Gardone Riviera, Italia. Es autor de Christian Fables, Legends of Christmas y Gods of Wasteland (Fifty Years of Rock n' Roll) y participa como orador en conferencias acerca de la Misa, la escolarización en el hogar, y el tema de la cultura, para grupos de católicos, en forma asidua. Reside en St. Paul, Minnesota, junto con su esposa, Carol Lynn y sus siete hijos.

Del mismo autor

El papa Francisco está, a todos los efectos, en guerra con la Iglesia

Acabamos de recibir esta nota de Damian Thompson: "Francisco pronunció ayer un...

Últimos Artículos

Democracia: resistentes y colaboracionistas

    Para quienes han sido criados en el gusto...

El eclipse de Dios y de la vergüenza personal

El eclipse de Dios en la actualidad es una...